LATAM: caen acciones después del llamado a concurso de acreedores

Las acciones de LATAM sufren un desplome este martes en el premercado de la bolsa de Nueva York, en un anticipo de lo que se prevé como una jornada negra para la aerolínea, luego de conocerse el llamado a concurso de acreedores por la caída de la actividad aerocomercial.

El lunes, antes del anuncio, las acciones habían caído 4,8%, en el marco de la crisis de las aerolíneas. Las pérdidas más fuertes ocurrieron en marzo, cuando se paralizó el tráfico aéreo en la región.

A comienzos de año, el valor de la acción cotizaba por encima de los USD 10. Al cierre del lunes, el valor figuraba en USD 2,58, pero los movimientos del premercado en Wall Street arrojan un valor de USD 1,55, lo que marca una caída cercana al 40%, minutos antes de la apertura de la bolsa en Manhattan.

LATAM, la compañía aérea más grande de América Latina, tomó la medida por la drástica caída de la actividad causada por la pandemia del nuevo coronavirus. “El 26 de mayo de 2020, LATAM Airlines Group se presentó para reorganizarse bajo la protección del Capítulo 11” de la ley de quiebras de Estados Unidos, indicó el comunicado de Latam. La decisión de la compañía, que incluye a las filiales en Chile, Perú, Ecuador y Colombia, no tendrá un impacto inmediato en los vuelos de pasajeros o de carga, aclaró el mensaje.

Antes de la pandemia, LATAM volaba a 145 destinos en 26 países y efectuaba alrededor de 1.400 vuelos diarios. Se trata de un nuevo golpe para el sector de la aviación comercial muy castigado por la pandemia del nuevo coronavirus, que ha provocado el cierre de fronteras y el confinamiento de miles de millones de personas.

“Dado el impacto que la crisis generada por la Covid-19 ha tenido en la industria de la aviación, LATAM se ha visto obligada a tomar una serie de decisiones extremadamente difíciles en los últimos meses”, dijo el CEO de la compañía, Roberto Alvo, en un video.

El Capítulo 11 permite a una empresa que no está en condiciones de pagar sus deudas reestructurarse sin la presión de los acreedores. “El proceso de reorganización financiera del Capítulo 11 de los Estados Unidos ofrece una oportunidad clara y guiada para trabajar con nuestros acreedores y otras partes interesadas para reducir nuestra deuda”, dijo el presidente de la compañía en el comunicado.

Permite además “abordar los desafíos comerciales que nosotros, como otros en nuestra industria, enfrentamos”, agregó Alvo.

El mes pasado, la compañía chileno-brasileña dijo que había reducido sus operaciones en un 95% debido a la crisis sanitaria global y a principios de mayo anunció cientos de despidos.

El pasado septiembre, Delta Air Lines anunció que llegó a un acuerdo para comprar una participación del 20% de LATAM Airlines Group, con un valor de unos USD 1.900 millones

Sebastián Piñera, presidente de Chile (2018-2022), fue el principal accionista de LAN, que forma parte de LATAM, hasta que en el 2010 comenzó a vender su participación en la aerolínea tras asumir en su primer etapa al mando del país (2010-2014).

LATAM sufre la prohibición de viajes de Brasil

El proceso cobró urgencia el pasado fin de semana cuando el presidente de EE.UU., Donald Trump, prohibió la entrada de ciudadanos no estadounidenses de Brasil para frenar la propagación del coronavirus. Brasil representa aproximadamente una tercera parte de los ingresos de LATAM.

Latam tiene sus raíces en Lan Airlines, fundada en Chile en 1929 y privatizada en 1989 durante los últimos años de la dictadura de Pinochet. La operadora nació en 2012 después de que Lan anunciara planes para fusionarse con TAM por unos US$3.300 millones dos años antes.

La familia Cueto, el mayor accionista de LATAM y con dos asientos en el consejo directivo adquirió una participación en 1992 y el control del negocio en 1994. En ese momento, otro accionista importante era el actual presidente chileno Sebastián Piñera, quien vendió su propia participación del 26% al comienzo de su primer mandato como presidente en 2010.

Edgardo Marano

Deja un comentario