Nicolás Maduro expulsó a la embajadora de la UE

El régimen de Nicolás Maduro expulsó este lunes a la embajadora de la Unión Europea (UE) en el país, Isabel Brilhante Pedrosa, luego de que el bloque sancionara horas antes al diputado Luis Parra y a otros miembros de la dictadura chavista por narcotráfico.

A la diplomática le han dado 72 horas para abandonar Venezuela. “Nos arreglaremos, se le presta un avión para que se vaya”, dijo Nicolás Maduro.

“Venezuela tiene que hacerse respetar. Hoy un grupo de funcionarios de la UE se reunieron para analizar la situación de Venezuela en la mayor tradición colonial, intervencionista, supremacista”, indicó el dictador en un anuncio televisado. “La Unión Europea sigue teniendo la actitud arrogante de creerse superiores a nosotros y desde allá determinar quién se porta bien y quién se porta mal”, agregó.

“Desde Venezuela hablamos claro y duro a la Unión Europea. No le tenemos miedo a nadie. Entonces la UE hoy sacó una resolución donde la supremacista UE sanciona a aquellos venezolanos que formando parte de instituciones del Estado defienden la Constitución. ¿Quiénes son ellos para imponerse con la amenaza? ¡Ya basta! Por eso he decidido darle 72 horas a la embajadora de la UE para que se vaya del país”, dijo Nicolás Maduro.

Pedrosa nació en 1964 y es una diplomática de carrera, con extensa experiencia en el Servicio Exterior de Portugal. Fue nombrada jefa de la delegación de la UE en Venezuela en 2017, luego de ostentar el cargo de Cónsul General de Portugal en Caracas.

La UE sancionó Parra y a otros diez diputados de la Asamblea Nacional (AN) que, bajo las órdenes de Nicolás Maduro, intentaron tomar el control del órgano legislativo venezolano el pasado mes de enero, para así arrebatarle el cargo a Juan Guaidó, quien es reconocido presidente interino del país por más de sesenta países.

Además de Parra, los otros funcionarios sancionados son: José Ornelas Ferreira, Gladys del Valle Requena, Tania Díaz González, Elvis Eduardo Hidrobo Amoroso, Juan José Mendoza Jover, Jorge Eliezer Márquez Monsalve, Frank Mora Salcedo y Dinora Bustamante Puera.

“Las personas agregadas a la lista son responsables en particular de actuar contra el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional, incluso despojando la inmunidad parlamentaria de varios de sus miembros, entre ellos, su presidente, Juan Guaidó. Las acciones que motivan la decisión de inclusión también incluyen iniciar enjuiciamientos por motivos políticos y crear obstáculos para una solución política y democrática a la crisis en Venezuela, así como graves violaciones a los derechos humanos y restricciones a las libertades fundamentales, como la libertad de prensa y expresión”, señala un comunicado del Consejo Europeo de la UE.

Con esta medida, ya son 36 los funcionarios chavistas bajo sanciones de la UE, que incluyen una prohibición de viajar y un congelamiento de activos. “Estas medidas se dirigen a individuos y no afectan a la población en general”, aclaró la UE.

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la UE que, desde entonces, ha impuesto un embargo de armas, así como sanciones contra 25 funcionarios venezolanos, los últimos siete, en septiembre, por “torturas” y “violaciones de derechos humanos”. Esas sanciones fueron prorrogadas a fines de noviembre de 2019 hasta el 14 de noviembre de 2020 ante las “acciones persistentes que socavan la democracia, el Estado de derecho y el respeto de los derechos humanos” en Venezuela.

Entre las figuras del régimen sancionadas por Bruselas se encuentran el presidente del Supremo chavista, Maikel Moreno, el fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tareck William Saab, y la ahora ex presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.

Nicolás Maduro cometió 129 ataques a la prensa desde el inicio de la pandemia por coronavirus

En la jornada en que se celebra el Día del Periodista en Venezuela, el Observatorio de Seguimiento de Agresiones a Periodistas y Medios publicó que se registraron 129 ataques contra la prensa en el período que va de marzo a junio, tiempo en que el régimen de Nicolás Maduro decretó la cuarentena por el coronavirus.

Edgar Cárdenas, secretario general del Colegio Nacional de Periodistas, seccional Caracas, afirmó que los ataques a los trabajadores de medios son una política de Estado. “Se busca el silencio informativo, legitimando la censura y criminalizando la opinión”, manifestó en declaraciones recogidas por el periódico venezolano El Nacional.

El informe detalla que, solo en tres meses, se produjeron en Venezuela 37 detenciones arbitrarias, 18 casos de impedimento de la libre circulación, 15 casos de amenazas, 15 hostigamientos, 14 casos de intimidación, 12 casos en los que borraron la información, ocho impedimentos de cobertura, tres programas de televisión levantados del aire, tres agresiones físicas, dos medios digitales bloqueados en 40 oportunidades, dos emisoras de radio cerradas, dos medios impresos que dejaron de circular por falta de gasolina y un decomiso de equipos.

Cárdenas subrayó que, entre enero y junio, el total llegó a 201 agresiones, lo que implica que el 65% de los casos se dieron durante la cuarentena establecida por Maduro para intentar paliar los efectos del coronavirus en la población. “Se pretende evitar que la gente se entere de lo que sucede”, denunció.

Y acotó: “Los medios independientes no tienen la libertad suficiente para cumplir con su labor de informar”.

Además, el secretario general del Colegio Nacional de Periodistas, seccional Caracas, advirtió que las 37 detenciones reportadas no solo tienen que ver con el COVID-19, sino que también se avanzó contra periodistas y medios de comunicación para que se evite hablar sobre otros hechos que acontecían en este período.

Por último, el informe narra que la Guardia Nacional Bolivariana fue la responsable del 44% de los casos, muy por encima de cualquier otro cuerpo de seguridad del Estado. Al respecto, opinó: “Se buscan todos los medios directos e indirectos para seguir arremetiendo contra los medios de comunicación. Ya no hay respeto a las formas”.

El coronavirus en Venezuela

Los casos de contagio local de COVID-19 en Venezuela superaron este viernes, por segundo día consecutivo, a los casos importados, con 177 y 99 respectivamente, revirtiendo la tendencia sostenida desde el comienzo de la pandemia en el país, que contabiliza 4.779 infectados y 41 fallecidos.

El vicepresidente de Comunicación del régimen de Maduro, Jorge Rodríguez, pese a reconocer el incremento de casos locales, señaló que se están tomando “medidas más drásticas por la presión que está generando el rebrote de la pandemia (en Venezuela) debido a las fronteras con Colombia y Brasil (…) son los (países) que están más graves”.

Las cifras de casos importados siempre han superado a los locales en el reporte diario dado por las autoridades desde que se registraron los primeros infectados por COVID-19, hasta hace dos días.

Sin embargo, la tendencia dio un giro este jueves, cuando los casos locales detectados, con 133, superaron en más del doble a los procedentes del extranjero, que sumaron 64.

El funcionario chavista informó además de un nuevo fallecido en Maracaibo, capital del Zulia (occidente), y otro en Miranda (norte) en las últimas horas, que hacen un total de 41 personas muertas por COVID-19 en el país caribeño.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario