María Eugenia Vidal reapareció después de las críticas

María Eugenia Vidal volvió a la arena pública. Y con el intendente más cercano a su figura. Estuvo el viernes por la mañana en Lanús, donde recorrió el área social del municipio y repasó la estrategia que tiene el intendente, Néstor Grindetti, contra el Coronavirus.

La idea que barajan en el entorno de María Eugenia Vidal es que esto sea el comienzo de una serie de recorridas por municipios y barrios vulnerables – algo que ya había comenzado antes de la pandemia en silencio –

María Eugenia Vidal llegó cerca de las diez de la mañana a Lanús y se quedó durante media hora en la oficina del intendente Grindetti charlando a solas. Allí comenzaron a repasar el plan sanitario y social local, pero además se coló en la conversación los acuerdos políticos que conciernen a oposición y oficialismo en la Provincia, y la relación con el gobernador Axel Kicillof. La ex mandataria bonaerense sostiene, al igual que el intendente, que no es momento de salir a criticar por criticar y que, en plena pandemia, es clave el trabajo articulado con Provincia y Nación.

En ese marco, luego, María Eugenia Vidal estuvo en la reunión de la mesa de Emergencia que tiene el municipio en la secretaría de Desarrollo Social, cuya titular es Noelia Quindimil, nieta de “Manolo”, histórico intendente local en los noventa. Allí, se le explicó el plan y la evolución del Covid-19. Predispuesta, consultó sobre cómo venía la progresión de la curva de contagios y dio su mirada sobre la entrega de bolsones. Es que también se habló del plan alimentario para zonas vulnerables.

Lanús fue uno de los primeros lugares donde se descentralizó el SAE, el sistema de entrega de alimentos en escuelas, donde hoy más de 48 mil chicos reciben viandas todos los días. En ese marco, se habló de que, por la pandemia, ahora se entregan módulos con comida. Vidal explicó su experiencia con la puesta en marcha del SAE y contó su visión sobre la política alimentaria en el conurbano.

En otro tramo del encuentro, donde participaron el diputado provincial, Adrián Urrelli, y la senadora provincial, Lorena Petrovich, más otros funcionarios municipales, Grindetti le contó a María Eugenia Vidal sobre los distintos pedidos de sectores del comercio para reabrir sus locales y la situación de crisis que atraviesan en todos los municipios. El único ausente, con aviso, fue el jefe de gabinete municipal, Diego Kravetz, quien estaba en el operativo de testeo de Covid-19 en un barrio vulnerable.

Tras la charla, el frío era el denominador común. Cuando se terminó el encuentro con la mesa de Emergencia local, recorrieron el área social donde un grupo de trabajadores le pidieron una selfie a la ex gobernadora. Allí una se percató que Vidal tenía calzado de verano. Se había lastimado un dedo hace poco y tuvo que dejarlo al descubierto.

«Maria Eugenia (Vidal) nos brindó una mirada amplia de la situación a nivel general y puntualmente desde lo social que es su principal campo de trabajo para poder tomar ideas y propuestas a implementar por nuestros equipos técnicos, valoramos mucho sus aportes, es una fuente de consulta permanente”, expresó Grindetti tras la recorrida.

La foto entre ambos se da un día después de que el presidente, Alberto Fernández, saliera a criticar a Vidal por no haber inaugurado hospitales, lo que le valió una oleada de críticas de parte de Juntos por el Cambio. En rigor, el encuentro en Lanús estaba pautado desde hace una semana. Ni Vidal ni Grindetti quisieron confrontar

El que armó la reunión fue Alex Campbell, ex subsecretario de Asuntos Municipales de la provincia, que además le respondió a Alberto Fernández: «Nos pusimos como prioridad no abrir nuevos hospitales mientras los que ya estaban se caían a pedazos».

Edgardo Marano

Deja un comentario