Fondos: Rodríguez Larreta respondió a la media sanción de Diputados

Luego de que la Cámara de Diputados le diera media sanción al proyecto que busca quitarle más fondos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Horacio Rodríguez Larreta realizó una conferencia de prensa con un fuerte mensaje hacia el gobierno nacional, defendiendo los recursos de su territorio y acusando al Ejecutivo de tener intenciones políticas detrás del recorte para perjudicarlo y llevar a los porteños “al límite del sometimiento”.

Como la iniciativa del kirchnerismo busca recortarle los fondos que Nación le gira a la Ciudad por la policía, el jefe de Gobierno porteño destacó el accionar de la fuerza que depende de Diego Santilli. Y para defender su rol en el control del delito, aludió al descontrol visto en la Casa de Gobierno el jueves de la semana pasada durante el velorio de Diego Maradona.

Una diputada del oficialismo manifestó que nuestra autonomía es reversible. ¿Esto qué quiere decir?, ¿Que quieren sacarle la Policía a la Ciudad? ¿Quieren sacarle la Seguridad a la gente para que la calle sea tierra de nadie y que barrabravas violentos puedan tomar la Casa Rosada como el otro día?”, se preguntó.

Y sentenció: “La Policía de la Ciudad es una fuerza profesional, muy bien equipada y entrenada, que con mucho esfuerzo y trabajo ha logrado bajar los delitos en la Ciudad a los niveles más bajos en mucho tiempo. Y tenemos que seguir mejorando. Pareciera que quieren desfinanciar, o incluso quebrar a la Ciudad para llevarla al límite del sometimiento”.

Sobre lo que implica la quita de dinero, detalló: “Los 65.000 millones de pesos que la Ciudad deja de percibir se traducen directamente en el 88% del presupuesto de salud. Equivale a menos patrulleros. Equivale a la construcción de 217 escuelas primarias, a 13.000 viviendas nuevas en barrios populares; a la construcción de 475 kilómetros de cloacas y pluviales; a la construcción de obras y al mantenimiento del espacio público”.

Larreta anticipó que la respuesta de la Ciudad será la misma que cuando el Gobierno anunció el primer recorte de coparticipación para favorecer a Axel Kicillof: Llevar la disputa a la Corte Suprema. Por eso, le mandó un mensaje al máximo tribunal para que acelere sus tiempos ya que, según explicó, “desde el 10 de septiembre la Ciudad dejo de percibir mas de 10.000 millones de pesos y esto no se va a detener hasta que el decreto se declare inconstitucional”.

Tal vez se esperaba que desde la Ciudad juguemos el mismo juego, elevemos el tono de la confrontación y empecemos una disputa política o lo llevemos a una pelea personal. Pero no. No elegimos ese camino. Siempre vamos a elegir la institucionalidad por sobre la disputa política, porque esos son nuestros valores y nuestros valores son innegociables”, sostuvo sobre la decisión de recurrir a la Justicia.

Y completó: “Necesitamos que la Corte se manifieste para restablecer el federalismo que se quebró. Porque hoy es la Ciudad pero mañana puede ser cualquier otra provincia”.

En sintonía con esto, el alcalde porteño criticó la intención del Gobierno de querer firmar un Consenso Fiscal que le quite el derecho a la Ciudad de litigar contra el Estado, algo que lo dejaría fuera de juego en sus reclamos ante la Corte. En este punto fue cuando denunció una “intención política” de parte la Casa Rosada.

El decreto, ahora la ley; el Consenso Fiscal y la denuncia penal que nos metieron por los episodios durante el velorio de Diego, se suman a ataques políticos a la Ciudad y a mi mismo en forma personal. Todo esto muestra que hay un clara intención política. Y no es que me afecte a mi, a la Ciudad o a los porteños. Esto afecta a toda la Argentina. Porque este camino sólo profundiza la grieta que tanto mal le ha hecho a nuestro país. Ahora, no cuenten conmigo para agrandar esa grieta”, expresó.

En este sentido, Larreta apuntó contra los diputados del Frente de Todos que representan a la CABA y votaron a favor del recorte: “Fueron electos para defender los intereses de los vecinos, hacer exactamente lo contrario. Votaron en contra de sus vecinos, en contra de su Ciudad. No se me ocurre algo más contradictorio. Miren a dónde nos llevó la grieta. Increíble”.

Otro punto en el que hizo hincapié fue en la manera en la que el kirchnerismo intentó negociar: “El Gobierno aceleró contrarreloj y a las apuradas tanto el tratamiento en comisión como el llamado a la sesión para el ultimo día hábil de sesiones ordinarias. No hay antecedentes de tanta premura ni tanta improvisación”.

Y enumeró: “Primero, se mantiene el recorte mientras duren las negociaciones. Es decir, nos invitan a debatir algo mientras ejecutan la decisión que ya tomaron. Segundo, la base de cálculo que se toma para la negociación no se corresponde con lo que cuesta garantizar un servicio de seguridad. Y tercero, se le pide opinión a un organismo que no es imparcial. La Comisión Federal de Impuestos está compuesta por un representante de cada provincia y del Gobierno Nacional, que ya han manifestado, incluso públicamente, su posición favorable a ellos en este conflicto”.

El Gobierno nacional dice que nos propone dialogar. Pero en realidad, es como si nos invitara a jugar un partido en el que ellos ponen una cancha que ya está inclinada, designan al árbitro y encima el resultado ya está decidido”, completó.

En el comienzo de su discurso, Larreta puso el foco en “los valores, la gestión y el trabajo” que guían a su equipo, aludiendo a la pandemia y a la dificultad de atravesar este año desde el punto de vista económico y administrativo: “Este ha sido, posiblemente, el año más duro y difícil de nuestra historia. No se los tengo que contar porque lo vivieron en carne propia: Algunos con la pérdida de sus seres queridos, otros sin poder ver a sus familiares o amigos durante mucho tiempo, muchos negocios con las persianas bajas, las plazas cerradas, las escuelas sin chicos. Pero juntos, pudimos organizarnos y transitar esta pandemia cuidándonos y recuperando poco a poco las libertades que se restringieron en todo el mundo. Y lo hicimos guiados por dos valores centrales que impulsamos desde el primer día: La gestión y el trabajo en equipo con cada uno de ustedes”.

Y aquí marcó un quiebre en la postura del gobierno nacional: “Lamentablemente, estos últimos meses tuvimos que enfrentar situaciones totalmente contrarias a nuestros valores. Propusimos gestión y cooperación, y nos devolvieron decisiones improvisadas y arbitrarias. La decisión intempestiva e inconsulta del 9 de septiembre, de quitarle fondos a la Ciudad a través de un decreto afectó gravemente el presupuesto que teníamos aprobado y la ejecución del plan de este año. Desde ese día, la Ciudad dejó de recibir 150 millones de pesos diarios. Que para fin de año va a ser de 13.000 millones de pesos. Y para el próximo año, 53.000 millones de pesos”.

Tenemos que estar todos juntos tirando para el mismo lado. Yo creo en el consenso y en el diálogo. Y mis convicciones no van a cambiar aun ante ataques como estos. Yo estoy convencido que los argentinos vamos a salir adelante. El camino es juntos”, concluyó el jefe de Gobierno.

Fondos: ¿Cuáles Diputados votaron contra los porteños?

Entre los votos a favor, siete legisladores que representan a la Ciudad ofrecieron su apoyo: Mara Brawer, Gabriela Cerruti, Itaí Hagman, Carlos Heller, Gisella Marziotta, Paula Penacca y Eduardo Valdés.

Edgardo Marano

Deja un comentario