Miedo Nunca Más

No hemos dejado de decir “La Queremos Presa” y aún hoy, nos ilusionamos pensando que la veremos saliendo por la puerta chica, huyendo como rata.

Somos el 41% que salió segundo en las elecciones del 2019, sin entender por qué y que hoy se asume como mayoría silenciosa en crecimiento, ya que muchos de los que no nos votaron, están arrepentidos.

Somos orgullosos ciudadanos de un país que sólo necesita tener un rumbo.
Amamos la Patria, tierra de nuestros padres, amamos a nuestros símbolos patrios y soñamos un futuro para nuestros hijos.

Antes y después del Covid-19

El Covid-19 nos encerró a todos y nos dio la oportunidad de leer, pensar y sentir de otro modo, diferente de como veníamos viviendo.

De repente, nos dimos cuenta que tendríamos que convivir con la enfermedad durante mucho tiempo, que sólo era cuestión de cuidarse.

Que quedaron atrás las ideas de mantenerse guardados sin nuestras actividades diarias, que cada uno tiene que aprender a andar porque somos una sociedad y debemos vivir de nuestro trabajo y no todos pueden trabajar en sus casas.

Descubrimos tarde que muchas empresas se habían fundido, que muchos negocios cerrarían sus puestas, que muchos ciudadanos estaban desocupados. Sin embargo, el Gobierno Nacional sigue apostando a que tengamos miedo y nos mantengamos encerrados.

Esa imposición nos rebela, porque vemos que no tienen un proyecto de país, nos rebela saber que ellos, no saben que hacer y que sólo quieren librarse de sus cargos ante la Justicia.

No somos anti-cuarentena, somos defensores de nuestra salud, la misma que lleva más de 143 días de protección.

Somos conscientes del peligro del Covid-19 y sabemos cuidarnos, sabemos que si nos quedamos encerrados, moriremos de angustia y desolación, que los niños y jóvenes ya sufren y sufrirán afecciones psicológicas, también los ancianos, sin entender por qué, en soledad.

Sabemos que esto no se cura con encierro, sino con higiene y distanciamiento social.

No marchamos contra la cuarentena

El 17 de Agosto, como día festivo en honor a San Martín, nuestro Padre de la Patria, marcharemos, con nuestras banderas y nuestros barbijos, cuidando la distancia de dos metros, para hacernos escuchar, para hacer que NOS ENTIENDAN y resistiendo al miedo que tratan de imponernos, que es el enemigo de nuestra libertad.

Córdoba: Encuentro en el Patio Olmos

Agosto nos anticipa la primavera, el amarillo de las tipas en flor en la Cañada, los primeros verdes en los valles de las sierras, con un marco de tristeza que nos oprime por la pobreza y el abandono y el encierro, el cierre de los comercios y las industrias.

Córdoba, la que lleva 23 años de absolutismo gobernante, en unidad cómplice con la Justicia y un dominio absoluto en su Legislatura provincial, después que arteramente, la obligaron a dejar de ser bicameral para convertirla en Unicameral, por lo cual nunca más tuvo equilibrio en oposición.

Atrás quedaron esos días de gloria, en que las cuestiones se debatían en la Legislatura durante días. Atrás quedaron aquellos días en que se enjuiciaba a un Gobernador

Córdoba de pie

Córdoba, la AntiK, está de pie, con mordaza por el Covid-19, pero de pie mientras, este gobierno peronista, es la extensión del Kirchnerismo nacional, infiltrado en todas sus áreas. Esta Córdoba de pie, marchará a pesar de estar silenciada, sin libertad y sin posibilidad de expresión. Sin Justicia y sin Seguridad, con escasa prensa independiente.

Marcharemos junto al resto del país, porque amamos la Libertad:

-Libertad de Trabajar, sin tener que explicar a donde vamos, ni presentar documentos o autorización para ello.

-Libertad de Peticionar a nuestras autoridades, artículo 23 de nuestra Constitución Nacional.

Libertad de Transitar por nuestras rutas y calles, garantizada por el art{iculo 14 de la Carta Magna.

Todo esto sin documentos, porque no estamos en una Dictadura, ¿O sí?.

-Libertad de expresar nuestro disgusto, ante un gobierno opresor y que sin escrúpulos, nos demuestra que sólo aspira a quitarle las causas a Cristina Fernández, la persona que más daño causó en la historia de Córdoba en particular y a la Nación en general.

Memoria, libertad y Justicia

Córdoba no se olvida la que nos negó la Coparticipación Federal, la provincia que fue abandonada a su suerte, sin seguridad, un 20 de diciembre del 2014, cuando se pidió ayuda a la Nación y se la negaron.

Marchamos porque la prensa está, también, amordazada, porque se gastan millones en campaña publicitaria del Gobierno, provincial y nacional, mientras se silencian los medios y se agravia a los periodistas que osan alzar la voz.

Se paga muy bien el silencio de la justicia cómplice y los medios afines.

-Marchamos por NUESTRA LIBERTAD.

-Marchamos porque queremos que el Congreso funcione a pleno, de modo presencial.

-Marchamos porque queremos que la Justicia no sea avasallada y que esté trabajando.

-Marchamos, en definitiva, porque seguimos los ideales de nuestros prohombres que nos enseñaron a ser libres y porque sabemos que no se puede negociar con el León, mientras tenemos nuestra cabeza en sus fauces.

EL MIEDO ES EL ENEMIGO DE LA LIBERTAD.

Nilda D'Aloia
Lic. en Ciencias Políticas de la Universidad Católica de Córdoba

Deja un comentario