La foto de la vergüenza

Esta vez quisiera hablar de una imagen. Una foto. Una tomada de pelos a todos los ciudadanos. Pensar que con cambiar de remera todos nuestros pecados se extinguen y la foja se limpia es subestimar al pueblo. Yo espero que esta imagen sea una muestra de la pobreza de nuestra política y de nuestros representantes.

¿Cuál es la novedad? ¿Cuál es la renovación? ¿Que revela esta imagen? ¿Se arma un frente político como la gente? ¿Se cambia la vida de los argentinos para siempre?

La política sigue subestimando al pueblo, seguimos en el sendero de la necesidad de poder. Acá nadie frena y para la pelota para ver quienes están solos, abiertos y dispuestos a cambiar la realidad. Se sigue jugando con los mismos jugadores una y otra vez, sabiendo que ya cumplieron el ciclo. Que ya no rinden como antes. Y esto no es una crítica a la Selección Nacional de Fútbol, porque yo los banco a esos jugadores que llegaron a 4 finales cuándo antes no llegábamos ni a los octavos de final de ninguna competencia. Si fuera por mí desearía que Messi jugara hasta el 2050 si es posible. Pero este equipo de políticos sigue tratando al pueblo de tonto y lo hace porque realmente es lo que siempre quiso construir desde la primera vez que llegó al poder. Fíjese que la realidad lo demuestra a través de las Pruebas Aprender. Lamentables, indignantes, preocupantes. Esas mismas personas a las que el populismo y el PJ nunca quiso educar son las que con sus pocas herramientas decidir a quién votar en cada elección. La falta de educación es la herramienta principal de la política para conseguir adeptos, porque lamentablemente no les enseñan a preguntarse, analizar más allá de que cada uno de ellos pueda hacerlo. Que no se malinterprete, pero la falta de educación nos hace mucho más manipulables. Por eso llegamos a donde lo hicimos en la “década ganada”. Es bochornoso que los políticos crean que somos todos tontos, que compramos cualquier fruta.

Ver a 4 referentes kirchneristas juntos ahora se llama “renovación política”. Hagamos una foto con Máximo, Florencia, Cristina y Nestor Iván, como para seguir con la idea de 4 Ases de espada. O mejor saquemos una foto de Moyano Hugo, Moyano Pablo, Moyano Facundo y Liliana Zulet (Ex Esposa) y digamos que llegó la “renovación sindical”. Es vergonzoso. Uno por uno los mismos de siempre, se reparten la plata, el poder y vaya uno a saber cuántas cosas más.

Massa, Schiaretti, Urtubey y Pichetto. Juntos por una Argentina diferente. Diferente sería si esos cuatro se fueran a vivir al extranjero. Pero no, van a formar un frente de oposición, oportunista, que aprovecharía las próximas discusiones en el congreso, donde serían mayoría, para seguir poniendo trabas para que la Argentina crezca. Recordemos la historia política de cada uno de ellos e intentemos mantener el recuerdo para la fecha en la que tengamos que votar en 2019 un nuevo mandato presidencial.

Empezando por Pichetto, sugiero que no dejen de ver el video de la sinceridad del Senador Nacional en lo que se refiere a la Libertad de Expresión (AL PIE DE LA NOTA). Según la versión taquigráfica de la Cámara de Senadores del Congreso de la Nación dijo lo siguiente: “Política de la indignación, con periodistas que se indignan, con sociedades que están frustradas y que tienen insatisfacciones económicas. Entonces, el elemento gravitante, mediante el sistema de redes de comunicaciones, es poner a los demonios… El infierno siempre es el otro y hay que indignarse mucho, todos los días, frente a los funcionarios del Estado, de la administración. Aparecen economistas, que además están en todos los canales de televisión, que pululan alentando el fracaso o la derrota, la inexistencia de futuro. Y ustedes lo permiten. Porque como no pagan pauta a nadie, cada uno dice lo que quiere en la televisión argentina. Ustedes creen que todo se resuelve en las redes, toda esta pavada. Nadie maneja la opinión pública, nadie maneja el horario prime time de la televisión, por lo tanto dicen cualquier cosa de todos. En fin: política de la indignación”.

Es sumamente importante recordar este episodio el día que dejemos el sobre dentro de la urna, imprescindible no olvidar que manejar la opinión pública es una necesidad del peronismo en cualquiera de sus formas. Este Senador es una persona que debería perder todos los respetos de la sociedad.

Sergio Massa, un oportunista de película. Un político flexible, que adapta cualquier discurso al contexto para parecer una opción fantástica y renovada, cuándo integró desde el 23 de Julio de 2008 y hasta el 07 de Julio de 2009 el Gobierno de Cristina Fernández como Jefe de Gabinete de Ministros. Una época que a la vista de los juicios por enriquecimiento ilícito y del tema de los bolsos, es increíble que durante casi un año de mandato, no haya visto ni oído nada acerca del manejo fraudulento de quienes manejaban la Nación. Podríamos decir que es una persona demasiado poco inteligente como para que tome las riendas del país, si no puede ver este tipo de cosas. Igualmente viene de dos derrotas fuertes, como candidato a presidente en 2015 y en 2017 como Senador Nacional quedando afuera del Congreso de la Nación. Ojalá el electorado se dé cuenta de que sigue siendo más de lo mismo, en relación al Kirchnerismo. Ni quisiera recordarles su paso por ANSES, ya que con esto es más que suficiente para entender quién sigue siendo.

Juan Manuel Urtubey. Gobernador de la Provincia de Salta actualmente. Una de las provincias más pobres de la Argentina actual. Ganando la Gobernación de la provincia primero en 2007 en la boleta del Frente Para la Victoria. No hay demasiado por agregar. En 2011 fue reelecto y esta vez, para diferenciarse un poco ganó con el Frente Justicialista Renovado Para la Victoria. Ese año arrasó con el 60% de los votos aproximadamente. Y nuevamente en 2015 y hasta 2019 seguirá gobernando la provincia. Sumado a todo esto administra una provincia donde la pobreza afecta a casi el 30% de la población y como si fuera poco en 2015 opinaba en televisión que Sergio Massa era un “cachivache”. Se ve que el deseo de poder le hizo cambiar de opinión. Pero bueno, como todos los políticos, es de fuertes convicciones (?).

Juan Schiaretti. La verdad que en el momento en que escribo esto no recuerdo nada que me haga pensar mal de este hombre, por lo pronto parece ser el más adecuado para un reordenamiento del peronismo, pero sus estadísticas en Córdoba no son tan increíbles tampoco. El Anses ubicó la pobreza en Córdoba en un 30.3% y 5,5% son indigentes en el primer semestre de 2018. La tasa de desempleo en Córdoba registra para el 1er trimestre de 2018 un 10.3%, ambos indicadores por encima de la media nacional. Por lo que su gestión no
opaca lo realizado por la Coalición Cambiemos hasta ahora.

A modo de conclusión tenemos que decir que esta foto, no representa más que “más de lo mismo”, políticos que no tienen ideas innovadoras, ni reflejan administraciones excepcionales que hagan que los votos fluyan al “peronismo renovado”. Ojalá los votantes se acuerden de estas y muchas cosas más de estos cuatro personajes en el día de la votación.

Gabriel Salvatore

Deja un comentario