Juntos por el Cambio propone una rebaja del 30% de sueldos en funcionarios

El bloque de Diputados de Juntos por el Cambio, propuso un recorte del 30% en los sueldos de los funcionarios públicos más altos. A través de una carta dirigida al presidente Alberto Fernández, el espacio opositor pidió destinar el total recaudado a tareas de prevención y de asistencia por el coronavirus.

El comunicado se conoció minutos después de que, en distintos barrios de la Ciudad de Buenos Aires, se escuchara un cacerolazo en pos de una rebaja de los salarios de la planta política.

La solicitud del espacio de Juntos por el Cambio llegó luego de una charla que mantuvieron por la tarde sus máximas autoridades en la Cámara Baja: Mario Negri, Cristian Ritondo y Maximiliano Ferraro.

En la nota, los parlamentarios de Juntos por el Cambio aludieron a las «circunstancias excepcionales» que atraviesan la Argentina y el mundo, las cuales demandan de las instituciones y actores políticos una «mayor disposición de explorar alternativas» para hacer frente a la crisis sanitaria.

«Sabemos de las dificultades que tiene el Estado Argentino, que se agigantan cuando las restricciones se multiplican, como pasa en cualquier crisis socio-sanitaria: los recursos son escasos y el tiempo es apremiante», dice el texto que, además, recuerda que las dietas de los legisladores se encuentran congeladas desde diciembre pasado.

Aún así, desde Juntos por el Cambio propusieron, a semejanza de iniciativas similares en algunas provincias y en la región, la «constitución de un fondo de emergencia destinado a atender los aspectos ‘más urgentes’ de la gestión de la crisis».

Concretamente, en Juntos por el Cambio sostuvieron la necesidad de «garantizar el acceso universal al sistema de salud en el contexto de la emergencia, particularmente a través de la compra de insumos críticos y reactivos para reforzar una política de testeo estratégico y el sostenimiento del empleo en el sector privado, especialmente el que generan las PYMES de nuestro país y su distribución con criterio federal».

Con el objetivo de constituir el fondo mencionado, en Juntos por el Cambio estimaron que será necesario el aporte del 30 % de los ingresos de la totalidad de los cargos jerárquicos del Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial, que incluye a ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, camaristas, jueces, secretarios, legisladores, Presidente, vicepresidente, ministros, secretarios y subsecretarios, el Ministerio Público Fiscal, los directorios de las empresas públicas y los organismos descentralizados y desconcentrados.

En Juntos por el Cambio también propusieron que la medida se lleve adelante durante un plazo de 90 días, y que el control del gasto del fondo lo realice la Auditoría General de la Nación mediante un programa creado a tal efecto.

«Creemos que son tiempos de austeridad y solidaridad del Sector Público y que todos los esfuerzos deben concentrarse en garantizar el acceso a la salud y preservar el empleo y a nuestras empresas para que superada la emergencia sanitaria podamos entre todos salir adelante con el trabajo mancomunado entre el sector público y el sector privado», concluyeron.

La propuesta de Sergio Massa que se une a la de Juntos por el Cambio

Luego de que los diputados de Juntos por el Cambio le pidieron al Presidente de la Nación que reduzca por el plazo de 90 días los sueldos del Poder Ejecutivo y proponga lo mismo a funcionarios de los organismos descentralizado y se consensúe con el Poder Judicial, Ministerio Público y Poder Legislativo, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, recogió el desafío y analiza una resolución para aplicar un recorte en las dietas de los 257 integrantes de ese cuerpo, a modo de gesto, en medio del parate económico por el coronavirus: un 40% de quita adicional a las reducciones en concepto de viáticos y pasajes durante el mes de marzo.

El trascendido generó preocupación en la oposición donde se pidió un esfuerzo a todos los poderes para sumar entre 3.000 y 5.000 funcionarios que aporten a un fondo sanitario como hacen Paraguay, Chile y Uruguay. “No alcanza”, dijo uno de los diputados que ayer trabajó en el texto público dirigido al Presidente. Y mencionó que debe acordarse con todas las fuerzas políticas la reducción y el porcentaje para evitar que sea una atribución exclusiva del presidente de la Cámara. A futuro, sin emergencia, “¿qué pasaría si se bajan sueldos a diputados así?”, advirtió.

Massa analiza también la suspensión de asesores en Diputados y el remate de autos que se sumarían a la restricción de pasajes. De esta manera prevé armar un fondo de $ 200 millones en cinco meses que se destinarían a instituciones de la salud.

El lunes por la noche el diputado tigrense firmó el giro de fondos al Hospital Garraham y al Posadas que se acreditarían, informaron, en el día de mañana. Las partidas surgen del congelamiento de sueldos del año pasado y sumarían unos 32.7 millones de pesos. Los diputados de Juntos por el Cambio le pidieron que los subsidios que le corresponden a ese interbloque se destinen al Instituto Malbrán.

Lo que Massa aún no podía definir es cómo aplicar el recorte en las dietas y gastos, en lo que trabajan el Secretario General de la Cámara, Juan Manuel Cheppi, y el Secretario Administrativo, Rodrigo ‘Rodra’ Rodríguez.

A esto se suma una delicada cuestión política. El presidente Alberto Fernández no quiere correr detrás de los reclamos de la gente en las redes sociales y por ahora no recortaría sueldos políticos.

Además cada decisión que se toma en Diputados repercute en espejo sobre el Senado donde quien define es nada menos que Cristina Kirchner quien no compartió con Massa la idea de que el Parlamento sesione. De hecho, prácticamente no se registra actividad en la Cámara alta a diferencia de los diputados que ayer tuvieron una reunión de comisión a través de teleconferencia en la que el ministro Nicolás Trotta presentó un extenso informe sobre cómo trabaja el área durante el aislamiento social y respondió una artillería de preguntas de representantes de todos los bloques.

La Secretaria Jurídica de la Cámara de Senadores, Graciana Peñafort, hizo una carta pública: ¿»En serio le quieren bajar el sueldo a Alberto Fernandez? ¿A Ginés Gonzales García? ¿ A Wado? Todos ellos y muchos más, se la están jugando todos los días para que todos estemos lo mas a salvo posible. Creo con sinceridad que es una estupidez. Y también creo que es una conducta disruptiva destinada a abrir una grieta nueva», remarcó la abogada en un largo texto.

En algunas provincias ya hubo recortes de haberes y gastos políticos. La semana pasada el sanjuanino Sergio Uñac dispuso un recorte del 30% a unos 400 agentes y el entrerriano Gustavo Bordet firmó un decreto el viernes 27 con la que bajó a la mitad el salario de los funcionarios del Ejecutivo. Ambos responden al Frente de Todos.

Ayer los imitaron los radicales Rodolfo Suárez, de Mendoza, y Gustavo Valdés de Corrientes quienes dispusieron que ningún funcionario, asesores, directores, subsecretarios, secretarios, ministros y ellos mismos cobre más de $ 50.000 en el mes de marzo. Similar gesto tuvieron los intendentes de Pergamino, Junín y Escobar.

La propuesta de los diputados de Juntos por el Cambio, muy discutida y con diferencias de posturas entre radicales, PRO y la Coalición Cívica, apunta a la creación de un fondo para enfrentar al coronavirus con el aporte del 30% de sueldos de todos los poderes y organismos durante 90 días.

Edgardo Marano

Deja un comentario