Lacalle Pou pidió la flexibilización del Mercosur y Alberto respondió

El presidente de la República Oriental del Uruguay, Luis Lacalle Pou, pidió hoy al Mercosur «flexibilizar» sus reglas para que los países puedan avanzar en acuerdos comerciales con otros bloques.

«Tenemos que avanzar en las negociaciones con otros bloques. Nosotros no estamos conformes. Creemos que es bueno iniciar diálogo y sentarse a la mesa, pero la suma de situaciones en las cuales no capitalizan estos acuerdos generan frustraciones«, dijo el presidente uruguayo.

Lacalle Pou participó de una cumbre virtual de jefes de Estado para conmemorar el 30° aniversario de la firma del Tratado de Asunción por el cual ha sido creado el Mercosur.

La ceremonia fue encabezada por el presiente argentino, Alberto Fernández y contó con la participación de sus pares de Paraguay, Mario Abdo Benítez; del Brasil, Jair Bolsonaro; del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce; y de Chile, Sebastián Piñera.

«El acuerdo con la Unión Europea… allí tenemos una dificultad. Se ha trabajado muchísimos años y todavía falta camino por recorrer, que hoy nos genera cierto escepticismo. Y tenemos que sincerar ese proceso para ver si vamos a llegar a buen puerto«, dijo el uruguayo.

Lacalle Pou agregó que hay otros bloques en el mundo que en estos treinta años han desequilibrado y generado riqueza y mercados sobre los cuales el Mercosur todavía no ha hecho avances suficientes, como por ejemplo el Asia.

«¡Es el momento para avanzar juntos! Obviamente que el Mercosur pesa en el concierto internacional. Lo que no puede ser es un lastre. Nosotros no estamos dispuestos a que sea un corsé en el cual nuestro país no se pueda mover. Y por eso hemos hablado con todos los presidentes de la flexibilización«, dijo Lacalle Pou.

«Flexibilización, distintas velocidades, veamos el nombre o el concepto. Pero Uruguay necesita avanzar. Nuestro pueblo nos exige avanzar en el concierto internacional. Y por eso vamos a proponer formalmente que se discuta en la mesa la flexibilización«, dijo el presidente uruguayo.

Y agregó: «Uruguay necesita que técnicamente y sobre todo políticamente el Mercosur tome una decisión al respecto. Después de treinta años, hijos de este momento en el cual el mundo se mueve muy rápido, no hay tiempo para grandes diálogos y grandes comisiones. ¡Hay que actuar!«.

«Casi todos los presidentes que hablaron antes que yo hablaron de pragmatismo. Me quiero subir a ese concepto. Librado de ideologías. Pensando en la libertad de desarrollo de los pueblos. Cuidando el bloque. Y teniendo como centro una vez más al individuo de cada uno de nuestros países. Tenemos que trabajar para la prosperidad de nuestras patrias. Es con el Mercosur, pero también es con la libertad que nuestro país necesita y merece«, dijo.

La respuesta de Alberto Fernández a Lacalle Pou

Sobre el cierre de la cumbre del Mercosur con motivo de celebrarse los 30 años de la creación del bloque regional, Alberto Fernández dejó un inquietante mensaje ante la atenta mirada de sus pares de Brasil, Uruguay, Bolivia, Chile y Paraguay.

Fue luego de que volvieran a quedar expuestas las diferencias entre el gobierno argentino y las administraciones de Lacalle Pou (Uruguay); Jair Bolsonaro (Brasil) y Miguel Abdo Benítez (Paraguay), los que plantearon la necesidad de “flexibilizar” la dinámica del bloque a una mayor integración global, algo que Alberto Fernández nunca planteó en su mensaje.

El Mercosur no puede ser un lastre y por eso hemos hablado con todos los presidentes en la necesidad de flexibilización. Uruguay necesita avanzar en el concierto internacional”, lanzó Lacalle Pou.

El mensaje generó malestar en Alberto Fernández, que antes de poner fin a la cumbre le contestó: “Es fundamental que todos podamos sentirnos hermanos. Si nos hemos convertido en otra cosa, en una carga, lo lamento, la verdad es que no queríamos ser una carga para nadie, porque además una carga es algo que hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse si es que esa carga pesa mucho. Hago hincapié en que terminemos con esas ideas que ayudan tan poco a la unidad”, aseguró el mandatario.

Y continuó: “No queremos ser lastre de nadie, si somos un lastre que tomen otro barco, pero lastre no somos de nadie, para mi es un honor ser parte del Mercosur, es un honor trabajar junto a ustedes”.

La frase del mandatario se produce, además, en un contexto de tensión en la región, luego de que la Argentina se retirara del Grupo de Lima, en un claro mensaje de apoyo a la gestión de Nicolás Maduro.

El discurso de Alberto Fernández

El Mercosur debe proteger a los gobiernos democráticos, la pandemia y la crisis que de ella se deriven hacen complejas las tareas de gobernar y por eso les propongo crear este observatorio, que sea una herramienta para la gobernanza de nuestras naciones”, indicó el jefe de Estado, que estuvo acompañado por el Canciller Felipe Solá y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. En ningún tramo de su discurso, Fernández planteó la necesidad de mayor apertura.

Entre otras cuestiones, el Presidente confirmó que la Argentina llevará a la reunión de cancilleres del Mercosur, que se desarrollará el próximo 22 de abril, la propuesta de que el arancel externo común “se base en preservar el equilibrio entre los sectores agroindustriales e industriales y corregir las inconsistencias”.

Por otra parte, el mandatario aseguró que la conmemoración de los 30 años del Mercosur “nos encuentra atravesados por la pandemia”. “Vivimos épocas complejas. El coronavirus ha desestructurado las bases mismas del mundo que conocíamos, y que se agrega a desafíos globales preexistentes como el cambio climático, la inestabilidad del sistema financiero internacional y la desigual distribución de los beneficios del comercio y la tecnología”, planteó en el inicio de su presentación.

Fernández llamó a sus pares del Mercosur a “no erosionar las estructuras productivas” de los países miembros. “No es tiempo de individualidades, nadie se salva solo, como dice el Papa Francisco”, dijo el mandatario al abrir, desde el Museo del Bicentenario, el encuentro virtual.

No debemos erosionar las estructuras productivas de nuestros países. Aspiramos a alcanzar consenso con nuestros socios; aunque pensemos diferente, debe primar la voluntad de integrarnos”, dijo.

Además del Observatorio de la calidad democrática, Fernández propuso crear otro vinculado a la violencia de género y un tercero referido al cambio climático.

Finalmente, sostuvo que la conformación del Mercosur hace 30 años “dejó atrás la lógica de la rivalidad para pasar a la lógica de la cooperación” y sostuvo que el bloque “favoreció la consolidación de las instituciones democráticas de la región”. “Vamos por muchos años más de Mercosur”, cerró.

Edgardo Marano

Deja un comentario