Núñez Carmona: le otorgaron la prisión domiciliaria al amigo de Boudou

El empresario José María Núñez Carmona, socio y amigo del exvicepresidente Amado Boudou, recibió el beneficio de prisión domiciliaria para continuar su detención por la condena en el caso Ciccone en una vivienda de la ciudad de Mar del Plata, de la cual es oriundo.

Fuentes judiciales confirmaron que la decisión fue tomada por el juez federal Daniel Obligado ante el riesgo de que Núñez Carmona contraiga coronavirus en la cárcel de Ezeiza, ya que se trata de un paciente de riesgo y porque en las últimas semanas ingresaron a la unidad internos con el virus.

“En este caso considero que se ha demostrado de qué modo y manera la emergencia sanitaria de pandemia Covid-19, incrementa los riesgos personales del condenado José María Núñez Carmona en relación a su núcleo familiar conviviente, por lo que en este contexto situacional habré de morigerar su encierro, tornando el penitenciario en domiciliario”, sostuvo Obligado como juez del Tribunal Oral Federal 4 en un fallo dictado poco antes de las 23:00 hs. Es el mismo magistrado que en abril pasado le otorgó la domiciliaria a Boudou, también condenado por el caso Ciccone.

La defensa de Núñez Carmona, a cargo del abogado Matías Molinero, pidió el arresto domiciliario luego de que a la unidad 31 de Ezeiza ingresaran once internos, uno de los cuales dio positivo de coronavirus. La defensa planteó que se trata de un preso que comparte lugares comunes del anexo A de la unidad con Núñez Carmona, lo cual aumenta el riesgo de contagio. El fiscal Marcelo Colombo dictaminó a favor de que le sea otorgada la prisión domiciliaria.

El Servicio Penitenciario Federal presentó en la justicia un informe de la situación en el que señaló que a pesar de las medidas de prevención que se toman “el contexto de encierro aumenta considerablemente el riesgo de transmisión del virus, y que en tal sentido el equipo de salud no puede garantizar que las personas alojadas no contraigan Covid-19″.

Por su parte, la Unidad 31 informó que Núñez Carmona es un paciente de “57 años de edad, presenta antecedentes como hipertensión arterial (diagnóstico reciente), enfermedad coronaria (diagnóstico reciente con angioplastia transluminal coronaria y colocación de stent), dislipemia, tabaquismo, gastritis y obesidad. De acuerdo a sus antecedentes pertenece al grupo de personas vulnerables, determinando un mayor riesgo de complicaciones graves en caso de ser afectado por la enfermedad viral que nos ocupa, COVID-19″. También que el 31 de julio se hisoparon a trece internos de esa cárcel de los cuales seis dieron positivo.

Con esos informes, el juez Obligado le dio la prisión domiciliaria. “Debemos considerar que en anteriores oportunidades en que se rechazó el pedido de arresto domiciliario, en lo atinente al fundamento de la perspectiva de contagio de Núñez Carmona, sostuve que se trataba de una hipótesis incierta que no tenía sustento en casos reales de la unidad donde se encuentra detenido, y que, por el contrario, se fundamentaba su encierro carcelario, conforme la correcta atención de sus afecciones de salud en el complejo de detención y los protocolos adoptados por el sistema sanitario del Servicio Penitenciario Federal, sumado esto a que no se avizoraba como una mejor perspectiva para evitar el contagio el otorgamiento de su traslado a un domicilio extramuros”, explicó el magistrado.

Luego sostuvo que “la situación actual es diferente” ya que Núñez Carmona está alojado en “un pabellón donde hay espacios de uso indispensable para los internos que son de uso común: duchas, baños, cocina, comedor, y demás lugares necesarios para la higiene y esparcimiento”.

“Además de considerar que el sujeto que aquí nos ocupa ya estuvo detenido, fue excarcelado, se le revocó tal beneficio y retornó al encierro penitenciario. Hasta el momento, entonces, viene cumpliendo con las pautas procesales que se le han impuesto y también registra Conducta 10, Concepto 5″, agregó el magistrado.

Núñez Carmona cumplirá el arresto domiciliario en la casa de su madre, de 92 años, en Mar del Plata. La mujer dio el consentimiento ante la justicia para recibir a su hijo. El juez Obligado dispuso que el Servicio Penitenciario Federal traslade al empresario a Mar del Plata y que forme parte del “Programa de Asistencia a Personas Bajo Vigilancia Electrónica” del Ministerio de Justicia de la Nación.

El empresario fue condenado en agosto de 2018 a 5 años y 6 meses de prisión por el caso Ciccone. La condena fue confirmada por la Cámara Federal de Casación Penal y ahora se encuentra en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Edgardo Marano

Deja un comentario