Marcos Peña: allanaron la Jefatura de Gabinete por una denuncia

Con una orden de presentación, la Justicia federal reactivó hoy una denuncia contra el ex jefe de Gabinete de Mauricio Macri, Marcos Peña, por negociaciones incompatibles con la función pública. La presentación judicial, que lleva la firma del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, se concreta en el edificio SOMISA, una de las sedes en las que funciona la jefatura de Gabinete. Del procedimiento participan miembros de la policía y funcionarios judiciales.

En la causa intervienen Martínez de Giorgi y el fiscal Jorge Di Lello, quien a comienzos de este mes imputó no sólo a Marcos Peña sino también a la ex vicepresidenta Gabriela Michetti, entre otras personas. Fue por la supuesta contratación irregular de empresas publicitarias ligadas a Cambiemos durante el gobierno de Macri y por presuntas irregularidades en el manejo de la publicidad oficial.

Para Di Lello, los hechos denunciados demostrarían que durante el gobierno de Macri, y a través de la firma de un decreto por parte de Michetti, se desligó a la agencia de noticias Télam del manejo de la publicidad oficial y se traspasó esa gestión a la jefatura de Gabinete, desde donde se habría contratado, sin concurso alguno, a empresas vinculadas a Cambiemos para que produjeran material publicitario. Esos hechos denunciados «demostrarían la existencia de una estructura montada por funcionarios nacionales para favorecer a las empresas mencionadas, mediante la utilización de la figura del ´legítimo abono´ en contrataciones de forma habitual, eludiendo las normativas administrativas en la materia y dejando a la empresa estatal Télam sin una de sus labores esenciales como era la realización de campañas publicitarias oficiales», constaba en el requerimiento del fiscal.

La denuncia fue presentada por la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) especializada en investigar hechos de corrupción. En su denuncia, la  PIA pidió que «se investiguen distintas contrataciones que llevó adelante la Jefatura de Gabinete de Ministros en el período 2016-2019, que fueron adjudicadas sin concurso a Aura Advertising SA, La Comunidad SA, Circus BA SA y Power República SA.»

La presentación judicial apunta a que se investiguen supuestos hechos de «negociaciones incompatibles con la función pública, previstos en el artículo 265 del Código Penal, aunque no se descarta la posible concurrencia de otras figuras penales», y entre los imputados se encuentra también el ex secretario de Comunicación Pública del gobierno de Cambiemos, Jorge Grecco.

Entre los hechos a investigar, se enfocaron supuestos contratos irregulares de publicidad oficial suscritos desde el gobierno de Mauricio Macri con empresas que habían participado en la elaboración de sus publicidades de campaña. En tanto que, las empresas beneficiadas «serían las mismas que participaron en el desarrollo de las campañas publicitarias de la coalición política Cambiemos en el marco de la contienda electoral» que llevó a Macri a la Presidencia de la Nación, en el año 2015, se detalló en la denuncia.

La estrategia de Marcos Peña para su retorno a la política

«¿En qué me equivoqué?», les pregunta Marcos Peña a sus ex compañeros de gestión. El ex jefe de Gabinete de Mauricio Macri está intentando retomar contactos políticos y se comunicó con ex ministros para reflexionar sobre los cuatro años que estuvo en el Gobierno. «Está buscando autocrítica personal y del conjunto. Y también reflexionar sobre el presente y el futuro», revela uno de los ministros que habló con Marcos Peña.

Desde que dejó el Gobierno, Marcos Peña desapareció de la escena política e incluso no se recluyó en ninguna administración de la que participa el Pro, ni siquiera tomó cargos en el partido. Su relación con sus viejos compañeros se redujo a un partido de fútbol semanal en el Parque Sarmiento, donde se reunían los mismos que jugaban en la Quinta de Olivos. A esos encuentros, iban Fernando De Andreis, Ivan Pavlovsky, Sebastián Neuspiller, Horacio Reyser, Diego Santilli, Pablo Lavigne, entre otros. Esos encuentros quedaron suspendidos por la cuarentena.

Lo inesperado de la ronda de consultas de Marcos Peña es que no solo buscó a los «amigos», también se puso en contacto con aquellos con los que tenía más cortocircuitos. Un pedido especial que hizo fue que le enviaran las reflexiones por mail. Algunos ya contestaron e incluso aprovecharon para hacer su propia catarsis.

Edgardo Marano

Deja un comentario