El GCBA seguirá participando de las reuniones por la cuarentena

Desde el GCBA expusieron que “Estamos transitando una pandemia que ha destruido y ha dañado todas las dimensiones del ser humano en todas las ciudades del mundo. El escenario es demasiado doloroso como para anteponer algún nivel de daño en el diálogo y en la coordinación; vamos a seguir dialogando y construyendo políticas públicas, como corresponde, como la ciudadanía espera de nosotros”.

Con esas palabras, el ministro de Salud del GCBA, Fernán Quirós, despejó todas las inquietudes que habían surgido en las últimas horas y confirmó que se volverán a sentar en una misma mesa con funcionarios del gobierno nacional para coordinar políticas vinculadas al futuro de la cuarentena, cuya etapa actual vencerá el próximo domingo.

Las dudas habían surgido desde el GCBA luego de la decisión unilateral de recortar recursos de coparticipación a la Capital Federal, que provocó una fuerte tensión e impulsó a la administración de Horacio Rodríguez Larreta a presentar un reclamo en la Corte Suprema. Esa jugada política del presidente Alberto Fernández dañó el diálogo, admitió en público y en privado, el jefe de Gobierno de la Ciudad.

Quirós dejó en claro que en esta nueva etapa de la cuarentena todavía no habrá lugar para actividades en espacios cerrados. Descartó así el regreso de los gimnasios, algo que esperaban algunas firmas comerciales que están cerradas desde marzo y cuya viabilidad económica pende de un hilo.

Todavía consideramos que la epidemiología de la Ciudad no está suficientemente descendida para activar actividades en áreas cerradas en ninguna de las dimensiones. Por eso, estamos trabajando desde hace un mes en el espacio público” enfatizó el Ministro.

Recordó que luego de 6 meses de cuarentena, las autoridades decidieron llevar al espacio público las actividades que la gente no puede cumplir y que eso fue posible porque la Ciudad lleva nueve semanas de estabilidad alta de casos.

Pese a que las estadísticas ubican a la Argentina entre los países de más contagios, Quirós aseveró que “todas las curvas en las ciudad del mundo tienen una temporalidad” y espera que eso se pueda reproducir en la ciudad. Pero aclaró: “Eso no va a ocurrir porque sí sino en la medida que intensifiquemos el rastreo, testeo y aislamiento e intensifiquemos el comportamiento social y la construcción de ciudadanía”.

Al respecto, desde el GCBA informaron que ya llevan testeadas con PCR a 464.007 personas, de las cuales el 61,2% son residentes de CABA con una tasa de incidencia del 40,7%. Y que gracias al Plan Detectar ya llevan hisopadas a 73.165 personas, de las cuales 25.173 dieron positivo. Esto representa el 85% de los casos con una penetración en 38 barrios, en muchos de los cuales – como Constitución – ya van por la segunda vuelta del operativo de rastreo, detección y aislamiento de infectados.

Consultado acerca de un ranking que muestra que la Argentina es el quinto país con los casos más graves del mundo, Quirós prefirió ser cauteloso y criticó la forma en que se leen las estadísticas: “Es una forma poco profesional de analizar los datos. La pandemia está en la zona americana hace más de dos meses, naturalmente en estos dos meses todos los indicadores de la actividad diaria van a ser mayores que en el mundo porque es donde está la pandemia”.

Y agregó: “Dentro de la zona americana, la Argentina es uno de países donde ha progresado más lentamente por la cuestión de la cuarentena precoz y naturalmente va a ser uno de los países que termine más tardíamente porque lo que uno busca es aplanar la curva. Y así como la zona del AMBA ha sido la primera en activarse y fue la primera en estabilizarse, será la primera en desandar”.

A pesar de la suba de contagios a nivel país, Quirós remarcó que la curva en la Ciudad “se está suavizando” y que “en las últimas tres semanas se puede ver que están bajando los contagios”. Desde el inicio de la pandemia registró 111.107 casos y 2.846 fallecidos, lo que implica una tasa de letalidad del 2,5%.

En cuanto a las víctimas fatales, explicó que el 85% se encuentra en la franja etaria de mayores de 60 años con un promedio de 76 años, y al hablar de los infectados dijo que el 82% de los positivos se encuentran entre los 0 y 59 años.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario