Empezar por los de abajo para llegar a todos

El Jefe de Gabinete mencionaba en su discurso de que “el sentido ético de nuestra política es empezar por los de abajo para llegar a todos, empezar por los humildes para llegar a todos” “esto es para nosotros llevar adelante una política de la ética, de la responsabilidad, pero sobre todas las cosas llevar adelante una política que ponga a los últimos primeros” se olvida que al mismo tiempo no sólo liberan a un ex funcionario público que ha defraudado al Estado y que ha sido condenado a 5 años y 10 meses de prisión, sino que al mismo tiempo le restituye la pensión vitalicia por haber ocupado el cargo de Vicepresidente de la Nación. Este acto evidencia brutalmente la doble vara con la que se maneja esta política porque también le permite reclamar al Estado una compensación por no haberla recibido desde su suspensión hasta ahora, haciendo que el Estado se vea obligado a pagarle a un ladrón condenado nada menos que la suma de $20.000.000.- (Veinte millones de pesos)

Ahora bien, en el mismo escrito, la cámara de Casación Penal, también condenó a Amado Boudou a una multa de unos irrisorios $90.000.- (Noventa mil pesos), multa que parece un chiste al lado de los $400.000.- (Cuatrocientos mil pesos) por mes que le corresponden por su pensión vitalicia, representando esta multa sólo un 22% de un solo mes de pensión y un mísero 1,73% de los $5.200.000.- que cobra anualmente con dicha pensión. Por todo esto, Amado Boudou se convirtió en un condenado a ser jubilado de privilegio hasta el día de su muerte. Y no importa el monto en sí, porque si cobrara $200.000.- igual estaría mal, tanto el monto de la multa como el de la pensión vitalicia que el flamante Procurador del Tesoro Nacional Carlos Zannini decidió restituirle a una persona que defraudó al Estado y está condenada por ello. Lo grave es esto. Pero esto no es todo, ya que la actual Vicepresidente de la Nación, la exitosa abogada Cristina Fernández de Kirchner, también le pareció justo que un momento en donde la mayoría de las pymes, industrias y comerciantes se encuentran en una situación de gravedad ante la continuidad de sus empresas, exigirle al Estado cobrar su pensión como expresidente de la Nación a través del fuero de la Seguridad Social. Esto es por las presidencias de 2007 a 2015. Pero esto no termina allí, ya que además le pidió a la Justicia que la misma no sea tenida en cuenta para el pago del Impuesto a las Ganancias que la mayoría de los empleados con sueldo muchos más bajos que ella tienen que pagar anualmente. Sin embargo, tampoco debemos olvidar que esta vice cobra actualmente su salario como tal y la pensión de viudez del expresidente Néstor Kirchner.

No está demás decir que la CN en su artículo 92 dice expresamente “El Presidente y vicepresidente disfrutan de un sueldo pagado por el Tesoro de la Nación, que no podrá ser alterado en el período de sus nombramientos. Durante el mismo período no podrán ejercer otro empleo, ni recibir ningún otro emolumento de la Nación, ni de provincia alguna.” pero este articulo parece ser desconocido por la Justicia hasta ahora, ya que por lo menos cobra dos emolumentos de la Nación actualmente y busca el tercero. En total según cálculos de sitios no oficiales, debemos depender de ellos porque el acceso a la información pública ahora es ahora una imposibilidad que le resta transparencia a una gestión previamente tildada de corrupta y en proceso de investigación en más de una causa al mismo tiempo, la actual vice cobraría aproximadamente $260.000.- por su rol de vice, $265.000.- por su pensión de viudez y unos $340.000.- más con relación a su actual posición. Todo esto suma la frívola suma de $865.000.- OCHOCIENTOS SESENTA Y CINCO MIL PESOS MENSUALES. Si, Mensuales. Sumando anualmente $11.245.000.- Y además de esto la Sra. pretende que no le cobren el Impuesto a las Ganancias.

Estas 2 situaciones hablan del profundo desprecio y descaro que este gobierno de científicos tiene con los que menos tienen, que son los que dicen representar y defender. A este tipo de actitudes de doble moral y de una caradurez absoluta es a la que todos los ciudadanos debemos condenar, siendo del partido que sea. Porque estas actitudes representan lo peor de la política. Por eso espero que al menos uno de todos los que votaron al gobierno de Alberto Fernández, tenga la valentía de decir “si, esto es una locura” y exigirles a sus representantes que no realicen dichos actos.

Por último y sin entrar en mayores precisiones respecto de lo repudiable que también es que la defraudación al Estado se genere desde otras instituciones pertenecientes a éste, y hablo en particular de la situación del Banco Nación para con la empresa Vicentín. Más allá de que considero innecesario, inconstitucional y violador de la propiedad privada el DNU presentado para tratar su intervención y expropiación, también considero que es importante que se investigue la relación de Vicentín con el Banco Nación y el crédito demencial que a éste le otorgó. Porque si bien esto no es la razón única de su cesación de pagos, también se aprecia que pudo haber actos de encubrimiento a la verdadera situación de la compañía al momento de otorgarse dichos créditos.

Considero también que cuando todos los ciudadanos abramos los ojos y realmente nos sinceremos con nosotros mismos y con los demás conciudadanos, vamos a poder exigirle a nuestros representantes, sean del partido que sean, que estas actitudes nos hacen mal, nos alejan de las buenas costumbres y de las actitudes morales y éticas correctas. Porque sinceramente, ¿qué necesidad tiene Cristina Fernández de pedir otro ingreso cuándo ella misma dijo que era una exitosa abogada? ¿Qué necesidad tiene una persona que integra una familia que tiene un patrimonio de casi $100.000.000.- de pedirle al Estado, o sea a cada uno de los que pagan impuestos, que le paguemos más de los $525.000.- que ya cobra? Usted lector ¿considera que esto es necesario? Y estando en sus zapatos, ¿usted actuaría de esta misma manera?

YO NO.

Gabriel Salvatore

Deja un comentario