El Gobierno dispuso nuevos servicios esenciales

Un listado de actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia, fue ampliado hoy por el gobierno nacional, que incorporó una lista de trabajos que estarán eximidos de cumplir la cuarentena.

Dentro de las ocho nuevas prácticas esenciales exceptuadas aparecen los corralones de materiales de construcción, los aserraderos y las curtiembres. También se reactivará la producción forestal y minera, entre otros rubros.

Así se dispuso en la Decisión Administrativa 450/2020 , publicada en el Boletín Oficial, donde indicaron que los desplazamientos de las personas alcanzadas deberán limitarse al estricto cumplimiento de las actividades y servicios considerados esenciales.

«La realidad de la implementación de ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ ha demostrado la necesidad de incorporar otras actividades y servicios con carácter de esenciales con el fin de mitigar los efectos ocasionados por las medidas adoptadas», indicaron.

A través de esta medida, se exceptuó del cumplimiento del «aislamiento social, preventivo y obligatorio» y de la prohibición de circular a las personas afectadas a actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia, como un modo de aliviar el impacto en la actividad económica.

Se detallan a continuación las nuevas actividades eximidas:

  • Venta de insumos y materiales de la construcción provistos por corralones
  • Actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización forestal y minera
  • Curtiembres, aserraderos y fábricas de productos de madera, fábricas de colchones y fábricas de maquinaria vial y agrícola
  • Actividades vinculadas con el comercio exterior: exportaciones de productos ya elaborados e importaciones esenciales para el funcionamiento de la economía
  • Exploración, prospección, producción, transformación y comercialización de combustible nuclear
  • Servicios esenciales de mantenimiento y fumigación
  • Mutuales y cooperativas de crédito, mediante guardias mínimas de atención, al solo efecto de garantizar el funcionamiento del sistema de créditos y/o de pagos
  • Inscripción, identificación y documentación de personas
  • Las personas comprendidas deben tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación – Covid-19, que, desde el 6 de abril será el único permiso válido para transitar por la vía pública y reemplazará al emitido por la Ciudad de Buenos Aires y por las provincias, salvo las excepciones especificadas.

Por último, en la decisión administrativa indicaron que, en todos estos casos, «los empleadores y empleadoras deberán garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por el Ministerio de Salud», a fin de preservar la salud de los trabajadores.

Después de las larguísimas colas de jubilados y pensionados, los bancos tomaron una decisión

Después de exponer al virus a cientos de miles de jubilados en todo el país, el sindicato bancario aceptó trabajar sábado y domingo. El secretario general de la Bancaria, Sergio Palazzo, se refirió a las largas colas en los bancos y anunció que “recién me transmitió el Presidente del Banco Central que habrá una resolución para que los bancos abran sábado y domingo».

En declaraciones, agregó que “sábado y domingo van a estar abiertos los bancos, el Banco Central va a tomar la resolución en estas horas” y agregó que “los cajeros están llenos para los que tienen tarjeta”.

Tras casi dos semanas de cierre por las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio que rigen en el país, las sucursales de bancos volvieron a abrir hoy para permitir el pago de jubilaciones y otras prestaciones de la Anses. Desde la madrugada, se produjeron largas filas en las entidades de personas que no cuentan con tarjetas de débito para retirar sus ingresos o acostumbran hacerse del efectivo de una sola vez para manejar sus gastos mensuales.

Las aglomeraciones en bancos, en buena medida de personas que por su avanzada edad son población de riesgo en medio de la pandemia de COVID-19, son un retroceso respecto de las medidas de distanciamiento social que eran el eje de la estrategia del Gobierno para contener el avance de la enfermedad.

“Nosotros advertimos que esto iba a pasar”, dijo Palazzo.

“En el interior se abren los bancos a las 7,30 u 8 y la mayoría de la gente tiene tarjeta de débito, podría sacar la plata por el cajero”, afirmó. “Los bancos están abiertos y con la totalidad del personal, pero la cantidad de gente es mucho mayor”, agregó el líder bancario.

El operativo de reapertura de sucursales fue diseñado para atender las necesidades de parte de la población beneficiaria de jubilaciones y otras asignaciones de la Anses que no tiene forma de cobrar por vías electrónicas o cajeros automáticos. Muchos tampoco acceden en sus barrios a la posibilidad de hacer pagos con tarjeta de débito.

Fue desarrollado por el Banco Central, la Anses, la Asociación Bancaria y los bancos. Estaba previsto abrir hoy y mantener el funcionamiento de las sucursales en los próximos días, para evitar un aluvión de personas. Sin embargo, las necesidades pudieron más y esta madrugada se formaron largas colas en todo el país de personas que en muchos casos son población de riesgo ante la expansión del coronavirus.

“Por supuesto que son situaciones difíciles de administrar. Yo hablé con Miguel Pesce y se va a disponer la apertura de bancos de sábados y domingos”, dijo Alejandro Vanoli, director de la Anses.

“Habíamos tratado de exhortar el uso de los canales electrónicos. Es una situación en la que mucha gente tenía trámites por hacer y bueno, quiere ir al banco. Hay un protocolo para mantener las distancias y muchos jubilados no pueden estar dentro de la sucursal”, agregó Vanoli.

“No es imprescindible que la gente haga el trámite en el banco, suspendimos hasta la fe de vida y todo trámite con vencimiento”, añadió.

“Es muy difícil que si se quiere habilitar este tipo de operaciones no se genere alguna aglomeración, porque son prácticas y costumbres que tenemos desde hace muchas décadas y que es muy difícil que el miedo a la pandemia las cambie”, sumó Vanoli.

Edgardo Marano

Deja un comentario