El Coronavirus llegó a Estados Unidos

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos confirmaron este viernes un segundo caso de coronavirus cuyo origen está en la ciudad china de Wuhan y que ha dejado al menos 26 muertos y 887 contagiados.

La paciente viajó recientemente a Estados Unidos desde Wuhan y no tenía síntomas durante el vuelo, pero nada más llegar a Chicago comenzó a presentar señales de haber sido contagiada, indicaron responsables de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Esta mujer, de 60 años, es el segundo caso en EEUU, después de que se confirmara esta semana que una persona de Seattle, en el estado de Washington, sufre la enfermedad. En tanto, las autoridades sanitarias dijeron que investigan 63 posibles casos en 22 estados.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) apuntó hoy a que el número de casos seguirá aumentando en los próximos días, al intensificarse los controles en China, pero señaló que “es pronto para llegar a conclusiones sobre la gravedad del virus”.

“Al principio el foco estaba en los peores casos, quizá se ignoraron los de menor gravedad, gente que sólo se sintió ligeramente enferma y no se sometió a pruebas, pero ahora que la vigilancia se intensificó seguramente habrá más casos”, indicó en rueda de prensa el portavoz de la OMS Tarik Jasarevic.

La fuente oficial reiteró que no existe un tratamiento específico del coronavirus pero aclaró que eso no significa que los pacientes no puedan ser tratados, siguiendo otras guías generales para personas afectadas por similares enfermedades respiratorias.

“Estamos trabajando al máximo para intentar comprender el virus, cómo diagnosticarlo, y ver qué funciona y qué no contra él, pero aún estamos en una fase inicial”, subrayó.

Un comité de emergencia de la OMS decidió el jueves, tras dos días de reuniones, no declarar por ahora una emergencia internacional ante el brote de Wuhan, a la luz de las medidas de contención tomadas por China, que han incluido bloquear la salida de personas en cerca de una decena de ciudades del país.

Un hospital para luchar contra el Coronavirus, en tiempo récord

China inició este viernes la construcción de un hospital destinado a recibir a un millar de pacientes víctimas del coronarivus, a partir del 3 de febrero, informó la prensa estatal.

Según imágenes difundidas en la televisión, la maquinaria se ufanaba en preparar el terreno en que se erigirá el establecimiento en Wuhan, el epicentro del brote, una ciudad con 11 millones de habitantes en el centro del país.

Los trabajos concluirán en tiempo récord, y el hospital, de 25.000 m2, abrirá sus puertas el 3 de febrero, según la agencia Xinhua.

Únicamente aceptará enfermos de neumonía viral de origen desconocido, que ha contaminado desde diciembre a 830 personas, de las que han muerto 26, según el último balance.

El lugar «aliviará la escasez de recursos médicos», precisó la agencia de prensa oficial.

La ciudad de Wuhan, donde se ha registrado la mayoría de los contagiados, quedó el jueves, de hecho, bajo cuarentena, pues los habitantes no están autorizados a salir.

Aunque la noticia causó estupor por el plazo que se maneja para terminar la obra, pronto se recordó que en 2003 China construyó un hospital en una semana. Fue durante la epidemia de Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS por sus siglas en inglés). El lugar parecía un edificio prefabricado.

Asimismo, la prensa estatal informó de la creación de un equipo de investigación de emergencia para combatir el coronavirus causante de la neumonía de Wuhan, que hasta la medianoche del jueves (16:00 hora GMT de ayer jueves 23) había matado a 26 personas e infectado a 830 personas en China.

El objetivo de la investigación será la localización de la fuente originaria, la realización de pruebas rápidas y el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus.

El equipo estará liderado por el reputado experto Zhong Nanshan, médico de 83 años y que se destacó por su papel en la crisis del SARS hace 17 años.

Edgardo Marano

Deja un comentario