Massa convocó a presidentes de bloques para definir futuras sesiones

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, convocó a los presidentes de todos los bloques parlamentarios para definir la modalidad de las sesiones para los próximos dos meses. La reunión está prevista para hoy, martes, a las 19, y se podría avanzar en la implementación de un sistema mixto (virtual y presencial), uno de los pedidos de la oposición.

Voy a seguir promoviendo el diálogo más allá de cualquier agresión”, afirmó Massa durante la mañana de hoy, en referencia a las amenazas que recibió y denunció ante la Justicia, luego de la sesión de la semana pasada, donde oficialismo y oposición no pudieron ponerse de acuerdo en cómo debatir y aprobar los temas conflictivos, como la Reforma Judicial y el Aporte Extraordinario Solidario, si de manera virtual, como impulsa el Gobierno, o de manera presencial, como pretende Juntos por el Cambio.

Aunque la semana pasada el bloque que lideran Cristian Ritondo, Mario Negri y Maximiliano Ferraro amenazó con recurrir a la Justicia para impugnar la sesión virtual que finalmente se desarrolló, ahora el camino sería la apertura de una nueva vía de negociación para establecer acuerdos básicos, siempre que se acepte las sesiones presenciales para los proyectos importantes, y que solo se convoque a sesiones virtuales cuando los asuntos tengan la aprobación previa de las dos bancadas más importantes de Diputados.

Otro de los temas que generó rispideces entre oficialismo y oposición es el denominado Aporte Solidario Extraordinario (ASE), que prevé gravar las fortunas de 12.000 personas. Su tratamiento, con el resto de las iniciativas, depende del diálogo político que impulse Massa.

El Frente de Todos tiene 119 diputados, uno menos si se considera que José Ignacio de Mendiguren se encuentra de licencia. Juntos por el Cambio alcanza a 116. Aunque otros bloques consensuaron la semana pasada la renovación del protocolo de funcionamiento remoto, hay coincidencia en que es imprescindible un acuerdo para seguir adelante. Incluso quienes se sentaron en sus bancas o se conectaron en forma remota piden acordar y bajar la tensión entre ambas fuerzas.

A la inversa de lo que se supone, el Frente de Todos no tendría inconvenientes en aprobar el proyecto de ley de Aporte Solidario y Extraordinario sobre los patrimonios superiores a 200 millones de pesos. No sólo lo votarían los diputados propios. También hay voluntad en el Interbloque Federal y en Unidad Federal para el Desarrollo. Entre ambas bancadas, que lideran Eduardo ‘Bali’ Bucca y José Luis Ramón, el oficialismo podría sumar entre 14 y 19 votos. Bucca ya habló con Máximo Kirchner y el lavagnista Alejandro ‘Topo’ Rodríguez cita a monseñor Víctor ‘Tucho’ Fernández, el arzobispo de La Plata amigo del Papa Francisco que se mostró a favor de la iniciativa.

El destino de la recaudación quedará explicitado en la ley, para tranquilidad de los partidos chicos que así lo exigieron. Jorge Sarghini, uno de los tres lavagnistas, estudió la letra pequeña de la norma y a instancias de su bloque, Consenso Federal, una parte de los recursos se destinará a la reactivación productiva.

Los cuatro cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti, Carlos Gutiérrez, Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio y Claudia Márquez, se manifestaron a favor en abril, apenas trascendió un borrador. “Si este nuevo gravamen no ataca a la clase media por el rango en el que se va a mover, nosotros lo vamos a apoyar”, prometió Gutiérrez, alineado con Bucca.

El proyecto sumó en los últimos días el respaldo explícito del diputado socialista santafesino Enrique Estévez. Podrían también dar su aval los cuatro del bloque Córdoba Federal que lidera Carlos Gutiérrez. Todos están dentro del Interbloque de Bucca.

Además se descuenta, como es usual, el apoyo de Alma Sapag del Movimiento Popular Neuquino, con lo cual el proyecto podría arrancar con 130 votos pero alcanzaría hasta 138 sin contar a ningún legislador de Juntos por el Cambio. Además tendría holgado quórum gracias también a los dos diputados de izquierda, Nicolás del Caño y Romina del Plá, precursores de un proyecto a las grandes fortunas con un piso mucho más bajo que el del oficialismo y con la idea de alcanzar también a las 5.000 empresas más grandes.

El santafesino Estévez suele actuar en forma independiente y pasa de sólo dar quórum y votar en contra hasta a ayudar con su voto al Gobierno. Sería esta vez ese caso. “Es lógico que en este contexto de crisis económica, social y sanitaria que los que más pueden hagan un esfuerzo solidario para afrontar esta situación”, dijo en la semana.

En Juntos por el Cambio adelantaron su rechazo al tratamiento del proyecto autoría de Carlos Heller y Máximo Kirchner, al menos si se debate en forma remota. Sin embargo, el Aporte Solidario podría quebrar al bloque, según admitieron algunos diputados radicales que están dispuestos a votar a favor y ya lo expresaron puertas adentro.

Algunos de esos diputados responden al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien varias veces repitió que “en esta emergencia quienes están haciendo su mayor esfuerzo son los trabajadores, negociando a la baja sus salarios para preservar el empleo, y el sector público, que no recibe aumentos salariales, con una inflación que le come los sueldos” y agregó: “Estoy de acuerdo con que los sectores más ricos realicen un aporte extraordinario”. El bloque, sin embargo, no discutió a fondo su postura, por lo que si la conducción se expresa en contra en forma muy contundente dejaría en posición incómoda a los que quieren acompañar y que en general son de los más jóvenes. Sí coinciden todos respecto a la metodología con la que quieren debatir: Cara a cara.

