Estados Unidos elogió la política antiterrorista de Macri

Con reiterados elogios a la Argentina por su avance en la lucha contra el terrorismo a nivel global, el gobierno de Estados Unidos emitió este miércoles un informe donde destaca que en 2019 no se registraron incidentes terroristas en el país, menciona el trabajo de control de la seguridad en la Triple Frontera y resalta la política que se desarrolló en relación materia de confiscación de activos relacionado con el financiamiento internacional a grupos extremistas.

El documento que emitió el Departamento de Estado se refiere sólo al 2019 y está circunscripto a la gestión de Mauricio Macri ya que son informes anuales. Pero en el Gobierno de Alberto Fernández destacaron que la política de lucha contra el terrorismo “se mantiene vigente”.

Según el estudio, “la Argentina continuó en el 2019 enfocando su estrategia antiterrorista en el Área de la Triple Frontera de Argentina, Brasil y Paraguay, donde operan redes sospechosas de financiamiento del terrorismo”.

Así, señala la “sólida cooperación policial y de seguridad” entre Estados Unidos y Argentina en 2019. Y remarca que la gestión de Macri creó un “Registro público de personas y entidades vinculadas a los actos de terrorismo y su financiación”, que utilizó para designar a Hezbolláh como una entidad terrorista.

Este era un capítulo que en el inicio de la administración de Alberto Fernández había dudas de que continuara por las declaraciones que había hecho la ministra de Seguridad, Sabina Frederic. Sin embargo, el Gobierno optó por mantener a Hezbollah en ese Registro como agrupación terrorista y cuando en enero pasado el Presidente viajó a Israel y se entrevistó con el primer ministro Benjamín Netanyahu, este le agradeció el gesto de mantener esa política del gobierno anterior. No sólo eso. El canciller Felipe Solá dijo en ese entonces que “Netanyahu dejó de lado todo cuestionamiento como el que se le quiere hacer al gobierno de Cristina Kirchner y no citó temas ríspidos”.

Por otra parte, el informe del Departamento de Estado destacó la reunión Ministerial Antiterrorista del Hemisferio Occidental que se realizó en julio del año pasado en la Argentina y detalló que en el 2019 “no se informaron incidentes terroristas en Argentina”.

En relación a la legislación de lucha contra el terrorismo, Estados Unidos señaló que el entonces presidente Macri tenía planes de introducir cambios en el Código Penal para reformar el marco legal para casos de terrorismo que se demoraron en el Congreso. Aunque elogió que el Poder Ejecutivo emitió un decreto presidencial que creó un régimen de confiscación de activos que permite la confiscación de activos en casos de terrorismo y financiamiento del terrorismo sin la necesidad de una condena.

La agrupación terrorista Hezbollah estaba incluida en ese listado y el presidente Alberto Fernández le pidió en enero de este año al entonces titular de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), Mariano Federici, que se mantenga ese decreto para el congelamiento de activos de grupos terroristas incluido Hezbollah.

A la vez, el Departamento de Estado mencionó en su reporte anual de 2019 que “la Argentina continuó desarrollando su red nacional de Centros de Fusión de Inteligencia de aplicación de la ley”. Y destaca que al desplegar tecnología, personal y equipos adicionales, el Ministerio de Seguridad de Argentina “mejoró su capacidad de aplicación de la ley en los puertos de entrada de alto riesgo a lo largo de su frontera norte”.

También mencionó que el Ministerio de Seguridad que estaba a cargo de Patricia Bullrich con sus fuerzas de seguridad federales “continúan incorporando datos biométricos en su lucha contra el terrorismo internacional y la delincuencia transnacional”.

También Estados Unidos elogió que Argentina haya fortalecido sus actividades de inteligencia y análisis a través de su participación en el Comando Tripartito, un mecanismo de seguridad interinstitucional creado por Argentina, Brasil y Paraguay para intercambiar información y combatir amenazas transnacionales, incluido el terrorismo en la Triple Frontera.

En el capítulo que menciona la causa judicial por el ataque terrorista a la AMIA ocurrido en 1994, el Departamento de Estado señaló que hubo una propuesta para reformar el Código Penal al permitir juicios en ausencia para enjuiciar a los iraníes acusados de perpetrar el ataque terrorista. Pero se sabe que ese proyecto de ley que impulsaba un sector del macrismo nunca prosperó en el Congreso.

