Nuevas aperturas para CABA: deportes y mesas al aire libre

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires próximamente serán permitidas nuevas aperturas que incluyen las prácticas de deportes individuales y las mesas en espacios exteriores, para bares y restaurantes.

Horacio Rodríguez Larreta presentará ante Nación un cronograma para retornar paulatinamente a actividades de bajo riesgo de contagio, acorde a los últimos datos sobre Covid-19 que presentan una situación sanitaria estable, buen margen de camas disponibles en terapia intensiva y un tiempo de duplicación del virus (38 días), acorde a lo que se conoce como «la nueva normalidad».

Es de esperar que el jefe de gobierno porteño logre persuadir al presidente Alberto Fernández y al gobernador bonaerense Axel Kicillof para que los porteños puedan recuperar el derecho a practicar tenis, golf, remo, etc. y a sentarse a la mesa para compartir, medidas de seguridad mediante, un café o una comida a cielo abierto.

Desde el gabinete de Rodríguez Larreta se menciona que la decisión es de carácter político, ya que los datos brindan un escenario de optimismo que no es factible percibir en la provincia de Buenos Aires.

Según Rodríguez Larreta y su ministro de Salud, Fernán Quirós, claramente lo peor ya pasó y se prevé una sustancial disminución de casos «en dos o tres semanas», según asevera una fuente consultada.

Esta decisión traería alivio respecto de reclamos (como se recordará, los tenistas han reclamado frente a la quinta presidencial de Olivos por la apertura de las canchas, atentos a la distancia en la práctica y la enseñanza de este deporte); tanto como de la situación de las colas para el servicio take away (se labraron infracciones a dueños de bares de Recoleta, debido a la cantidad de clientes acumulados). «La gente no da más y eso hay que escucharlo. Es mejor administrar la realidad antes de que te pase por encima», explicó el funcionario del gobierno porteño.

Luego, se avanzará en un nuevo protocolo de seguridad sanitaria en espacios abiertos, por ejemplo demarcando los pisos de veredas de comercios para la debida distancia, los lugares para caminar en las plazas y otros criterios para la reapertura a nivel industrial y comercial.

Tal como es característico del Jefe de Gobierno, transitar en armonía resulta fundamental en su gestión, por lo cual marca el contraste con la provincia, por ejemplo, en CABA se aplica el criterio de «no criminalizar» las «actitudes de la gente», mientras en la provincia cuatro golfistas fueron detenidos por la policía, en el club Hípico de La Plata. «En provincia, cada intendente abre o cierra actividades de según lo que le parece. Y la cuarentena está lejos de cumplirse», susurran off the record en el equipo de gobierno porteño.

«En la ciudad seguimos viendo un escenario de estabilidad. No vemos ningún indicador que justifique volver atrás», afirmó el jefe de gabinete porteño, Felipe Miguel, en declaraciones al diario La Nación.

La estrategia del gobierno de CABA será plantear un diálogo directo entre Rodríguez Larreta y Alberto Fernández, para obtener un acuerdo previo a la reunión con Kicillof, que se desarrollará cerca del fin de esta semana.

«Si la curva sigue alta, vamos a seguir igual, no haremos ninguna locura. Pero si percibimos que hay margen para más aperturas, pondremos cara de póker, abriremos y nos bancaremos las críticas», dijo un funcionario porteño, para concluir la postura de su gestión, que insistirá en la salida de la cuarentena, de a poco pero persistentemente, reafirmaron cerca del jefe de gobierno, convencidos de que «tarde o temprano» habrá discusiones más fuertes en relación a los tiempos de salida de la cuarentena.

Marcela Zadoff
Lic. en Letras Modernas de la Universidad Nacional de Córdoba. Redactora. Editora. Experta en Comunicación Institucional

Deja un comentario