La respuesta de Juntos por el Cambio a la invitación de Sergio Massa

La conducción nacional de Juntos por el Cambio confirmó el ofrecimiento que le hará a Alberto Fernández de conformar una mesa de diálogo para consensuar un “plan de desarrollo para los próximos 30 años de la Argentina”, luego de que el Gobierno decidió interrumpir los contactos formales e informales con la principal oposición política de la Argentina.

Los cuatro puntos que JxC propone incluir en el diálogo son los siguientes:

1) Un acuerdo institucional, de reglas de funcionamiento basadas en el Estado de Derecho

2) un acuerdo social, que busque recuperar la movilidad social ascendente

3) un acuerdo productivo, para generar crecimiento económico con inclusión social y salir del ciclo de crisis recurrentes

4) un acuerdo de integración al mundo, que incluya pero vaya más allá de la esfera comercial y financiera”.

Estos ejes de acuerdo son consistentes con nuestros valores, pero también lo suficientemente amplios como para que el oficialismo y otros espacios se sientan convocados a unirse”, dijeron los integrantes de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, que sostuvieron que tienen “una versión detallada” de sus ideas para cada uno de los cuatro acuerdos que proponen debatir.

En otra reunión por Zoom que mantuvo la mesa del Interbloque de JxC, además, se decidió que los líderes parlamentarios concurrirán al encuentro convocado para mañana por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para definir la modalidad de las sesiones para los próximos dos meses y llevarán la siguiente postura: Que los proyectos importantes (reforma judicial, presupuesto 2021 y la movilidad jubilatoria) se traten en el recinto en forma presencial.

No quiero que me dejen del lado de los críticos”, fue una de las frases de Mauricio Macri en el nuevo encuentro por Zoom de la mesa nacional de JxC, que duró unas tres horas y que fue el primero que mantuvo el expresidente desde la quinta Los Abrojos luego de su regreso al país.

La reunión se desarrolló en buen clima, pero incluyó un duro cruce entre la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y el senador radical Martín Lousteau luego de que ella le reprochó haberse reunido con el Presidente de manera inconsulta en Olivos.

Vos tenés que avisarnos si vas a verlo al Presidente”, le dijo Bullrich, que mantenía la videollamada mientras estaba en un consultorio médico para que le dieran el alta por el coronavirus. “Cortarse solo para ver al Presidente no es lógico en una vida de coalición”, afirmó.

Mirá, cuando yo era oposición y Mauricio me llamaba, iba a verlo igual. Yo le avisé a quien tenía que avisarle. Cada vez que me llame el Presidente, voy a ir. Si querés, cuando te den el alta médica me llamás y lo charlamos”, le contestó el legislador.

En la charla virtual, los dirigentes de la coalición opositora terminaron de pulir la propuesta que le presentarán a Alberto Fernández y que fue revisado por referentes de PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica (CC) como Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Bullrich, Alfredo Cornejo, Lousteau y Maximiliano Ferraro. Todos ellos participaron del Zoom, así como Mario Negri (UCR), Miguel Angel Pichetto, Cristian Ritondo (PRO), Luis Naidenoff (UCR), Maricel Etchecoin (CC), Humberto Schiavoni (PRO) y Juan Manuel López (CC).

Tras la reunión de esta mañana, ninguno de los dirigentes quiso hablar hasta que se difundiera un comunicado de Juntos por el Cambio, titulado “Un diálogo desde la necesidad de retomar la sensatez política y la cordura institucional”, en el que expresan que “debemos buscar acuerdos para solucionar los problemas que arrastramos hace tanto tiempo y que en los últimos meses se hicieron más profundos y visibles”. “La sociedad nos pide sensatez política y cordura institucional”, destacaron.

Luego de destacar que están “preocupados”, los dirigentes de JxC alertaron sobre “la gravedad institucional” de hechos como “el funcionamiento de las cámaras de Senadores y Diputados; la modificación del funcionamiento de la Corte Suprema; el traslado de jueces y la remoción del actual Procurador General de la Nación”. Y por eso, afirmaron, ofrecen “una propuesta sincera que tiene una sola condición: Debe darse en el marco del respeto institucional y reconocimiento político”.

Las autoridades de ambas cámaras del Congreso deberían acordar de buena fe y legalmente nuevos protocolos de funcionamiento -advirtieron los dirigentes de la coalición opositora-, con sesiones presenciales para los temas más importantes y controversiales, como por ejemplo la reforma judicial, presupuesto nacional o la nueva ley de movilidad jubilatoria”.

En el documento figura también que para Juntos por el Cambio es “importante” que “el oficialismo reconozca el derecho de propiedad contra las usurpaciones y las tomas de tierras”.

Cuando el oficialismo lo determine, las autoridades partidarias de Juntos por el Cambio y de sus bloques parlamentarios estamos a disposición para iniciar el diálogo correspondiente”, agregaron.

Los dirigentes también expresaron que “Juntos por el Cambio está más unido que nunca en su vocación por defender la Constitución y las instituciones, representar a sus votantes y estar a disposición de los argentinos para solucionar nuestros problemas más urgentes”.

Y aseguraron: “Estamos ante una nueva etapa. La salida de la crisis generada por la pandemia y la cuarentena necesitará de la colaboración de todos los argentinos. Si seguimos como hasta ahora, la salida será más difícil y nos llevará más tiempo. Juntos por el Cambio está dispuesto a hacer su contribución en este camino”.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario