El Gobierno copia los modelos de España e Irlanda y avanza contra la salud privada

Alberto Fernández avanza en la idea para centralizar el manejo de recursos sanitarios de manera temporal mientras dure la pandemia de coronavirus. «Vamos a enviar un DNU para declarar de interés público todo los recursos sanitarios de la Argentina. No vamos a discutir la propiedad, podrá ser estatal o privado, pero creemos que tiene que haber un comportamiento igualitario para cada argentino», sostuvo el ministro de Salud Pública, Ginés González García, este miércoles 1 de abril en su videoconferencia ante Diputados.

A las 12 comenzó una reunión en el ministerio de Salud con las obras sociales y representantes de las clínicas privadas para explicarles la iniciativa. Referentes de las principales prepagas reconocieron a este medio que no tienen más información «que lo que salió en los medios y dijo el ministro». ¿De que se trata la idea? La Argentina mira a España: el país ibérico, uno de los más golpeados por el covid-19 en el mundo, tomó esa decisión el sábado 14 de marzo.

En el decreto se estableció: «El Ministro de Sanidad podrá ejercer aquellas facultades que resulten necesarias a estos efectos respecto de los centros, servicios y establecimientos sanitarios de titularidad privada (…) El ministerio de Salud podrá: Impartir las órdenes necesarias para asegurar el abastecimiento del mercado y el funcionamiento de los servicios de los centros de producción afectados por el desabastecimiento de productos necesarios para la protección de la salud pública. Intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fábricas, talleres, explotaciones o locales de cualquier naturaleza, incluidos los centros, servicios y establecimientos sanitarios de titularidad privada, así como aquellos que desarrollen su actividad en el sector farmacéutico».

En España el sector de Salud privado cuenta con 460 hospitales, 266.728 profesionales y 51.373 camas (el 32% del total). Pero el sistema sanitario general está colapsado por el coronavirus, con más de 110.000 casos confirmados y al menos 10.000 muertos.

Irlanda tomó una decisión similar apenas semanas después: su ministro de Salud, Simon Harris, anunció el 26 de marzo que el Estado tomaría el control de los hospitales privados durante la crisis sanitaria, para que todos los pacientes sean tratados de forma gratuita, tengan o no cobertura privada.

En Argentina, según cifras del sector, el 70 % de la población se atiende en sistemas privados, que abarcan obras sociales sindicales, de dirección, provinciales, PAMI y prepagas. El sector público cubre a cerca de 15 millones de personas. Las cifras del covid-19 en nuestro país, por suerte, todavía están lejos de la dramática situación que se vive en España o Italia. Pero el Gobierno nacional no descarta ninguna herramienta y busca todas las alternativas posibles ante una eventual disparada de los contagios.

Edgardo Marano

Deja un comentario