El Hospital Español fue clausurado por fallas en el 70 % del edificio

La clausura del Hospital Español dispuesta por la Agencia Gubernamental de Control generó un nuevo capítulo en la disputa entre la Nación y la Ciudad de Buenos Aires. Y más allá de que la titular del PAMI, Luana Volnovich, aseguró que el cierre del centro de salud que funciona como prestador de esa obra social se debió a «la falta de una oblea«, lo cierto es que de acuerdo al acta de clausura se detectaron graves fallas de seguridad.

Entre otras cosas, el organismo autárquico comprobó varias irregularidades como la falta de luces de emergencia en todos los medios de salida del edificio, ausencia de registro y mantenimiento de las instalaciones de incendio e instalaciones eléctricas con cables expuestos y derretidos.

Además, siempre de acuerdo al acta al que se pudo acceder, detectaron​ la falta de registro y mantenimiento de 12 ascensores y montacargas y termotanques. Los inspectores también comprobaron la existencia de 3 tanques de gasoil de 25 litros cada uno en uno de los subsuelos, «lo que representa un grave peligro de incendio«, según explicaron.

Al finalizar la inspección determinaron que más del 70% del edificio, que cuenta con 11 pisos y 2 subsuelos, no estaba en condiciones de funcionar, generando un peligro latente para pacientes y trabajadores del lugar, por lo que se determinó la clausura preventiva.

Las infracciones y faltas que detectaron en la inspección que llevó al cierre de la institución fueron realizadas a raíz de un oficio del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial Nro 22, Secretaría Nro 43, enviado el pasado 5 de marzo.

Además de los inspectores de la AGC, en el lugar se presentaron integrantes del cuerpo de bomberos de la estación IV Recoleta de la Ciudad de Buenos Aires, quienes constataron que había humo que procedía del piso tres, «producto de un derretimiento de cobertura de cables que como consecuencia produjeron problemas eléctricos que fueron provisoriamente contenidos hasta la reparación definitiva en rigor«.

Desde la Agencia Gubernamental de Control informaron además que el 22 de enero de 2021 ya habían notificado a las autoridades del Hospital Español para que regularicen el mantenimiento de las Instalaciones Fijas Contra Incendio (IFCI). Allí se les requería, entre otras cosas, designar “una Empresa Mantenedora para prestar el servicio de manutención de la instalación, que debe efectuar los informes sobre el estado de funcionamiento de la instalación”.

La clausura fue denunciada por la titular del PAMI, Luana Volnovich, quien responsabilizó directamente a Horacio Rodríguez Larreta, y a su ministro de Salud, Fernán Quirós, por el cierre del centro de salud que atiende a más de 70 mil afiliados de esa obra social.

Sin embargo, el jefe de Gobierno porteño aseguró que fue una decisión de un organismo «independiente» y dijo que no va a hacer «de la salud, una discusión política«.

«Hoy nos enteramos de que el Hospital Español de PAMI fue clausurado por la Ciudad de Buenos Aires. Responsabilizo a @horaciorlarreta y @FernanQuirosBA por cualquier consecuencia derivada de esta decisión«, escribió en su cuenta de Twitter Volnovich a última hora del lunes.

La dirigente camporista afirmó que «el Hospital Español atiende a 71 mil afiliadas y afiliados y es nuestro mayor centro de derivación de pacientes Covid en CABA«, y apuntó: «Clausuraron un hospital en medio de la pandemia más grande de la que tengamos memoria por falta de «una oblea” y unas luces de emergencia????» (SIC).

«Para mañana (por este martes) teníamos 26 cirugías, 680 turnos, 93 pacientes oncológicos, 8 pacientes para quimioterapia. Y podría seguir… Todas estas personas mañana no van a tener un hospital y deberán ser derivadas. Presentaremos una denuncia judicial contra la Ciudad en resguardo de las jubiladas y los jubilados de PAMI«, agregó Volnovich.

Además, la titular del PAMI aseguró que se comunicó con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y con otros prestadores de la Ciudad de Buenos Aires para «iniciar un proceso de derivación masiva que pueda dar respuesta a esta dramática situación«.

Sin embargo, Rodríguez Larreta negó que el Ejecutivo porteño haya tenido injerencia en la clausura y aseguró que no iba a «usar los temas de salud para la discusión política«.

«Fue una decisión técnica producto de la responsabilidad que tiene la Ciudad de inspeccionar y de control. La agencia de control funciona de forma independiente, no tengo injerencia en esas decisiones de control. No voy a subirme a politizar algo que no tiene nada que ver con la política. Tenemos que ser muy prudentes y no voy a hacer de la salud una discusión política«, aseguró en declaraciones a radio La Red.

Fundado en 1852, el Hospital Español tiene su sede principal en la avenida Belgrano y es uno de los prestadores más importantes que tiene el PAMI en la Ciudad de Buenos Aires.

Edgardo Marano

Deja un comentario