Estados Unidos anunció ayuda para la Argentina por la pandemia

En medio del preocupante aumento de los contagios por la segunda ola de coronavirus que obligó al Gobierno a disponer medidas restrictivas, Estados Unidos confirmó que ayudará al país ante el rebrote.

El Gobierno de Joe Biden entregará a su par argentino tres hospitales de campaña con todo el equipamiento necesario para asistir a pacientes con coronavirus.

Así lo adelantaron desde la embajada estadounidense en Buenos Aires, después de la reunión que mantuvieron el ministro de Defensa argentino, Agustín Rossi, y el jefe del comando sur de Estados Unidos, el almirante Craig Faller.

Durante su visita a Buenos Aires en el marco de una gira que incluirá otras ciudades del país, Faller confirmó que el Gobierno de Biden entregará tres hospitales de campaña con sus respectivos equipamientos que se destinarán a la lucha contra el nuevo coronavirus.

Argentina sufre un rebrote de la pandemia, que desde que impactó en el país sudamericano en marzo de 2020 ha infectado a cerca de 2,5 millones de personas y se ha cobrado la vida de unas 56.800.

La explosión de casos en las últimas tres semanas obligó al presidente Alberto Fernández a reponer desde el viernes medidas que restringen la circulación y limitan los encuentros sociales y el aforo para algunas actividades.

«Nadie puede negar que están creciendo a un ritmo vertiginoso los contagios,» dijo el jueves el mandatario en un mensaje que grabó en Olivos.

Fernández fue alcanzado por el rebrote y en estos momentos cursa la enfermedad de forma leve. Dijo que tiene «controles diarios, a la mañana y a la noche» y que se siente bien.

La visita de Faller se produce en el marco de un mejora de las relaciones entre Argentina y Estados Unidos tras la llegada al poder en enero de Joe Biden.

Se da, además, en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar el pago de una deuda de unos 44.000 millones de dólares contraída en medio de una crisis monetaria en 2018, tratativas en las que tradicionalmente Estados Unidos tiene un gran peso, y tras la conversación telefónica que mantuvo la semana pasada el canciller Felipe Solá con el secretario de Estado del gobierno estadounidense, Antony Blinken.

Edgardo Marano

Deja un comentario