Los bolsos de López: primero al Garrahan, ahora al Gutiérrez

El hospital de niños Ricardo Gutiérrez recibirá U$S 3.133.456,40 de los U$S 9.000.000 de los bolsos con los que fue detenido en 2016 el ex secretario de Obras Públicas José López en un convento de General Rodríguez y serán destinados para la compra de insumos y aparatología y para investigación contra la pandemia del coronavirus.

Fuentes judiciales informaron que la decisión la tomó el Tribunal Oral Federal 1 a pedido del hospital. La misma medida había tomado la semana pasado para con el hospital de niños Juan Pedro Garrahan, que recibió 1.275.700 pesos y 1.988.139 dólares para la compra de diversos elementos.

Ambos hospitales fueron destinatarios por decisión del Tribunal de los 8.982.047 de dólares, 153.010 euros y 159.114 pesos que López llevaba en bolsos la madrugada del 14 de junio de 2016 cuando quiso esconderlos en un convento y fue detenido. Los jueces José Michilini, Ricardo Basílico y Adrián Gümberg condenaron en junio del año pasado al ex funcionario a seis años de prisión por enriquecimiento ilícito y decomisaron el dinero a favor de los hospitales.

Ante la emergencia sanitaria por el coronavirus, el tribunal le preguntó a los hospitales si necesitan insumos específicos para trabajar frente a la pandemia. Ambos respondieron de manera afirmativa e hicieron llegar el listado con el valor total.

El Garrahan había pedido un ecocardiógrafo 4D de última generación, dos video-electroencefalogramas, barbijos quirúrgicos triple capa, antiparras protectoras, entre otros elementos de un listado de 21 “necesidades-insumos”. Para la adquisición de todo ese material, el hospital también pasó un presupuesto, que finalmente fue autorizado por el tribunal la semana pasada.

Y hoy hizo lo propio con el requerimiento de María Cristina Galoppo, directora del Hospital Gutiérrez. «La presente contempla la emergencia sanitaria para la mejor provisión de los elementos necesarios para la asistencia de los niños que acudan a nuestro Hospital de Niños portadores de infecciones respiratorias agudas, y en particular la pandemia del virus COVID19. Asimismo parte de los insumos solicitados serán utilizados en los hospitales del sistema de salud de la CABA siendo solidaria nuestra institución con la grave situación que atravesamos por la pandemia debida al COVID19”, explicó.

El Gutiérrez requirió insumos, como barbijos y kits de detención del virus COVID-19, aparatología, como equipos de rayos móvil, monitores, camillas, colchones y respiradores de alta frecuencia. También fondos para investigación. El total fue de 3.133.456,40 de dólares.

“De tal suerte, tal cual lo indicamos en la resolución del pasado 1° de abril del año en curso al liberar los fondos a favor del Hospital Garrahan y remitiéndonos a los fundamentos que allí empleamos, analizados en esta oportunidad los requerimientos del Hospital Gutiérrez, los que resultan por demás razonables en el contexto de emergencia sanitaria en el que se encuentra nuestro sistema de salud, nos encontramos en condiciones de liberar la suma de dinero requerida”, señalaron los jueces en su resolución de hoy.

Al igual que hicieron con las autoridades del hospital Garrahan, el tribunal le requirió al Gutiérrez que presente “totalidad de los comprobantes y/o constancias que acrediten las transferencias internas que debieron ejecutar y las compras realizadas”.

La condena a López no está firme ya que fue apelada por su defensa para que sea revisada por la Cámara Federal de Casación Penal. Pero el decomiso del dinero no fue objetado, por lo que esa parte de la causa ya está firme y por lo tanto en condiciones de disponerse. Por eso es que los jueces ya entregan el dinero a los dos hospitales.

Junto con López fueron condenadas otras tres personas, entre ellas su esposa María Amalia Díaz, y tres recibieron la absolución, entre quienes estaban la monja Inés Aparicio, quien ayudó al ex funcionario a entrar los bolsos al convento.

El ex funcionario kirchnerista también fue condenado a un año y siete meses de prisión por la portación ilegal de una carabina que había llevado al convento. Y actualmente está siendo juzgado por el caso de las presuntas irregularidades en la obra pública que recibió Lázaro Báez. En ese proceso está acusada la ex presidenta y actual vicepresidenta, Cristina Kirchner.

Además, López fue enviado a juicio oral en la causa de los cuadernos de la corrupción. En ese expediente declaró como arrepentido, lo que le permitió salir de la cárcel de Ezeiza después de tres años y estar bajo un régimen especial de protección. Actualmente está en una casa especial dentro de la prisión de Marcos Paz.

Edgardo Marano

Deja un comentario