Facundo Astudillo Castro: Confirmaron las versiones

Tal como adelantamos, en base a información de diversas fuentes, la querella de la familia de Facundo en el expediente que investiga su desaparición con un posible involucramiento de efectivos de la Policía Bonaerense confirmó que el cuerpo encontrado es el de Facundo Astudillo Castro, a través de un comunicado difundido por la Comisión Provincial por la Memoria.

Los restos humanos fueron hallados en un canal de agua en Villarino Viejo, cerca de Bahía Blanca en avanzado estado de descomposición –“esquelético”– semienterrado en la zona del estuario. Carecía de brazos y de parte de su dentadura. Apareció a dos kilómetros de una vía del ferrocarril en desuso que había sido el foco de varias búsquedas, ya que para el fiscal Santiago Ulpiano Martínez -además de la hipótesis de desaparición forzada a manos de la Policía Bonaerense, que denunció tanto la madre de Facundo como la Comisión Provincial por la Memoria- hay otra posibilidad, y es que el joven pudo haber sufrido un accidente mientras intentaba llegar a la localidad de Cerri por estas vías.

Sin embargo, la Policía Federal, que participó de la búsqueda, no había rastrillado el lugar por la dificultad para acceder al terreno (una zona de cangrejales y canales de agua de mar y barro) y quienes lo encontraron fueron tres personas mientras pescaban en la zona.

El cadáver fue trasladado a Buenos Aires un día después del hallazgo, el 16 de agosto. Nueve días más tarde se hizo la autopsia. Extrajeron material genético de los huesos y lo enviaron al laboratorio de Genética Forense que el EAAF tiene en Córdoba para compararlo con sangre y material de hisopados extraído de Cristina Castro, lo que permitió su identificación final. El tejido orgánico adherido a los huesos que se encontró evitó tener que realizar una perforación para extraer ADN, lo que hubiese demorado aún más el proceso.

“Las querellas de Cristina Castro informan que tras la audiencia realizada de manera remota esta mañana, la jueza federal María Gabriela Marrón confirmó que, según el cotejo de ADN realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense, los restos encontrados el 15 de agosto en un cangrejal en la zona de Villarino Viejo corresponden con la identidad de Facundo Astudillo Castro, el joven que estuvo desaparecido desde el 30 de abril», se informó.

En la audiencia estuvieron presentes, además de la jueza, la mamá de Facundo, Cristina Castro, sus abogados Luciano Peretto y Leandro Aparicio, y la abogada de la Comisión por la Memoria, Margarita Jarque, como querellante institucional. También estuvo presente Luis Fondebrider, titular del EAAF y Malena Derdoy, a cargo de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas y asesoras, asegura el comunicado.

El texto, difundido poco después del mediodía de hoy, no puntualiza sobre los resultados de la autopsia practicada en el la Morgue Judicial del Cuerpo Médico Forense de la calle Viamonte, sobre lesiones encontradas o una posible causa de muerte.

“Mamá, vos no tenés idea dónde estoy, no me vas a volver a ver más”, le dijo a su madre Facundo poco después de las 13:00 hs. del 30 de abril pasado, en la última comunicación que se le conoce desde que salió de su casa. Sin embargo, las antenas de celular de Ingeniero White detectaron luego dos conexiones de su teléfono: una a las 16:06 hs. en el cruce de la ruta 3 y las vías en desuso y otra a las 20:00 hs., la hora en que un amigo de Facundo recibió un mensaje de su usuario de Facebook que le avisaba que estaba con poca señal y casi nada de batería.

Desde ese momento, la versión más fuerte es que Astudillo Castro habría sido detenido en la localidad de Mayor Buratovich por la Policía Bonaerense, donde le labraron un acta por haber violado la cuarentena, pero hasta ahora no se sabe con precisión qué pasó con él después de eso.

A fines del mes pasado, el presidente Alberto Fernández recibió en la quinta de Olivos a Cristina Castro: Fernández se comprometió a investigar a fondo lo ocurrido y le obsequió un cachorro.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario