Ordenaron excarcelar del padre de la beba que murió en el auto

El juez de Garantías de San Martín Nicolás Schiavo determinó este mediodía la excarcelación de Rodrigo Oses, el padre de Estefanía, la nena que murió asfixiada luego de ser abandonada por varias horas dentro de un auto en la localidad bonaerense de Santos Lugares.

De esa manera, el magistrado, tras una audiencia que se prolongó durante unos 40 minutos, hizo lugar al pedido de la Fiscalía y a tono con la misma, también ordenó una serie de medidas como una caución real y la obligación de Oses, que continuará como imputado, de comparecer cada quince días, además de fijar domicilio.

El jueves pasado, Schiavo convirtió la aprehensión provisoria de Oses en detención formal que fue solicitada por la fiscal Alejandra Aillaud. A su entender, el imputado podía «entorpecer la investigación», haciendo referencia que el acusado podría «inducir a su esposa a falsas declaraciones». Aillaud pidió además estudios psiquiátricos y complementarios para poder determinar las circunstancias en las que ocurrió el olvido de la beba de un año dentro del auto. En su declaración, Oses argumentó que vivía un período fuerte de estrés porque había empezado a trabajar en una empresa nueva.

También dijo que su ansiedad era provocada por «una disputa patrimonial con su familia por una herencia». Por otro lado, declaró que tuvo un accidente cerebrovascular (ACV) mientras practicaba rugby en el club San Martín de la localidad de Villa Raffo.

Qué declaró el padre de la beba que murió asfixiada en el auto

El padre de Catalina, la beba que permaneció dentro de un auto durante nueve horas frente a su casa en Santos Lugares por lo que murió asfixiada, declaró ayer a la tarde en los tribunales de San Martín. El hombre fue detenido para que se lo investigue por la presunta comisión del delito de homicidio culposo.

El hombre de 36 años, declaró en la UFI Nº 1 de San Martín y se sometió a pericias. Durante su testimonio, que se alargó por dos horas, se presentó como víctima de la situación. Para justificar su olvido, afirmó que sufría «un cuadro de estrés», según consignaron fuentes de la causa.

Rodrigo Oses recién había ingresado a trabajar por una empresa de equipo informático y achacó su ansiedad a ese «reciente cambio de trabajo». También dijo que su estrés era provocado por «una disputa patrimonial con su familia por una herencia«.

Por otro lado, declaró que tuvo un accidente cerebrovascular (ACV) mientras practicaba rugby en el club San Martín de la localidad de Villa Raffo. Ante esos datos, los investigadores deberán analizar su historial clínico y estudiar sus antecedentes en el sanatorio FLENI, dondese habría atendido de esa afección. Además, se le van a realizar estudios psiquiátricos y neurológicos complementarios.

Tras su declaración, el detenido fue trasladado nuevamente a la Comisaría 9° de Villa Bosch, donde permanecerá alojado mientras continúa la investigación

Edgardo Marano

Deja un comentario