DNU inconstitucional: Una frenada al derrapador serial

La jueza mendocina Alejandra Mauricio declaró inconstitucionales los DNU de la cuarentena: “El presidente no puede legislar en materia penal”, aseveró. Por lo cual, dispuso que no se puede detener a las personas que violen la cuarentena dictada por Alberto Fernández.

Así que el adjunto a dedo de la UBA, ominoso cultor del derrape, fue frenado en nombre de la Constitución Nacional Argentina. Como ciclista desprevenido en la Bajada del Río Pinto, solo como portador de coronavirus, viene cuesta abajo en su rodada…

¿No somos pueblo ni gente?

Mauricio explicitó detalladamente las razones de la declaración acerca de los decretos presidenciales que penalizan el incumplimiento del aislamiento. Imaginemos al Alberto, emperador de Costa Pobre, penalizando a todes (los que son y los que no son, según Kfiero, ni gente, ni pueblo). Pero no. Ningún funcionario del Poder Ejecutivo puede legislar en materia penal.

Nos lo cuenta Cristina Pérez: “A casi siete meses de la implementación del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), la jueza de Garantías de Mendoza Alejandra Mauricio declaró inconstitucionales los decretos presidenciales que castigan con sanciones penales la violación de la cuarentena”.

Decretazo anticonstitucional

La periodista entrevistó a la magistrada, quien mostró el abuso de poder de Filomeno Filminas “porque el artículo 99 inciso 3 de la Constitución le prohíbe al presidente de la República Argentina emitir decretos de necesidad y urgencia que legislen en materia penal”.

Específicamente, la jueza de garantías declaró inconstitucional el artículo 4 del DNU presidencial que prevé la detención de las personas que violen el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO). “El fallo fue dictado hace algunas semanas, pero cobró notoriedad durante los últimos días en medio de la disputa entre la Casa Rosada y la Gobernación de esa provincia”, detalla el medio colega Infobae.

Argentino: Tomá mate y avivate

Tomá para vos, las mandarinas no son naranjas y los decretos no son ley. Que el paseador de Dylan gobierne más solo que Adán en el día de la madre no le da derecho a hacer lo que quiera, ver el agua transparente de Malenita da cuenta de su miopía.

El Presidente está facultado para restringir derechos y garantías de las personas en una situación excepcional como ésta. Incluso se lo permiten algunos pactos internacionales. Pero lo que no puede es decir que el cumplimiento de estas restricciones configuran un delito del Código Penal, porque lo tiene expresamente prohibido por la Constitución Nacional. Eso es lo que yo he declarado inconstitucional. De esta manera, los primeros decretos quedan vacíos de contenido sancionatorio”, explicó Mauricio.

Dedocracia y sus derrapes

Así tenemos al Señalado, preso de su propia ignorancia, con la soberbia de no consultar al “comité de expertos” en materia legal… faltando a la ley. ¿Asombra que un presidente desconozca la Constitución de su país? ¿Indigna que la ignore, la deje de lado, la tome como letra muerta? ¿No es adjunto a una cátedra de derecho penal? ¿Qué nos sostiene sosteniendo lo insostenible?

Ni Frederic, ni el Rambo de playmóvil, nadie le avisa al Puchas. Lo dejan derrapar solo, va por el gobierno como ineficiente practicante de parkour… ni Dylan lo acompaña ni Nodio le sostiene la estantería que se desploma en sus narices. Cada cual atiende su juego y parece que la que más juega es la que se sienta a denostar Senadores. Teje su telaraña y planta distracciones para la plebe. Hasta dónde no llega el asco a nivel institucional, no se comprende.

En aras de la paz social, el miedo paraliza

Vergüenzuela, tu ruta es mi horizonte, en lugar de huir despavoridos nos dejamos llevar… cuándo va a comprenderlo la mayoría de la gente, en aras de la presunta paz social no se puede tolerar la violación a la Constitución Nacional.

Tal como es de prever, marcha tras marcha el pueblo, la gente, los ciudadanos nos encontramos cada vez más unidos en reclamos y el cartel de “Justicia” se reitera de manera vergonzante para quienes trabajan todos los días en aras de garantizarla.

Juez, levántate y anda

A diferencia de otros tiempos, los jueces de a poco se están arremangando las togas, al parecer se dieron cuenta que tienen que actuar en defensa propia, porque si no están para hacer justicia, se vacía de contenido su labor. Tras lo cual, su mera existencia puede ser fácilmente avasallada por cualquier tirano.

Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía”. Mariano Moreno.

Filomeno Filminas y su ignorancia

Mauricio recordó que en el inciso tercero de dicho artículo, que refiere a las atribuciones del Presidente, se hace la salvedad expresa de que esos decretos de necesidad y urgencia nunca pueden legislar en materia penal, tributaria y de partidos políticos.

