Juliana Di Tullio tiene un cargo en el Banco Provincia

Los cargos públicos más sensibles dentro del Banco Provincia y el Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires tienen lugares reservados para el oficialismo pero también para la oposición. Los mismos se suelen negociar previo a la votación del Presupuesto para lograr consensos fiscales y políticos. Ahora, el kirchnerismo se quedó con una silla dentro del directorio del BAPRO y la elegida fue Juliana Di Tullio, una de las diputadas más fieles a Cristina Fernández de Kirchner.

Los nombramientos se oficializaron hace instantes en el Senado bonaerense, según pudo confirmar este medio. En total son cinco directores los que llegan: dos para el peronismo/kirchnerismo, dos para el Frente Renovador y una para la UCR, socio en la alianza Cambiemos. Son, en ese orden, Juliana Di Tullio, Humberto Vivaldo, Mario Meoni, Sebastián Galmarini y Diego Rodrigo.

Juliana Di Tullio ejerció como diputada hasta 2017, cuando terminó su mandato. Fue jefa de bloque y es oriunda de Morón. Hasta hoy se desempeñaba en la Secretaría de Promoción Ciudadana de la Defensoría del Pueblo bonaerense.

Del resto, Vivaldo es correntino y responde al intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares. Mario Meoni y de Sebastián Galmarini son más conocidos. El primero fue intendente de Junín desde 2003 hasta 2015. El segundo es cuñado de Sergio Massa y fue senador provincial entre 2013 y 2017.

Martín Insaurralde. En el Tribunal de Cuentas asumirán dos integrantes de Cambiemos: Ariel Héctor Pietronave, que responde al intendente de Lanús, Néstor Grindetti; y Gustavo Diez, docente universitario. El Frente Renovador eligió al contador Daniel Chillo, que trabajaba en el Municipio de Tigre.

El caso que más polémica suscitó en el Senado fue el que eligieron los intendentes, con Martín Insaurralde a la cabeza. El de Lomas puso a Juan Pablo Peredo, quien tenía el cargo de relaciones exteriores de Codere, la empresa de bingos española con mayor poder en Buenos Aires.

La relación del jefe comunal con los empresarios del Juego no es nuevo y tiene una relación de años con Daniel Mautone, socio de Daniel Angelici en salas de juego. Peredo además fue denunciado por Margarita Stolbizer y Silvina Martínez por negociaciones incompatibles mientras trabajaba para el Ministerio de Modernización.

Edgardo Marano

Deja un comentario