En este sentido, al referirse a la causa AMIA, los Estados Unidos señalaron en su informe que en marzo del 2019 la Corte Suprema argentina rechazó una apelación presentada por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner para evitar un juicio oral por supuestamente encubrir la participación de Irán en el ataque de AMIA mediante la firma de un Memorando de Entendimiento con el régimen de Teherán en 2013. Y recordó que la Corte Suprema ratificó una orden de detención preventiva contra Cristina Kirchner. Sin embargo, el informe de Estados Unidos recordó que “el Senado argentino decidió no votar ese pedido para eliminar su inmunidad parlamentaria de arresto. En diciembre, el tribunal de primera instancia federal argentino que escuchó el caso revocó la orden de detención previa al juicio y descubrió que su investidura como vicepresidenta (Cristina Kirchner) había eliminado el riesgo de que pudiera huir”.

También en relación a la causa AMIA, el reporte norteamericano recordó que los fiscales argentinos acusaron a siete iraníes (y el entonces presidente iraní Rafsanjani) en octubre de 2006 como sospechosos del atentado de la AMIA en lo que ahora se conoce como el caso “AMIA I”, pero señaló que el fiscal principal de esa causa “murió en circunstancias sospechosas”, en relación al fallecido fiscal Alberto Nisman.

Asimismo, hace referencia a la causa AMIA II en la que se investiga la complicidad local en la desviación de la investigación que concluyó el 28 de febrero del 2019 con la absolución del ex presidente Carlos Menem, las condenas del ex juez federal Juan José Galeano y el entonces jefe de inteligencia Hugo Anzorreguy, y las absoluciones y / o sentencias suspendidas para los otros 10 individuos acusados.

En relación a las políticas de lucha contra el financiamiento del terrorismo, el informe de Estados Unidos sostuvo que la Argentina es miembro del Grupo de Acción Financiera (GAFI), así como del Grupo de Acción Financiera de América Latina (GAFILAT), un organismo regional de estilo GAFI. Y recuerda que la UIF es miembro del Grupo Egmont. “Las reformas recientes han facultado a la UIF para actuar como la agencia líder en todos los asuntos de inteligencia financiera”, dice el reporte. Y destaca que la zona de la Triple Frontera “es una de las principales rutas hacia Argentina para operaciones de lavado de dinero, falsificación, tráfico de drogas y otras operaciones de contrabando basadas en el comercio multimillonario”.

Además, el documento emitido hoy señaló que “muchas de las organizaciones de lavado de dinero en Triple Frontera tienen vínculos conocidos o sospechosos con la organización terrorista Hezbollah”.

En este sentido, el Departamento de Estado vuelve a elogiar que la UIF ordenó el congelamiento de activos en el país pertenecientes a Hezbollah y sus miembros después de designar oficialmente al grupo como una organización terrorista. Y menciona que el gobierno de Macri también creó un Comité Nacional para Combatir el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo.

“En julio de 2019, la UIF promulgó una regulación para los operadores de tarjetas de crédito y débito, tarjetas prepagas y otros medios de pago para implementar un nuevo enfoque basado en el riesgo en línea con las recomendaciones del GAFI”, dice el informe del Departamento de Estado.

Estas políticas de lucha contra el lavado de activos relacionados con el terrorismo se mantienen hoy con el gobierno de Alberto Fernández aunque se pudo saber que la UIF tiene ahora un enfoque más relacionado con la investigación por la fuga de dólares, la evasión fiscal y el lavado de activos vinculados con causas de lesa humanidad.

El ex secretario de Asuntos Estratégicos de la presidencia de Cambiemos, Fulvio Pompeo, remarcó a este medio que “el informe de Estados Unidos muestra que la administración Macri dio pasos importantes en prevenir la financiación del terrorismo y en el desarrollo de capacidades para enfrentar estas amenazas”.

A la vez, Pompeo, que fue un fuerte impulsor de esas políticas y hoy es presidente de la Fundación Argentina Global, añadió que “queda claro que el rol de la cooperación internacional y la construcción de confianza para el intercambio de información y buenas prácticas jugaron un papel clave. Estoy convencido de que debemos continuar trabajando en esa dirección”.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario