Once: Pidieron una condena mayor para De Vido

La Fiscalía y la querella de los familiares de las víctimas de la tragedia ferroviaria de Once, en la cual murieron 52 personas en el año 2012, piden que el exministro de Planificación Federal Julio De Vido sea condenado a una pena mayor que la que recibió hace dos años en el juicio oral. El fiscal de la Cámara Federal de Casación Raúl Pleé solicitó en un escrito que De Vido sea condenado a nueve años, mientras los familiares reclamarán una pena de 10 años.

Las presentaciones son ante la Cámara Federal de Casación Penal que a partir del jueves quedará en condiciones de resolver los planteos, informaron fuentes judiciales. También el de la defensa de De Vido que reclama su absolución del caso, que fue su primer juicio oral.

De Vido fue condenado en octubre de 2018 a cinco años y ocho meses de prisión por administración fraudulenta en perjuicio de la administración y absuelto por el estrago culposo. En el juicio el fiscal Juan García Elorrio y las querellas habían pedido que el exministro sea condenado por los dos delitos. El fiscal solicitó una pena de nueve años de prisión y las querellas de los familiares, a cargo de Leonardo Menghini Rey, y de la Oficina Anticorrupción (OA) de 10 años.

El Tribunal Oral Federal 4 concluyó en el juicio que De Vido fue responsable de la malversación de los fondos públicos que el Estado le otorgó a Trenes de Buenos Aires (TBA) y que la empresa no aplicó al servicio ferroviario. El Ministerio de Planificación no controló el destino del dinero a pesar que informes públicos alertaron sobre el mal funcionamiento de los trenes. Pero los jueces absolvieron al exministro del estrago por las muertes. Entendieron que, en rigor, la responsabilidad del choque fue del maquinista del tren, Marcos Córdoba.

La tragedia de Once ocurrió el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento, a cargo de la empresa TBA, chocó contra la estación de Once. Murieron 52 personas y más de 700 fueron heridas. El caso tuvo dos juicios. En el primero el Tribunal Oral Federal 2 concluyó que el choque ocurrió por el mal estado de funcionamiento del tren ya que no tenía el mantenimiento que requería a pesar de los fondos que el Estado le entregaba y por una actitud negligente del conductor.

Las condenas fueron confirmadas por la Cámara de Casación y en septiembre pasado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que rechazó los argumentos de las defensas respecto a que el único responsable fue el maquinista.

El segundo juicio fue contra De Vido. La Fiscalía y la querella de los familiares apelaron la absolución por el estrago. En sus argumentos sostienen que los delitos están vinculados y que si los fondos hubiesen sido aplicados al funcionamiento del tren, el accidente no hubiese ocurrido. Por lo tanto, De Vido también es responsable de las muertes.

Las apelaciones llegaron a Casación, que es el tribunal que las debe revisar. Para eso se realiza una audiencia pública con las partes que ya fue suspendida en tres oportunidades. Tanto los familiares de las víctimas como la defensa de De Vido – a cargo de los abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro- solicitaban que sea presencial, lo cual no era factible debido a las medidas sanitarias por el coronavirus. Para no demorar una resolución del caso, la querella pidió que los argumentos sean presentados por escrito, lo cual fue aceptado por la defensa.

Hoy el fiscal de Casación Pleé sostuvo la apelación de García Elorrio. Mañana, momento en que vencerá el plazo, lo harán la querella de los familiares y la defensa de De Vido. La defensa pedirá la absolución del exfuncionario. Sostiene que el hecho ocurrió por responsabilidad del maquinista y que nunca se fijó cuál fue el perjuicio económico al Estado por la administración fraudulenta, por lo que técnicamente no hay delito.

La OA no presentará su escrito. Es porque ya renunció a seguir intervenido en el caso tras la decisión del titular del organismo, Félix Crous, de retirarse de las querellas en las causas penales.

Tras las presentaciones, los jueces de la Sala III de Casación, integrada por los magistrados Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Guillermo Yacobucci, quedarán en condiciones de resolver. También deberán hacerlo sobre Gustavo Simeonoff, extitular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN), quien fue absuelto en el juicio.

De Vido estuvo preso desde octubre de 2017 hasta marzo de este año. Fue por los casos de Río Turbio y los «cuadernos de la corrupción». Nunca lo estuvo por la tragedia de Once. Si la Cámara de Casación confirma la condena por este expediente y luego rechaza que el caso llegue a la Corte Suprema de Justicia, la pena quedará en condiciones de ejecutarse y que De Vido cumpla la condena. Por su edad -en diciembre cumplirá 71 años- y por sus enfermedades preexistentes podría ser bajo la modalidad de prisión domiciliaria.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario