Llamado de atención a Marcos Peña: ahora todos los ministros serán voceros

El pasado fin de semana Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal estuvieron reunidos con el presidente Mauricio Macri y le apuntaron directamente a la estrategia de comunicación de Marcos Peña como responsable de muchos de los problemas que atraviesa el Gobierno.

Así las cosas, ambos propusieron descomprimir la situación reclamándole más -y más contundente- presencia mediática de todos los ministros de su Administración como así también de los legisladores de verdadero peso político en Cambiemos.

Esto no es una buena noticia para Marcos Peña, el jefe de Gabinete de Ministros que, entre otras cosas y por este reclamo, pierde cada día un poco más de terreno.

Macri tomó nota del pedido y en la primera reunión del Gabinete reducido pidió subir el perfil y defender la gestión de Gobierno a cada ministro y más allá de lo que sucede puntualmente en cada área.

“Ahora quedan ministros con más volumen. Ya no tienen a Lopetegui y Quintana, van a tener más poder; pero también más responsabilidades. Una de ellas será explicar lo que estamos haciendo y el rumbo del Gobierno”, comentaron fuentes oficiales del Gobierno.

Hasta el viernes pasado, Marcos Peña ejercía esa tarea él solo, con Rogelio Frigerio secundándolo algunas veces. El resto de los ministros se limitaba a hablar casi conPeña se transformó desde hace rato en el habitual vocero de las actividades del Gobierno argentino, incluso tras las reuniones de Gabinete, donde confluían los 22 ministros. Pero la orden de Macri cambió el escenario radicalmente. exclusividad de su propia cartera.

Peña se transformó desde hace rato en el habitual vocero de las actividades del Gobierno argentino, incluso tras las reuniones de Gabinete, donde confluían los 22 ministros. Pero la orden de Macri cambió el escenario radicalmente.

Ahora la cosa será diferente y sobre todo tras el paso de muchos ministros por los medios saliendo a cumplir la nueva directiva de Macri, “Marcos va a bajar el perfil. Es un momento en el que el Gobierno tiene muchos desafíos y es importante que se pueda dedicar de lleno a la gestión”, comentaron desde el mismísimo entorno presidencial. Así podría explicarse mucho mejor la cancelación reciente de la visita que Marcos Peña pensaba hacer al Senado.

En este contexto, todo resulta más claro todavía y para dejar bien establecida la nueva situación, tras la primera reunión de Gabinete «reducido», fueron Frigerio y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quienes actuaron de hecho como voceros.

Edgardo Marano

Deja un comentario