Nicolás Maduro canceló las clases presenciales hasta enero de 2021

El regreso presencial a clases no es favorable para el control de la pandemia, por eso no hay regreso presencial a clases hasta enero. Vamos a mantener los servicios educativos del país online”, informó el dictador Nicolás Maduro en cadena nacional.

Además, ordenó al ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, presentar una fórmula de trabajo para que se inicie a distancia el año escolar 2020- 2021: “Veremos si en enero regresamos. Pido a Aristóbulo me presenten la fórmula para el inicio del período escolar 2020- 2021”.

En la misma intervención, Nicolás Maduro anunció que la señal Estado Vive TV se convertirá en un súper canal educativo: “Han pasado cuatro meses desde que di la orden. ViveTv va a jugar un papel fundamental con las clases”.

En la oposición ya comenzaron las voces de alerta sobre el posible adoctrinamiento de los menores a través de señales públicas, ahora destinadas a la educación a distancia.

El dictador Nicolás Maduro también consideró que los contagios, ubicados cerca de 1.000 diarios, están controlados, y auguró que estos empezarán a disminuir a finales de septiembre, pese a que los académicos de la salud en Venezuela vaticinan un pico de 14.000 casos diarios para diciembre si el país no toma correctivos en el manejo de la pandemia.

Más temprano, el régimen de Nicolás Maduro ya había confirmado que mantendrá sus aeropuertos cerrados al menos hasta el 12 de octubre, una medida que entró en vigor a mediados de marzo y que ha sido extendida cada 30 días en el marco de la pandemia por la COVID-19.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac) detalló este sábado que Venezuela “informa la extensión de la restricción de operaciones aéreas en el territorio nacional por 30 días a partir del 12 de septiembre hasta el próximo 12 de octubre”. Esta decisión, aseguran, ha sido tomada “cumpliendo con los lineamientos del Ejecutivo” de Nicolás Maduro y “en aras de seguir garantizando la seguridad del pueblo venezolano”.

El INAC reitera que quedan exentas de estas prohibiciones las operaciones en estado de emergencia, los vuelos de carga y correo, los aterrizajes técnicos, los vuelos humanitarios, las repatriaciones, así como los vuelos autorizados por las Naciones Unidas y “los sobrevuelos de carga y comerciales”.

Los pasajeros que ingresen al país bajo esta modalidad, aclara el INAC, deberán cumplir la cuarentena “bajo estricta supervisión del Estado” así como someterse a evaluaciones médicas que la Sanidad nacional considere necesarias.

Nicolás Maduro mantendrá, agrega la nota, el cierre de sus 12 aeropuertos internacionales, incluido el Simón Bolívar -que sirve a Caracas-, “por prevención”.

El inicio de las restricciones comenzó el pasado 12 de marzo con la suspensión de todos los vuelos provenientes de Europa y de Colombia, en principio por un mes, “para sumar a los procesos preventivos a nivel internacional” y tratar de frenar la llegada del COVID-19.

La medida se extendió tres días después a los vuelos de Panamá y República Dominicana y, posteriormente, a todos los vuelos.

Desde entonces solo han entrado y salido vuelos humanitarios de Venezuela, varios de ellos fletados por la Embajada de España, así como varios en los que han sido repatriados ciudadanos venezolanos que se habían quedado varados en el exterior.

Sin embargo, venezolanos a los que la pandemia los sorprendió cuando se encontraban fuera de su país han denunciado que no pueden regresar, pese a haber hecho varios intentos, por no tener autorización del Gobierno venezolano.

Estados Unidos sancionará a opositores que apoyen a Maduro

Estados Unidos evalúa sanciones contra los opositores que apoyen al régimen de Nicolás Maduro. Carrie Filipetti, subsecretaria adjunta para Cuba y Venezuela en la oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado norteamericano, afirmó que es importante que todos los actores políticos involucrados en Venezuela se mantuviesen unidos y enfocados en el mismo objetivo final.

Afirmó que hay opositores que buscan “socavar la democracia” y que se les seguirá aplicando sanciones, sostuvo en una conferencia con periodistas.

Quizás haya algunos individuos que tratarán de apoyar al régimen de Maduro, que tratarán verdaderamente de socavar la democracia, para esos individuos que activamente apoyan al régimen vamos a continuar aplicando sanciones y otros esfuerzos. Pero una cosa es disentir en las tácticas y otros quienes de manera fundamental tienen una estrategia para apoyar a Maduro”, aseguró.

Elecciones libres para salir de Maduro

Washington desconoce la reelección de Maduro en 2018 por considerarla un fraude y promueve su salida y la instalación de un gobierno de transición para la realización de nuevos comicios generales.

Filipetti reconoció que existen desacuerdos entre los opositores venezolanos, pero dijo que todos parecen enfocados en una única meta: “Lograr elecciones presidenciales libres y justas”.

Todos están trabajando colectivamente para luchar contra los intentos del régimen de soliviantar la democracia”, afirmó la funcionaria.

Consultada sobre las posturas divergentes de María Corina Machado, representante del ala más radical de la oposición a Maduro, y Henrique Capriles, más moderado, Filipetti dijo que “por supuesto” ambos dirigentes “todavía están de acuerdo con la estrategia de la oposición”.

Filipetti señaló que cualquier votación es imposible bajo el mandato de Maduro. “Las llamadas elecciones del 6 de diciembre son un fraude. No son libres. No son justas. Ni siquiera son realmente elecciones”, dijo Filipetti, y advirtió contra los intentos de Maduro de “manipular” a la opinión pública internacional.

Aliados

Por eso, dijo, Estados Unidos seguirá trabajando con sus aliados, incluidas las 33 naciones que firmaron a mediados de agosto una declaración conjunta pidiendo elecciones libres en Venezuela, para impulsar una transición que permita celebrar nuevos comicios.

Continuaremos amplificando las voces del pueblo venezolano bajo el liderazgo del presidente interino Juan Guaidó, que lucha por sus vidas, sus medios de subsistencia y su libertad”, dijo.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario