Fue detenido el ex juez federal ultra kirchnerista César Melazo

El ex juez de Garantías platense César Melazo fue detenido acusado de integrar una banda «mixta» entre ladrones y policías que se dedicaba a robar autos y casas.

El operativo comenzó alrededor de las 4 de la madrugada en su casa de Gonnet, en la localidad de La Plata. Cuando el allanamiento termine, César Melazo será detenido y trasladado por las autoridades policiales.

César Melazo está involucrado en el marco de una investigación en la que también se encuentra detenido hermano del ex delantero de Independiente y la Selección Nacional Daniel Bertoni, junto a policías y barrabravas.

El ex magistrado está acusado de integrar y dar protección a una asociación ilícita.

Según informaron voceros del caso, la organización se dedicaba a detectar casas vacías para luego desvalijarlas, cubierta por las “zonas liberadas” que garantizaban desde la Bonaerense. Además, los acusados estarían involucrados en la compra venta de vehículos robados y el cobro de pólizas de seguros.

El recorrido de esta extensa red que vincula a ladrones, policías y personajes poderosos abrió la puerta a una posible intervención de jueces y fiscales en ese entramado delictivo.

En el pedido de detención se incluyen varias llamadas en las que los sospechosos hacen mención a presuntos tratos con el ex juez, quien renunció a su cargo en medio de un juicio político por mal desempeño, y con el fiscal Tomás Morán, también retirado. La propiedad de Morán fue allanada en el marco de los operativos en los que se detuvo a César Melazo.

En el escrito, la fiscal Betina Lacki denuncia irregularidades que refuerzan la hipótesis de una complicidad de sectores de poder: “El empeño puesto, tanto por operadores judiciales como policiales, para obstaculizar esta investigación, fue tanto que casi logran su objetivo”, describe.

De acuerdo con la hipótesis judicial, los líderes de la organización serían el comisario inspector Gustavo Bursztyn, hasta hace unos días integrante del Comando de Patrullas de La Plata; y el teniente 1° Gustavo Mena, un ex jefe de calle de la comisaría 2° de La Plata que fue pasado a disponibilidad en 2015. Estos dos oficiales de la Bonaerense manejaban la red de delincuentes.

Según la acusación, “marcaban” casas vacías en las que había dinero para cometer lo que en la jerga se conoce como “escruches”. Fuentes de la investigación confiaron que los policías reclutaban asaltantes que cometían los delitos “casi siempre en pareja” y “liberaban la zona”.

Edgardo Marano

Deja un comentario