Un decreto que no está ajustado a la ley máxima del Estado, como los primeros decretos presidenciales, dijo la jueza, “quedarán “vacíos de sanción” ya que “la gente no puede estar privada de su libertad y no puede quedar sometido a proceso ningún ciudadano con esta legislación porque es absolutamente inconstitucional”, aseguró.

La cara casta

Tenemos alrededor de 7.000 procesos por violar la cuarentena. Los únicos que se están juzgando son los que tienen personas privadas de la libertad, que son los mínimos. El resto de los procesos van a morir porque es imposible tramitarlos todos”, admitió.

Hecha la ley, nos echa la trampa. Una jueza, admitiendo que el aparato del Estado que pagamos entre los contribuyentes no tiene la capacidad de seguir de manera razonable procesos iniciados en base a un decreto anticonstitucional. Los contribuyentes que sostenemos esta cara burocracia, seremos gente, pueblo o lo que sea, somos pagadores seriales de la ineficiencia.

¿Somos hijos del rigor o de la ley?

Como ejemplo de sanción, la jueza mendocina detalló que en su provincia el manejar en estado de ebriedad tiene multas sumamente elevadas (rondan los 100.000 pesos).

Cuando comenzó a regir esta ley fue categórico cómo bajaron los accidentes de tránsito por estado de ebriedad. Acá esto se cumple mucho y demuestra que la multa produce más efectos que un proceso penal que termina en la nada, malgastando el dinero de los contribuyentes. De 7 mil causas, con suerte si se pueden juzgar 100 creo que es mucho”, catapultó.

Ciudadanos que toman la responsabilidad

En este reino del revés es superlativa la función de los juristas. Una y otra vez hemos detallado el trabajo de la Fundación Apolo y del Partido Mejorar, del diputado José Luis Patiño y de otros que se suman desde el espacio de Juntos por el Cambio a denunciar y enunciar, a desdecir y decir, en un trabajo minucioso de ajustar la vida cotidiana de los ciudadanos a la Constitución Nacional que supimos conseguir. Barriendo las basuras y las cenizas de la casa, pretendemos tener una Argentina para vivir con cierta previsibilidad y en un Estado de derecho.

Nulo de nulidad absoluta

Todos los DNU tienen un mecanismo muy estricto que requiere la convalidación del Congreso. Si bien el Parlamento ha convalidado muchos de estos decretos de la cuarentena, que para mí muchos están convalidados fuera de término porque no están cumplidos los plazos, nunca puede convalidar lo que es nulo de nulidad absoluta e insalvable como lo dice la Constitución”, explicó.

Y por casa, ¿cómo andamos?

¿Usted participa de alguna manera en defensa de sus derechos o se queda en casa resignado hasta el 2023? ¿Usted cree que democracia es solamente votar? Pensemos, que nuestro pensamiento inspire acciones y expresiones.

Como la de esta valiente jueza que está “muy tranquila con mi conciencia porque siempre he actuado de este modo no obstante de haber tenido muchas dificultades por actuar de esta manera”. Mauricio contó que se inspiró en las declaraciones del abogado constitucionalista Daniel Sabsay. La letrada Mauricio dijo: “Estoy convencida de la vigencia de la Constitución, que es el principio del Estado de derecho. Esto ha sido una conquista de la humanidad desde hace 300 años que debemos defender. Todo lo que es el debido proceso, la legalidad, la división de poderes y su control, lo debemos defender. Empezando por los jueces, que tenemos la obligación de declarar de oficio todas las inconstitucionalidades que advirtamos”. Para la jueza, la gente no puede estar privada de su libertad y ningún ciudadano puede quedar sometido a proceso por dicho DNU y recordó que “lo que está prohibido no puede ser convalidado por el Congreso de la Nación”.

El coraje como requisito indispensable

En este sentido, aseguró que “el que no tiene valentía para ser juez tiene que ir a su casa” y recordó que “la Constitución tiene que regir independientemente de quién sea el que gobierna; es nuestro deber, para eso nos pagan”.

La jueza explicó además que, cuando el gobernador de Mendoza comience a flexibilizar la cuarentena, va a sancionar con multa el incumplimiento y la violación de las restricciones, lo que agrega un problema más a la situación. “Acá hay una doble persecución por el mismo hecho, un principio que es esencial en el Estado de derecho: Nadie puede ser sometido a proceso dos veces ni sancionado por el mismo hecho dos veces”, recordó.

Porque, agregó, “hasta ahora, no tuve presiones por este fallo. Sí muchas felicitaciones de colegas y vecinos. No tuve miedo, estoy acostumbrada a hacer estas rebeliones”, aseguró. Al ser consultada, cuenta Cristina Pérez, “Mauricio admitió sentirse “muy preocupada” con la vigencia del Estado de derecho. “Me parece que la Argentina ha perdido el rumbo en este aspecto”, concluyó.

Fuentes: Cristina Pérez, infobae

Marcela Zadoff
Lic. en Letras Modernas de la Universidad Nacional de Córdoba. Redactora. Editora. Experta en Comunicación Institucional

Deja un comentario