Mike Pompeo anunció una acusación contra el régimen de Irán

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, planea utilizar la inteligencia estadounidense recientemente desclasificada para acusar públicamente este martes a Irán de tener vínculos con Al Qaeda, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto, como parte de su ofensiva de último minuto contra Teherán, antes del cambio de administración.

A apenas ocho días de que el presidente Donald Trump deje el cargo, se espera que Pompeo ofrezca detalles sobre las acusaciones de que Irán ha brindado refugio y apoyo a los líderes de Al Qaeda, dijeron las fuentes, a pesar de cierto escepticismo dentro de la comunidad de inteligencia y el Congreso.

No quedó claro de inmediato cuánto pretende revelar Pompeo en su discurso ante el National Press Club en Washington el martes. Podría citar información desclasificada sobre el asesinato del presunto segundo al mando de Al Qaeda en Teherán en agosto, dijeron las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato.

El New York Times informó en noviembre que Abu Muhammad al-Masri, acusado de ayudar a planear los atentados con bombas en 1998 de dos embajadas estadounidenses en África, fue abatido a tiros por agentes israelíes en Irán. Irán negó el informe, diciendo que no había “terroristas” de Al Qaeda en su territorio.

Irán ha sido un objetivo en toda la administración Trump y Pompeo ha tratado de aumentar aún más la presión sobre Irán en las últimas semanas con más sanciones y una retórica encendida.

Los asesores del presidente electo, Joe Biden, creen que la administración Trump está tratando de dificultarle la tarea de volver a comprometerse con Irán y buscar unirse a un acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Irán.

Más sanciones de Mike Pompeo

Mike Pompeo ha acusado a Irán de tener vínculos con Al Qaeda en el pasado, pero no ha proporcionado pruebas concretas.

Ha habido ocasiones en que los iraníes han trabajado junto a Al Qaeda”, dijo el entonces director de la CIA Pompeo en octubre de 2017.

Las acusaciones anteriores de la administración de George W. Bush de vínculos iraníes con los ataques de Al Qaeda del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos han sido desacreditadas. Pero a lo largo de los años han surgido informes de operativos de Al Qaeda escondidos en Irán.

Quien fuera un alto funcionario de inteligencia de Estados Unidos con conocimiento directo del tema dijo que los iraníes nunca fueron amistosos con Al Qaeda antes o después de los ataques del 11 de septiembre y que cualquier afirmación de cooperación actual debe considerarse con cautela.

El Irán chiíta y Al Qaeda, una organización militante musulmana sunnita, han sido durante mucho tiempo enemigos.

Las relaciones entre Teherán y Washington se han deteriorado desde 2018 cuando Trump abandonó el acuerdo nuclear de 2015 con Irán, que impuso restricciones estrictas a sus actividades nucleares a cambio del levantamiento de las sanciones.

Desde el comienzo de su administración, Trump ha impuesto sanciones a funcionarios, políticos y empresas iraníes en un esfuerzo por obligar a Teherán a negociar un acuerdo más amplio que limite aún más su trabajo nuclear.

Y se esperan más sanciones antes de que Trump deje el cargo, dicen los funcionarios estadounidenses.

Si bien las sanciones redujeron drásticamente las exportaciones de petróleo de Teherán y aumentado las dificultades económicas de los iraníes comunes, no han logrado que Irán vuelva a la mesa de negociaciones.

Biden ha dicho que Estados Unidos se volverá a unir al acuerdo nuclear “si Irán reanuda el cumplimiento estricto”.

Edgardo Marano

Deja un comentario