La UCR garantizó al oficialismo el quórum para tratar la emergencia

«Vamos a viabilizar, a dar quorum y vamos a estar para que los proyectos se traten, los necesita el Gobierno. La oposición estará sentada para viabilizar el proyecto, va a contribuir a que el Gobierno tenga herramientas, que muchas de ellas compartimos», dijo el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, de la UCR, al salir de la reunión que compartieron sus pares Eduardo Valdés (Corrientes) y Rodolfo Suárez (Mendoza) con Fernández y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro.

Morales aseguró que conocía lineamientos del proyecto de boca del presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, quien se los informó anoche. Acordó, sobre todo, con la suspensión por un año del consenso fiscal firmado por el ex presidente Mauricio Macri con los mandatarios provinciales el año pasado. «Nos va a permitir afrontar el año que viene», dijo Morales, y confirmó que se firmará mañana a las 11 un compromiso de todos los gobernadores y el Presidente que efectivizará esa suspensión parcial, relacionada con el pago de Ingresos Brutos y Sellos. «Lo vemos bien, van a venir nuestros ministros antes, y suponemos que a las 11 estaremos acompañando este planteo», agregó el mandatario jujeño de la UCR.

«Algunos puntos -del proyecto- los comparto, otros -como les anticipamos- de aprobación de superpoderes, no», agregó Morales. El bloque opositor se opondrá a un amplio pedido de facultades extraordinarias para acelerar reformas sin tratamiento parlamentario. «Delegar facultades y superpoderes sería un retroceso democrático», dijo ayer el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri.

Con 121 diputados propios sobre 257, el Frente de Todos podría necesitar del aporte de un sector de la oposición para avanzar en los artículos más polémicos.No se necesita una mayoría especial para la delegación de facultades.

Cerca de Fernández enfatizaron la importancia del «gesto» del Presidente. «Los recibió más de una hora, hay que destacar eso», afirmó uno de sus voceros. Enfatizó, además, que con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta hay «buena sintonía» y que ya conversaron de este tema durante la reunión que tuvieron a solas, días antes de asumir el Gobierno. «No hay rejas que nos separen», ironizó el funcionario nacional, en relación con la decisión conjunta de quitar las rejas que dividían la Plaza de Mayo. Por las dudas, y según confirmaron fuentes del gobierno nacional y también del porteño, Larreta pasó «un rato a saludar» por el despacho del Ministro del Interior, y le confirmó que estará mañana en la reunión con el resto de los mandatarios provinciales.

Los dirigentes radicales partieron hacia el Comité Nacional, que definirá hoy la continuidad del mendocino Alfredo Cornejo al frente de la UCR.

¿Qué dijo el Frente de Todos sobre el quórum que dará la UCR?

El Frente de Todos tiene casi asegurado el quórum para tratar la semana que viene el proyecto de emergencia económica, social y sanitaria, pero en la oposición hay dudas por la letra chica que el Gobierno todavía no develó. El bloque de diputados oficialista que comanda Máximo Kirchner necesita el acompañamiento de al menos una parte de la oposición.

Si bien Kirchner abrió el diálogo con la bancada de Juntos por el Cambio, la garantía final de contar con el número necesario para habilitar el debate la dio este viernes el jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, quien aseguró que esa bancada va a «dar quórum», pero advirtió que «nada va a ser automático».

En declaraciones a Futurock, el diputado mendocino señaló que «el Frente de Todos va a tener un disgusto si pretende imponer leyes y no tratan con aquellos que bloques minoritarios» como es Unidad Federal, que cuenta con ocho bancas. «Nosotros vamos a participar en las discusiones en la medida que tengamos participación en las comisiones», sostuvo Ramón y aclaró: «Hay que acompañar necesariamente el tratamiento y la discusión de estos temas, pero nada va ser automático». (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de «share» o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

El interbloque de Juntos por el Cambio adoptó una postura similar y ya le transmitió al oficialismo que darán quórum tanto en las reuniones de comisión como en la sesión prevista para el miércoles próximo, pero no garantizó su aprobación y espera definiciones más concretas por parte del Frente de Todos.

En primer lugar, el Gobierno anunció que enviará un proyecto de ley de «solidaridad social y reactivación productiva en el marco de la emergencia económica», pero mantiene en reserva el contenido de esa iniciativa, que la Cámara de Diputados espera recibir entre este viernes y el próximo lunes.

Según fuentes vinculadas a Juntos por el Cambio, no cayó nada bien que, pese al anuncio del oficialismo de enviar tres proyectos de emergencia, el Gobierno haya optado por una «ley ómnibus» que incluiría todos los temas en el mismo articulado. Los proyectos de este tipo obligan a que incluso quienes tienen disidencias parciales con una iniciativa deban votar en contra en general y luego expresarse artículo por artículo para rechazar algunos y aprobar otros

No obstante, lo que más ruido genera en la oposición es el contenido que todavía desconocen, pero que ya empezó a mostrar las diferencias internas en la bancada que preside el radical Mario Negri, donde observarán hasta el mínimo detalles de la iniciativa, especialmente la delegación de facultades al Poder Ejecutivo.

El radicalismo no está dispuesto a acompañar una emergencia económica que le dé al Poder Ejecutivo la capacidad de reasignar partidas por encima del 5% del Presupuesto nacional, límite que el peronismo le puso al gobierno de Mauricio Macri en 2017.

Al mismo tiempo, el bloque del PRO no quiere avalar nada que implique una suba de impuestos, elemento que estiman que estará incluido en el proyecto del Gobierno, mientras que la Coalición Cívica se diferenció de los radicales al anticipar su rechazo cerrado a cualquier delegación de facultades que permita al Ejecutivo reasignar partidas sin pasar por el Congreso.

El Frente de Todos confía en lograr igualmente la mayoría necesaria para aprobar el proyecto entre el miércoles y el jueves porque, aún en caso de no contar con ningún apoyo de Juntos por el Cambio, podría tejer un acuerdo con el bloque de Ramón y con el Interbloque Federal. Esa bancada presidida por Eduardo «Bali» Bucca tiene disposición a acompañar al Gobierno al menos en los primeros meses, a lo que se suma que su principal referente es Graciela Camaño, de estrecho vínculo con Massa.

Edgardo Marano

Deja un comentario