Mayra Mendoza decidió autoaislarse

La intendenta del distrito bonaerense de Quilmes, Mayra Mendoza, anunció en la mañana de ayer que se aislará en forma preventiva después de que le confirmaran que una asistente, con quien tiene contacto estrecho y diario, dio positivo de COVID-19.

La dirigente ya se había aislado por pocos días tras visitar en mayo las obras del Hospital Iriarte cuyo director, Daniel Abarquero, y otros médicos, habían dado positivo justo después de esa recorrida. En ese caso, dijeron en su entorno, se sometió al hisopado que dio negativo. Lo mismo hizo el ministro de Salud de la provincia, Daniel Gollán.

Esta vez Mayra Mendoza decidió autoaislarse ya que la persona cuyo hisopado dio positivo tiene con ella trato habitual y es “muy cercana”. Sin embargo, no tiene ningún síntoma, por lo que seguirá trabajando en forma remota y sin realizarse el test.

Lo recomendable, recuerdan en su entorno como en el de dirigentes del oficialismo y la oposición que tomaron la misma decisión en los últimos días, es aislarse incluso cuando el hisopado dé negativo. Por ejemplo, lo hizo Martín Lousteau después de haber compartido un almuerzo con María Eugenia Vidal y el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, a quien un primer test dio negativo y el segundo, en cambio, dio positivo.

Grindetti, de Juntos por el Cambio, es uno de los dos intendentes del Conurbano con coronavirus. El otro es Gustavo Menéndez, de Merlo y presidente del partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires.

Mayra Mendoza hizo el anuncio vía redes sociales: “Buen día. Una trabajadora municipal muy cercana a mí comenzó con síntomas, se le realizó un hisopado y dio Covid positivo. Soy un contacto estrecho de ella, así que activamos el protocolo y entro en aislamiento preventivo. Seamos responsables y sigámonos cuidando entre todxs” (SIC).

Según indicaron en su entorno, el equipo municipal sigue trabajando en forma habitual, excepto quienes tienen mucha cercanía con la persona que se contagió la enfermedad.

Quilmes es uno de los municipios con altos índices de contagio por coronavirus. En el último parte se informaron 6306 contagios, 3008 personas se recuperaron y ya son 84 los fallecidos. La tasa de letalidad alcanza al 1,33%.

La última actividad oficial de la intendenta fue el pasado jueves por la tarde, cuando recibió en su oficina a autoridades de Banco Galicia, que donaron 75 oxímetros de pulso, 75 tensiómetros, 75 termómetros digitales y 75 estetoscopios por un valor de 500 mil pesos. También participó del plan Detectar y el lunes 20 hizo una recorrida con el ministro de Transporte, Mario Meoni.

Mayra Mendoza desalojó a 36 familias

El brutal desalojo de las 36 familias ocurre en el pico de la pandemia, en el marco de una crisis habitacional que viene de arrastre desde hace décadas. Esta situación es responsabilidad tanto de los gobiernos peronistas, radicales, como también del anterior gobierno de Mauricio Macri y de Martiniano Molina.

La falta de vivienda y el hacinamiento es uno de los factores que ha disparado los casos en los barrios populares, en un municipio que tiene desde hace décadas a un 25% de su población viviendo en condiciones inhumanas.

El operativo de desalojo se desarrolló de forma brutal, pasando por encima de las viviendas con topadoras y con la infantería de la policía Bonaerense de Sergio Berni.

La intendencia promete la construcción de viviendas sobre los terrenos desalojados, pero los vecinos denuncian que nadie les avisó nada y las topadoras pasaron por encima de sus hogares destruyendo todo lo que tenían adentro.

El operativo provocó el repudio de diversas organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos, entre ellas, Carla Lacorte, referente del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos y excandidata a la intendencia por el Frente de Izquierda Unidad. También repudió el operativo la concejala Patricia Iribarne del Movimiento Evita e integrante del propio Frente de Todos.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario