Eduardo Casal expuso ante el Consejo Consultivo

En medio de la avanzada del oficialismo, que procura eliminarlo de su cargo, el Procurador interino, Eduardo Casal, se presentó el pasado martes para exponer ante el Consejo Consultivo para el Fortalecimiento del Poder Judicial y del Ministerio Público, creado por el presidente Alberto Fernández, con el objetivo de introducir cambios en la Procuración, la Defensoría General, el Consejo de la Magistratura, la Corte Suprema de Justicia y los juicios por jurado. Además de Casal, también expuso Stella Maris Martínez, titular de la Defensoría General de la Nación.

El Consejo está compuesto por once miembros, entre ellos el penalista de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, y tiene 90 días de plazo para elevar un informe a presidencia y a lo largo del trabajo que tienen por delante, está previsto que asistan los distintos representantes de los órganos cuyo funcionamiento se revisan, así como de organizaciones no gubernamentales (ONGs), Colegios de Abogados y otras entidades.

Eduardo Casal, hombre de Tribunales y de perfil técnico, llegó a la jefatura de fiscales en octubre de 2017, tras la renuncia de Alejandra Gils Carbó. Desde entonces, lleva adelante el organismo, en el que el oficialismo anunció que busca designar como titular al juez federal Daniel Rafecas, para quien aún no consigue los votos necesarios en el Congreso de la Nación, donde debe obtener acuerdo. Desde hace semanas, y a poco de cumplir tres años de interinato, Eduardo Casal es objeto de una avanzada por el oficialismo en el Congreso, desde la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público Fiscal.

Aunque no le sea posible designar de momento un nuevo titular, el oficialismo quiere el cargo. A Eduardo Casal le critican desde su rol en el caso del fiscal Carlos Stornelli -procesado en la causa D’Alessio- hasta el sumario iniciado a Gabriela Boquín, que lleva adelante la causa Correo Argentino (caso que involucra a la familia Macri). En Tribunales, donde conocen de cerca a Eduardo Casal por la cantidad de años que lleva trabajando allí, sostienen que cualquier ataque tiene como único origen la búsqueda de desplazarlo de la titularidad de la Procuración. Insisten en su perfil técnico, académico y bajo, alejado de los vaivenes de la política.  

Tanto Eduardo Casal como Martínez contaron con diez minutos para exponer sobre sus respectivas áreas. Lo hicieron en un zoom cerrado en el que además de ambos estaban los once miembros del Consejo y el coordinador, Fabián Musso. Fue precisamente este último quien avisó del tiempo cuando se estaba cumpliendo. El tiempo de exposición estaba pautado de antemano y constaba en la invitación que se cursó desde presidencia, hace poco más de una semana. Los diez minutos debieron ser utilizados por ambos funcionarios para exponer sobre una amplia y compleja variedad de temas.

«Los dos son funcionarios de carrera, con más de treinta años en el Poder Judicial, darles diez minutos para hablar parece una cargada», evaluó una persona que conoce el funcionamiento del mundo jurídico-político. A la par de los minutos que les dieron para exponer, desde el Consejo se les hizo saber junto con la invitación que podrían completar sus presentaciones y consideraciones por escrito. En ambos organismos se trabaja por estas horas para terminar de preparar el material que será acompañado por documentación que avale sus posturas.

El Consejo tiene para analizar, respecto de la jefatura de fiscales, la conveniencia o no, de modificar el actual régimen legal de designación de sus titulares y la posibilidad de que sus mandatos sean temporarios (hasta ahora son vitalicios). Y también contemplar la posibilidad de incorporar a su estructura a la actual Oficina Anticorrupción (OA) y a la Unidad de Información Financiera (UIF). En tanto que, respecto del Ministerio Público de la Defensa, analizar la posibilidad de integrar, mediante convenios, al servicio de defensa oficial y a los Colegios Públicos de Abogados de las respectivas jurisdicciones, entre otros puntos. Y en ambos organismos se evalúa la incorporación de la perspectiva de género en la composición del Ministerio Público Fiscal y del Ministerio Público de la Defensa; y en los actos que hacen a su funcionamiento.

En los últimos días, luego de que se conociera precisamente que podría cambiarse la mayoría especial para designar al Procurador por una simple, el propio Rafecas usó su cuenta de la red social Instagram para hacer saber su posición. “Sigo firme en mi aspiración de acceder al cargo, preparándome cada día para estar a la altura de ese desafío”, consignó el juez federal. Tras lo cual agregó: “Confío además en que la Comisión de expertos que está trabajando en recomendaciones en el área de Justicia va a mantener la exigencia de que todo candidato a procurador sea avalado con mayoría especial de dos tercios en el Senado de la Nación”.

En el Consejo, además de Beraldi, están el exjuez y exministro, Carlos Arslanián; la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la ciudad de Buenos Aires y excandidata a la Procuración General de la Nación, Inés Weinberg de Roca; Enrique Bacigalupo, exjuez del Tribunal Supremo español y procurador del Tesoro de Héctor Cámpora, uno de los hombres más reconocidos del Derecho argentino; la abogada  Marisa Herrera, experta en temas de familia del país y los miembros de las Cortes de Buenos Aires, Tucumán, Tierra del Fuego y Mendoza: Hilda Kogan, Claudia Sbdar, María del Carmen Battaini y Omar Palermo, respectivamente. Así como los constitucionalistas Andrés Gil Domínguez y Gustavo Ferreyra.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario