Detuvieron al hombre más buscado de Hezbollah en la Triple Frontera

La Policía Federal de Brasil detuvo esta mañana a uno de los terroristas más buscados de Hezbollah en la Triple Frontera: Assad Ahmad Barakat. La detención se produjo en horas de la madrugada de este viernes en Foz de Iguazú.

Barakat contaba con pedido de captura internacional desde agosto pasado tanto en Brasil, en Paraguay como en la Argentina, los tres países donde operaba el hombre clave de la estructura terrorista en América Latina.

Barakat era uno de los miembros de Hezbollah más buscados de América Latinapor ser considerado una pieza clave del grupo terrorista en cuestiones de financiamiento y lavado de dinero, proveniente del tráfico de drogas, entre otros ilícitos.

La fiscal General de Paraguay, Sandra Quiñonez Astigarraga, anunció la detención: «Hace momentos ha sido detenido en Brasil Assad Ahmad Barakat, sobre quien pesa un requerimiento de extradición y captura internacional por parte del Ministerio Público de nuestro país, en la investigación impulsada por la fiscal Irma Llano y la fiscal adjunta María Teresa Aguirre«.

El ministro del Interior paraguayo, Juan Ernesto Villamayor, también destacó la captura.

Barakat es un agente clave del grupo terrorista Hezbollah y el mayor operador financiero de la organización extremista en América Latina. Si bien su base operacional eran ParaguayArgentina y Brasil -en especial, la Triple Frontera-, Barakat llegó a manejar las finanzas de la agrupación extremista en toda la región y el Caribe.

De hecho, las agencias de seguridad de Paraguay creen que fue el financista clave del ataque de Hezbollah en 1994 a la mutual judía de la AMIA , en Buenos Aires, que mató a 85 personas e hirió a más de 300.

La historia de Barakat en Latinoamérica comenzó a mediados de la década de 1980, fue allí cuando emigró del Líbano escapando de la Guerra Civil.

Fue designado como agente de alta peligrosidad por los Estados Unidos a principios de 2002 por sus operaciones en la Triple Frontera, y siempre tuvo relación directa con el más alto liderazgo de Hezbollah en Líbano.

Barakat fue acusado formalmente por Paraguay en 2001 y cumplió una condena de prisión de seis años después de que fuera arrestado en Brasil en 2002. Desde que fue liberado en 2009, nada se sabía de él.

El antecedente de la Triple Frontera

La fiscal Irma Llano -por orden de la Fiscal General del Estado Sandra Quiñones– investiga en las más altas esferas quién facilitó la naturalización del terrorista del grupo islamista Hezbollah, sindicado como el cabecilla de una red de lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

La funcionaria del Ministerio Público busca determinar quién fue el responsable de «cajonear» una resolución de la Corte Suprema de Justicia de Paraguay que ordenaba no permitir que Assaad Ahmad Barakat, de 51 años y libanés, se naturalice paraguayo.

Barakat -líder del llamado clan que lleva su nombre- está imputado por falsificación de documentos públicos y está señalado como nexo del grupo terrorista libanés en la Triple Frontera. El libanés había perdido su nacionalidad paraguaya por resolución de la Justicia, pero el aviso que debía emitirse desde la Secretaría Civil de la Corte Suprema nunca llegó al Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional donde le proveyeron su cédula y pasaporte. Sin embargo, las acusaciones son recíprocas entre ambas dependencias.

«Hay que identificar dónde estuvo la vulnerabilidad y determinar qué delitos pudieron cometerse«, señaló Llano y añadió: «Es muy llamativa la actuación de la Sala Civil de la Corte Suprema, cuyo actuario responsable en esa época era el doctor Alejandrino Cuevas. Era el responsable, no sé si penal, pero sí administrativamente«.

Llano está detrás del listado de funcionarios que debieron hacer llegar la orden del máximo tribunal de Justicia del país a la dependencia policial. Una vez que tenga los nombres en su poder los citará a prestar declaración. Por su parte, la orden dada por Quiñones a su equipo fue «investigar hasta las últimas consecuecias» para poder conocer en profundidad qué ocurrió.

Llano además indicó que hay una «auditoría en marcha ordenada por la Corte Suprema» para saber qué falló o quién colaboró con el líder clan. Barakat consiguió su carta de naturalización en 1989, pero en 2001, tras el ataque terrorista a las Torres Gemelas, quedó en la mira de la justicia por financiamiento desde la Triple Frontera del terrorismo internacional.

En aquel entonces, la Justicia paraguaya no tenía herramientas jurídicas para condenarlo por dichos actos, pero encontró un recoveco legal sentenciándolo a seis años de prisión por evasión impositiva. Al salir, se le quitó la ciudadanía y se le prohibió volver a naturalizarse. Pero alguien «olvidó» comunicar lo resuelto por la Justicia y Barakat consiguió una cédula de identificación y un pasaporte paraguayos.

«La Fiscal General del Estado está poniendo a toda la estructura del Ministerio Público a trabajar dando una lucha frontal contra la corrupción de funcionarios que apañan al crimen organizado o sus cómplices«, manifestó Llano.

El sospechoso lidera el llamado Clan Barakat que mueve sus negocios entre los tres países que conforman la Triple Frontera: Argentina, Paraguay y Brasil. Su centro de operaciones es la ex galería Page, ahora galería Uniamérica, de la paraguaya Ciudad del Este. Actualmente, por pedido de la fiscalía, se libró una orden de captura internacional contra Barakat, cuyo paradero es desconocido.

De acuerdo al informe de la Unidad de Información Financiera (UIF) de la Argentina, la familia está involucrada con «delitos de contrabando, falsificación de dinero y documentos, extorsión, tráfico de estupefacientes, tráfico de armas, lavado de activos y financiamiento del terrorismo».

En junio pasado, otro miembro de ese clan fue detenido. Se trata de Mahmoud Alí Barakat, acusado en los Estados Unidos de lavar dinero del narcotráfico. Y en agosto otro golpe tuvo lugar contra esta organización de Hezbollah en América Latina. Una serie de casinos y locales en la localidad de El Dorado fueron allanados por considerar que se dedicaban al lavado de activos provenientes de la misma actividad delictiva.

El 13 de junio de 2007, la Corte Suprema de Justicia había resuelto cesar la nacionalidad paraguaya a Barakat. Esto fue gracias al pedido de la Unidad de Ejecución del Ministerio Público, quien advirtió que el libanés fue condenado en dos causas en el país y en ese momento estaba privado de la libertad.

De acuerdo con la investigación de la Justicia argentina fue en la Triple Frontera donde terroristas de Hezbollah trazaron parte del plan para los atentados contra sedes de la comunidad judía en Buenos Aires en 1992 -Embajada de Israel- y 1994 -AMIA-

Edgardo Marano

Deja un comentario