Decreto presidencial: dejará de circular el billete de 100 bolívares

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, firmó este domingo un decreto presidencial de emergencia económica que ordena la salida de circulación del billete 100 bolívares, el de mayor valor del país en un plazo de 72 horas, para acabar con supuestas «mafias» que almacenan millones de ejemplares de ese papel en Colombia y otros países.

El líder chavista acusó a los bancos nacionales de ser «cómplices» de esta trama, que busca «desestabilizar» la economía del país y que estaría dirigida por una ONG «contratada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos». No detalló ni aportó pruebas al respecto.

El decreto presidencial, encendió las alarmas en las redes sociales del país, sumido en una grave crisis económica y que en las últimas semanas ha sufrido la falta de efectivo por la alta inflación. Además, este lunes es feriado bancario, lo que reduce el plazo a los ciudadanos.

Maduro afirmó que firmó el decreto presidencial después de que las autoridades venezolanas terminaran una larga investigación que habría descubierto miles de millones de bolívares «en poder de mafias internacionales dirigidas desde Colombia».

El mandatario afirmó que los almacenes de billetes de 100 están principalmente en ciudades colombianas como la fronteriza Cúcuta, pero también en municipios vecinos de Brasil. Por eso, ordenó «cerrar inmediatamente todas las posibilidades terrestres, aéreas y marítimas para que no regresen esos billetes que se llevaron».

El mandatario también emplazó a que se siga trabajando por vías diplomáticas para que el gobierno de Colombia prohíba la venta de bolívares a tasas mucho más elevadas de la oficial en puntos de la frontera.

Y al subrayar que «nada de esto debió de haber ocurrido», removió al presidente de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban).

La orden se da antes de que empiecen a circular en el país nuevas monedas y billetes con un valor que multiplica hasta en 200 al billete de 100. El gobierno espera que eso ocurra paulatinamente a partir del jueves con nuevas monedas de 50 y 100 y billetes de 500 bolívares, para que más adelante sigan llegando al país los de 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000.

El Banco Central de Venezuela (BCV) remarcó este domingo que, a partir de ese día, distribuirá «las especies monetarias a través de sus sedes de Caracas y Maracaibo (oeste), y mediante el sistema bancario de todo el país».

Actualmente existen en Venezuela billetes de 2, 5, 10, 20, 50 y 100 bolívares. El billete de 100 apenas permite comprar un caramelo, mientras se requieren 50 billetes de esa denominación para pagar una hamburguesa. La devaluación del bolívar y la alta inflación hizo que en las últimas semanas la falta de efectivo golpeara a los venezolanos, pues hacen falta cada vez mayor cantidad de billetes para pagar bienes, muchos en grave escasez.

A las filas en cajeros, se sumó el pasado 2 de diciembre una falla generalizada en el sistema de pago con tarjetas de débito y crédito que Maduro atribuyó a un «ataque» para provocar un colapso y por el que fueron presos seis directivos de la empresa financiera Credicard.

Politicos.com.ar