María Eugenia Vidal recibió el alta definitiva post coronavirus

La exgobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, confirmó el pasado domingo, a través de sus redes sociales, que recibió el alta definitiva luego de tener coronavirus y permanecer aislada durante más de dos semanas. La noticia la hizo saber con una foto de la mesa de su casa que tenía cuatro platos. Así, anunció que se volvería a ver con sus hijos luego de dejar atrás el Covid-19.

“Hoy finalmente con el alta médica llegaron mis hijos a casa. Quiero agradecer a todos los que me acompañaron y me mandaron mensajes de recuperación. Cada uno ayudó a curarme”, indicó la exmandataria provincial María Eugenia Vidal, que había dado positivo el 16 de junio y que luego de somerterse a los hisopados de control volvió a su vida normal.

María Eugenia Vidal agradeció “al Dr. Javier Pollan, la Dra. Victoria Ceretti, el Dr. Jorge San Juan, a Fernán Quirós y al Dr. Alberto Crescenti y todo el equipo del SAME por acompañarme, cuidarme y darme tranquilidad hasta que llegó el alta”. El ministro de Salud porteño, a quien conoce desde hace tiempo, fue uno de los primeros en enterarse y quien la aconsejó durante toda su etapa de aislamiento.

La referente de Juntos por el Cambio María Eugenia Vidal había estado en contacto con el diputado bonaerense Alex Campbell, a quien pocas horas antes se le había confirmado que estaba infectado, tras haber estado reunido con dirigentes cercanos a Martín Insaurralde, el intendente de Lomas de Zamora, que estuvo doce días internado con coronavirus y que hace dos semanas recibió el alta médica.

María Eugenia Vidal atravesó la etapa de aislamiento sin síntomas. Pudo trabajar con normalidad pero siempre desde su casa. Durante este tiempo encabezó reuniones por Zoom con dirigentes y militantes de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires, y también con otros del interior.

Una de sus últimas apariciones públicas fue una reunión virtual con militantes opositores de La Matanza. Fue un encuentro a través de internet, generado un día después de la puesta en marcha de la convocatoria a las afiliaciones al espacio en el distrito. “Es clave. Todo aquel que tenga ganas de participar, de expresarse, que no está de acuerdo con el camino que propone el Frente de Todos, tiene que saber que tiene un lugar”, les dijo la exmandataria.

Luego, les dejó un mensaje para el futuro y en pos de marcar el camino para reconstruir la oposición: “Tenemos que ir a buscar a los que tienen estos valores y esta convicción”. “Los que militamos con este compromiso no estamos solos. Desde hace un mes y medio estoy encontrándome por esta vía con gente de muchas regiones del país, y en cada lugar me sorprende la cantidad de gente que se convoca”, agregó la destacada política.

María Eugenia Vidal dijo que “aún con Covid” y “pese al aislamiento”, la gente “dice ‘acá estamos’”. “Como cuando empezaron a golpear las cacerolas porque no querían que liberaran a personas que habían cometido delitos graves. Acá estamos, de pie, dispuestos a seguir defendiendo las mismas convicciones”, resaltó.

Luego se refirió a los cortocircuitos que hay en el interior del PRO y las diferencias que existen dentro de la coalición con respecto a qué camino tomar en este tiempo como oposición. “Puede haber diferencias coyunturales porque somos muchos, y somos diversos. Ese espacio, de república, de libertad, de progreso genuino, de dignidad, que construimos en el 2015 con la UCR, con la Coalición Cívica y el PRO, sigue ahí”, aseveró.

La exgobernadora consideró que Juntos por el Cambio tiene que tratar de estar cerca de la gente porque “los tiempos que atravesamos son muy difíciles y los que vienen van a serlo aún más”. En ese sentido, resaltó que “debemos acompañar a los que están en la trinchera”, en referencia a los trabajadores esenciales, y también “a los que gobiernan”.

“Nadie tiene nada para ganar cuando todos los días se cuentan muertos. Eso no quiere decir dar la razón en todo. Ser oposición también significa decir lo que está mal. Como cuando dijimos que esta crisis no es solo sanitaria, también es económica”, aclaró, en lo que fue un mensaje al gobierno de Axel Kicillof.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario