El kirchnerismo quiere que Justicia Legítima controle a los jueces

El kirchnerismo intentará nombrar hoy a un nuevo administrador del Poder Judicial. Con el impulso del oficialismo, el Consejo de la Magistratura podría votar en su plenario al abogado Claudio Cholakian, uno de los fundadores de la agrupación Justicia Legítima, como la persona encargada de administrar los fondos de la Justicia, que atraviesa una crisis financiera desde hace años, ahora acentuada por el coronavirus.

Tras la renuncia del actual administrador, Carlos Bedetta, el kirchnerismo propuso a Cholakian para reemplazarlo de manera temporal -informaron fuentes del oficialismo-, mientras intenta llegar a un acuerdo con la Corte Suprema para conseguir más fondos. Desde el kirchnerismo aseguran que tienen los votos y el consenso necesario en el Consejo para que no haya sobresaltos durante el plenario de pasado mañana.

Bedetta se desempeñaba como administrador del Poder Judicial desde 2016, cuando el macrismo se quedó con la mayoría en el Consejo. Su renuncia se hará efectiva a partir de julio y, como una salida temporal, el kirchnerismo propone a Cholakian, un judicial jubilado de 65 años, que ya ocupó el mismo cargo de administrador durante la última etapa de Cristina Kirchner en la Casa Rosada, entre 2014 y 2015.

«Abogado de profesión. Peronista de corazón», se define Cholakian en su cuenta de Twitter. Fundador y actual socio de la agrupación kirchnerista Justicia Legítima. Mantiene una buena relación con el presidente del Consejo , Alberto Lugones , y fue abogado de la exdiputada Diana Conti. Tras jubilarse, compartió un programa de radio con la actual jefa de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño, a quien defina como una amiga. «Quedará a cargo, en principio, hasta fin de año. Pero tampoco descartamos que se quede hasta el final de la gestión [de Alberto Fernández]», se sinceraron desde el oficialismo.

¿De qué depende su elección y, luego, su continuidad? De las negociaciones que el oficialismo mantiene con la Corte Suprema sobre el presupuesto del Poder Judicial. A principios de año, el presidente del Consejo, el juez Lugones, había reiterado su intención de crear un coordinador entre los fondos de ambos organismos que permitía hacer uso de los millonarios plazos fijos que se guarda el máximo tribunal, pero que ponía el poder en manos de Héctor Marchi, un funcionario cercano a Ricardo Lorenzetti.

La idea no prosperó en ese momento, pero continúa en discusión. Mientras tanto, el oficialismo evalúa la posibilidad de modificar por decreto la distribución actual de los fondos del Poder Judicial que beneficia a la Corte Suprema, que recibe menos presupuesto pero que no tiene que hacerse cargo del principal gasto: el pago de sueldo de los empleados judiciales. Una propuesta que maneja el kirchnerismo es proponer la misma distribución, pero que primero se descuente el pago de salarios sobre el total del presupuesto, confiaron fuentes judiciales.

Cambios en las comisiones

Además del cambio de administrador del Poder Judicial, el juez Lugones dispuso la semana pasada la remoción de los secretarios de las dos comisiones que manejan los expedientes más sensibles del organismo. La decisión -que será confirmada por el plenario- será el primer paso para poner nuevas autoridades en las comisiones de Disciplina y Acusación, y de Selección, dos cargos administrativos que estaban en manos de abogados vinculados con el radicalismo y que suponen, en el día a día, más control sobre el trámite de los expedientes con más repercusión política y mediática.

Los secretarios Andrés García y José Elorza, a cargo de las correspondientes comisiones, fueron notificados la semana pasada. Aunque tanto desde el oficialismo como la oposición coinciden de que los desplazamientos ocurren con motivaciones políticas, remarcan que Elorza tiene un un sumario administrativo abierta por irregularidades en un concurso.

«El funcionario cometió errores en un área muy delicada que no admite errores. El trámite de los concursos debe ser muy transparente sino se ocasionan demoras y quejas por parte de los concursantes. Lo cual atrasa y pone en duda el trámite», aseguró Graciela Camaño, presidenta de la comisión de Selección, ante la consulta de este diario.

García, en cambio, quedó en el medio del fuego cruzado después del polémico expediente del juez Rodolfo Canicoba Corral . Diego Molea, presidente de Disciplina y cercano al kirchnerismo, pidió su reemplazo.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario