El Gobierno anunció medidas económicas para atenuar el «distanciamiento social»

El titular del Ministerio de Trabajo, Claudio Moroni, anunció que, debido al avance del coronavirus, están exentos de presentarse a trabajar a partir de este martes las personas mayores de 60 años, las embarazadas y los empleados con afecciones de salud crónicas como las respiratorias, pulmonares y cardíacas.

El funcionario incluyó en este beneficio a los padres, madres o tutores que deban cuidar a sus hijos que no asistan a clases y puedan justificar que no tienen con quién dejarlos. También aclaró que la medida no alcanza a los trabajadores de la salud considerados indispensables par realizar su tarea. Tampoco a las fuerzas de seguridad.

“Se los dispensa de asistir al lugar de trabajo. En el caso de los mayores de 60 años, la situación puede cambiar si es personal esencial y se requiere su presencia para que la empresa siga adelante”, aclaró el funcionario, al tiempo que remarcó: “Las embarazadas y los afectados por enfermedades crónicas nunca pueden ser trabajadores esenciales”.

Moroni dijo que en estos casos “no se afectara el derecho a la remuneración” y le pidió a los empleadores privados que adopten medidas para reducir la presencia de trabajadores a los esenciales para que los lugares funcionen y que los restantes puedan trabajar a distancia.

Según la resolución a la que accedió este medio, se consideran “trabajadores y trabajadoras incluidos en los grupos de riesgo que define la autoridad sanitaria nacional” a aquellos con enfermedades crónicas, cardíacas, inmunodeficiencias, diabéticos y personas con insuficiencia renal crónica.

En esa línea, el ministro solicitó que esos trabajadores dispensados de ir a trabajar “puedan realizar el trabajo a distancia” . Luego, explicó que “el universo de trabajadores comprendidos en estas medidas es el mismo para el sector privado que para el público». Y, finalmente , remarcó que el objetivo del gobierno nacional es “disminuir la presencia de trabajadores” en aquellas empresas que puedan funcionar trabajando a la distancia.

“Recomiéndase a los empleadores y empleadoras que dispongan las medidas necesarias para disminuir la presencia de trabajadores y trabajadores en el establecimiento a aquellos indispensables para el adecuado funcionamiento de la empresa o establecimiento, adoptando a tal fin las medidas necesarias para la implementación de la modalidad de trabajo a distancia”, subraya el texto.

El Gobierno busca disminuir el uso del transporte público y lograr una descongestión de las oficinas estatales.

En el entorno de Moroni explicaron, por caso, que con esta medida la nómina del personal del Ministerio de Trabajo trabajará en un “90%” a distancia. Es decir, solo el 10% de los empleados de esa cartera lo harán desde este martes en forma presencial. Confían en que ese número se repitan en todas las dependencias del Estado.

Aludieron, por ejemplo, al Servicio de Conciliación Laboral Obligatorio (SECLO), que depende de Trabajo, que tiene una gran afluencia de público y que solo funcionará hasta al menos el 31 de marzo para audiencias de pago.

El funcionario también hizo referencia al caso de los padres que deben quedarse en su casa para cuidar a sus hijos debido a la suspensión de las clases. “Establecemos que es una ausencia justificada. Solo tiene que comunicar a su empleados el detalle de la situación”, indicó.

Por otra parte, según detalló Ana Castellani, Secretaria de Gestión y Empleo Público, las medidas se aplicarán en todas las modalidades de contratación del sector público y en todas las jurisdicciones. La funcionaria informó que el Gobierno instó a las provincias a, en la medida de lo posible, seguir las mismas recomendaciones. También pidió colaboración al sector público municipal.

Este martes, el Presidente, que durante todo el día encabezó reuniones interministeriales exclusivamente por el avance de la pandemia, trabajará desde la quinta de Olivos, en sintonía con el anuncio de Moroni.

Ayer, Alberto Fernández, tras una larga reunión con funcionarios de su gobierno, de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires, oficializó la suspensión de clases por 15 días y el cierre de las fronteras por el mismo período. Aunque no se descarta que se prorroguen si es que el coronavirus presenta un aumento significativo de casos a nivel local.

Para las próximas horas se esperan anuncios vinculados a la economía, a cuestiones sociales y al transporte. De hecho, las iniciativas que explicó el ministro de Trabajo este lunes están directamente relacionadas con el transporte. Para disminuir el flujo de pasajeros. Hoy, de hecho, disminuyó un 50% la cantidad de usuarios en el subterráneo porteño, según confiaron fuentes oficiales.

Este martes habría, por caso, nuevas medidas en esa línea. Y se espera que la ciudad de Buenos Aires se acople a las iniciativas del gobierno nacional.

Confirmaron otros nueve casos en la Argentina de coronavirus

A los 56 infectados por coronavirus en Argentina en la tarde de este lunes 16 de marzo se sumaron 9 casos nuevos, y suman un total de 68 enfermos por el virus, según confirmaron fuentes del Ministerio de Salud.

«Al momento, en Argentina la mayoría de los casos son importados y se detecta transmisión local en contactos estrechos, sin evidencia de transmisión comunitaria. El país continúa en fase de contención», detallaron desde la cartera de salud.

En el reporte nacional señalaron que 5 casos son en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 3 en Chaco y 1 en Provincia de Buenos Aires. No obstante, de acuerdo al último reporte de Salud bonaerense, cuyo cierre es posterior, hay en total cuatro nuevos confirmados en territorio de la provincia de Buenos Aires.

En principio, sobre los doce nuevos casos que se confirmaron a nivel nacional, 8 corresponden a personas con antecedente de viaje a zona de riesgo, mientras que otro caso «se trata de un profesional de la salud de Chaco que trabaja en un establecimiento donde se atendieron casos confirmados», dijeron desde Salud.

Respecto de los cuatro casos en la Provincia de Buenos Aires, las autoridades ampliaron que se trata de tres varones, y una mujer del grupo etario entre 40 y 65 años.

En cuanto a las zonas de riesgo, el reporte menciona a los países de China, Corea del Sur, Japón, Irán, Europa, Estados Unidos, Chile y Brasil. Y suma: «Las autoridades sanitarias de las provincias se encuentran realizando la investigación epidemiológica de los nuevos casos confirmados, con el fin de detectar los contactos estrechos para que cumplan el aislamiento domiciliario con seguimiento diario establecido por protocolo».

El total de casos confirmados en Argentina es de 68, de los cuales 2 fallecieron: un varón de 62 años de edad, ex tabaquista severo, que residía en la provincia de Chaco, y un hombre de 64 años que padecía varias enfermedades crónicas: diabetes, hipertensión, bronquitis e insuficiencia renal y que estuvo internado en el Hospital Argerich de CABA.

Edgardo Marano

Deja un comentario