Los jubilados de todo el país financiarán un hospital del Conurbano

Los jubilados de Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Tucumán, por citar algunas de las provincias más pobres del país, financiarán un hospital del conurbano bonaerense.

La decisión la tomó la directora ejectiva del PAMI, la camporista Luana Volnovich, que derivará fondos de la obra social para atender los gastos de un hospital de la Municipalidad de Ituzaingó, municipio que conduce Alberto Descalzo, afín al Frente de Todos.

Volvnovich parece seguir una de las máximas de Juan Domingo Perón. “A los amigos todo, a los enemigos, ni Justicia”.

Un poco de historia

En el 2011, Alberto Descalzo, intendente de Ituzaingó -sigue hoy- estaba detrás de la construcción de un hospital. Era tal el interés que ya se había adjudicado la obra que había sido anunciada por la entonces presidenta Cristina Fernández, el 17 de octubre de 2008. Ituzaingó estaba entre los 7 distritos de Buenos Aires en los que se iba a construir uno de los Hospitales del Bicentenario.

En mayo de 2011, bajo el mandato de Cristina Kirchner, el PAMI a través de su interventor Luciano Di Césare, firmó un convenio con Descalzo para construir el hospital que iba a ser propiedad del Instituto de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) ampliando la prestación de la obra social así como también la atención de los vecinos del municipio. La municipalidad entregó a título gratuito el terreno para la realización de la obra y Di Césare concedió a Descalzo que la empresa Hogar Construcciones SA – Crea Urban SA UTE que había ganado la licitación municipal, sería adjudicataria para la construcción y puesta en marcha de la obra del Hospital Bicentenario de Ituzaingó por $198.202.704,31.

Hacia fines de 2015, y con el cambio de gobierno, la obra estaba casi terminada pero la contratista y el Instituto no se ponían de acuerdo en los apremios económicos que implicaban los vaivenes de una Argentina con creciente inflación. En ese contexto se decidió suspender la obra hasta que en 2018 extinguieron la relación contractual de mutuo acuerdo.

El municipio y los afiliados del Instituto tenían un hospital casi terminado pero que no podía ponerse en funcionamiento dada las imposibilidades económicas del PAMI para terminar la obra. El 16 de julio de 2019 el intendente de Ituzaingó y Sergio Cassinotti, gestión Cambiemos, por entonces interventor de la obra social de los jubilados, concluyeron en sellar un convenio (IF-2019-59371989-INSSJPGPMI#INSSJP) en comodato para que el municipio pudiera utilizar a su cargo las áreas que estaban en condiciones. Absolutamente todos los costos de puesta en funcionamiento así como su mobiliario, personal, instrumental, servicios públicos y todo gasto que implicara que el hospital iniciara sus actividades eran exclusiva responsabilidad de la municipalidad. El convenio tenía una duración de 10 años y una obligatoriedad de cumplimiento de cuando menos 12 meses desde su entrada en vigencia, antes de que las partes pudieran acordar de común acuerdo su suspensión.

En marzo de 2020 se estableció en el país la emergencia sanitaria y posteriormente la restricción obligatoria de circulación por la pandemia de coronavirus. Esta situación motivó una serie de cambios de gestión administrativa en toda la Administración Pública nacional, provincial y municipal; esto implicó que existieran muchas excepciones para licitaciones públicas, contrataciones de personal y el dictado de normas y procedimientos en organismos que llaman mucho la atención.

El 11 de agosto, Luana Volnovich, actual interventora del PAMI decidió en el amparo de la excepcionalidad que contempla la emergencia sanitaria, suspender el convenio vigente con el municipio de Ituzaingó para la creación de un Servicio de Atención Medica Integral para la Comunidad (SAMIC). Dicho servicio fue creado por la Ley 17.102 que estableció una serie de criterios y procedimientos para su aprobación que las autoridades han decidido “obviar” porque la situación de pandemia así ¿lo permite?

Con este convenio, Descalzo ya no deberá hacerse cargo de todos los gastos que tenía comprometidos dado que ahora esos gastos corren por cuenta de PAMI, el Ministerio de Salud y en mucha menor medida el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Y por si fuera poco, Volnovich acaba de firmar una resolución (RESOL-2020-1891-INSSJP-DE#INSSJP) para que el PAMI abone los salarios de todo el personal del hospital correspondientes al mes de julio por un monto total de $12.707.512,04 millones de pesos. Se debe tener en cuenta que en julio todavía estaba vigente el convenio anterior por lo que el municipio debía hacerse cargo de todos los gastos ya que las partes acordaron terminar dichas obligaciones el 11 de agosto, entonces no se explica por qué los jubilados tienen que pagar el sueldo de los empleados de salud del municipio.

Juan Manuel Hernández
Licenciado en Administración Pública, coordinador del espacio MAYORIA en el Partido Mejorar, ex Director del Foro de la Tercera Edad de CABA, ex Subgerente de Relación con Beneficiarios en PAMI.

Deja un comentario