Empresas: en los dos primeros meses de la cuarentena cerraron más de 18.500

El Departamento de Estudios de la AFIP dio cuenta de que en mayo, segundo mes pleno de vigencia del aislamiento social preventivo y obligatorio, en particular en el área de la Ciudad y del Gran Buenos Aires, sólo cumplieron con el pago de aportes personales y contribuciones patronales sobre la nómina salarial 520.507 empleadores.

Se trató de la novena baja mensual consecutiva de empresas que no pudieron hacer frente a los pagos a la ANSES, y por tanto ya es leído por los economistas como un dato concreto del cierre de establecimientos por la recesión que ya arrastra más de 24 meses, pero que sólo en los últimos dos meses afectó a más de 18.500 empleadores, equivalente a las dos terceras partes del total de cierres en los últimos doce meses.

El derrumbe de la actividad económica, inédita en la historia económica argentina para un segundo trimestre, afectó en el primer bimestre pleno en cuarentena a 285.000 trabajadores registrados, y mucho más a los informales no asalariados, que en su mayor parte no pudieron concurrir a sus lugares de trabajo al limitarse al extremo el uso del transporte público de pasajeros.

Según los datos procesados del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), la rama más afectada por el ASPO en el bimestre abril-mayo fue la de los servicios, con 15.500 empleadores que no pudieron cumplir con el pago de las obligaciones de la Seguridad Social, pese a las facilidades instrumentadas por el Gobierno a través de la ANSES y AFIP, porque sus ingresos cayeron en muchos casos a cero o a lo sumo a un quinto del que registraban en el mes previo a la aparición de la pandemia y de las medidas preventivas.

En cantidad, las actividades más perjudicadas por esta crisis fueron el comercio con 5.500 casos; los servicios de hotelería y restaurantes suman 3.600; las empresas de transporte y de almacenamiento de productos llegan a 1.900; en la construcción totalizan 1.650; los servicios profesionales y científicos acumulan 1.143; el conjunto de la industria 1.139; y los servicios de asociaciones y servicios personales 909, principalmente.

Mientras que, en términos relativos, la cuarentena afectó notablemente a la industria hotelera y gastronomía, 13% de los establecimientos registrados en marzo; servicios artísticos, culturales y deportivos 8%; construcción 8%; establecimientos abocados a la industria extractiva en minas y canteras 5%; y transporte y almacenamiento casi 5%.

Medido en cantidad de empleados asalariados por establecimiento, el informe oficial dio cuenta de que el 98% de los cierres o de incumplimiento en los pagos a la ANSES en el último trimestre correspondió a la franja con hasta 25 personas, en particular en el tramo de dos a diez puestos de trabajo registrados en relación de dependencia.

Destrucción de empresas y empleos

Naturalmente, el cierre de establecimientos, y muchos que alertaron que están en perspectiva de hacerlo si se extiende la cuarentena hasta el fin del invierno, en particular en el área metropolitana que es donde no sólo se concentra la población, sino donde también se genera la mayor parte de la riqueza del país a través de la producción de bienes y servicios, determinó severos perjuicios sobre los puestos de trabajo.

Los rubros más afectados, según el informe de AFIP, fueron la construcción 59.000 puestos registrados; hotelería y gastronomía 44.000; el comercio 37.000; actividades administrativas 28.000; industria 22.200; servicio de transporte y almacenamiento 21.500 empleos, principalmente.

Aunque no fueron menores las pérdidas de puestos de trabajo y atrasos en el pago de los aportes y contribuciones a la ANSES sobre la nómina salarial en el conjunto del agro con 14.300 empleados menos; los servicios de asociaciones y personales suma 13.500; los servicios profesionales y científicos llegan hasta 12.100; la enseñanza privada se eleva hasta10.400; la información y comunicaciones 8.800, en todos los casos en comparación con el nivel de marzo último.

Cabe notar que, a diferencia del impacto de la crisis sobre las fuentes generadoras de empleo, el caso de los trabajadores en el bimestre abril-mayo por el derrumbe de la actividad el informe de AFIP reveló que menos de un tercio, 31,2%, casi 89.000 personas, se desempeñaba en dependencia de empleadores con hasta 25 puestos asalariados, y casi 69% (197.000) en el resto de las empresas, en particular en el tramo de más de cien posiciones en relación de dependencia.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario