Parlamentos en el mundo: ¿Cómo actúan ante el coronavirus?

También están aquellos parlamentos en los que tanto las sesiones como las reuniones de comisión se celebran de manera telemática: los debates se realizan por videoconferencia y la votación se efectúa por la vía electrónica remota.

Esta última modalidad pretenden instrumentar en el Congreso argentino el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y la titular del Senado, Cristina Kirchner.

El debut de este sistema, cuyo prototipo fue elaborado por el equipo técnico de la Cámara baja, tendrá lugar el martes próximo, en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que revisará la validez de los 20 decretos de necesidad y urgencia (DNU) que dictó el presidente Alberto Fernández en el último mes.

Sin embargo, la oposición de Juntos por el Cambio hizo saber que prefiere la continuidad de las sesiones presenciales hasta que se reglamente el nuevo sistema virtual.

Distintas modalidades

En el resto de las naciones este debate ya fue superado y los parlamentos celebran sesiones bajo distintas modalidades, ya sea para recibir informes de sus jefes de Estado o para aprobar planes de asistencia a los afectados.

En Estados Unidos, por caso, la Cámara de Representantes aprobó el jueves último un nuevo plan de estímulos por 484.000 millones de dólares, destinado a la asistencia de las pequeñas empresas, hospitales y a la compra de pruebas diagnósticas del virus para su aplicación masiva.

La votación fue presencial, lo que demoró la sesión por varias horas; en efecto, con 435 representantes divididos en pequeños grupos, cada uno emitió su voto, con pausas cada 30 minutos mientras se limpiaba el recinto.

La Asamblea Nacional de Francia -con 577 miembros- y la Cámara de Diputados de Italia -630 integrantes-, optaron por funcionar con un número reducido de legisladores por grupo parlamentario, con derecho a voto por todo el bloque que cada diputado presente representa. En Italia, el 25 de marzo pasado el Parlamento recibió al primer ministro Giuseppe Conte, quien rindió un homenaje a las víctimas de la pandemia, que ya suman casi 26.000. En Francia, en tanto, la Asamblea acaba de aprobar una segunda reforma de su presupuesto en un mes, con un fondo de 20.000 millones de euros para recapitalizar empresas estratégicas con dificultades, en sectores estratégicos , de la aeronáutica a la industria del automóvil.

«No estamos viviendo en la fase final de la pandemia, sino en su comienzo. Tendremos que vivir con este virus durante mucho tiempo», advirtió el jueves pasado, frente al recinto semivacío del Bundestag alemán, la canciller Angela Merkel. A fines del mes pasado, el Parlamento de ese país aprobó el mayor paquete de asistencia desde la Segunda Guerra Mundial, con un volumen total de 750.000 millones de euros, equivalente a casi el 22% del PBI alemán.

Qué pasa en los Parlamentos de América del Sur

En nuestra región, los Parlamentos funcionan de manera dispar. Un informe elaborado por la fundación Directorio Legislativo da cuenta que, desde que estalló la pandemia, al menos cuatro poderes legislativos comenzaron a sesionar en forma virtual (Brasil, Chile, Ecuador y Paraguay), mientras que otros seis (Argentina, Bolivia, Colombia, Honduras, Panamá y Perú) trabajan para adaptarse a las nuevas circunstancias, abocados en modificar sus respectivos reglamentos y en desarrollar plataformas para la deliberación y votación a distancia.

En Chile, ambas cámaras reformaron sus reglamentos para habilitar sesiones telemáticas y el voto electrónico en situaciones de excepción. Así, los legisladores que pueden asistir al Congreso deliberan de manera presencial, mientras que quienes no estén en condiciones de hacerlo participan de manera virtual. En la sesión del martes pasado, cuatro ministros desfilaron por el recinto para rendir cuentas sobre las medidas contra la pandemia que lleva adelante el gobierno de Sebastián Piñera.

El Congreso de Brasil fue uno de los primeros en avanzar, previa modificación de sus reglamentos, en la instrumentación de la modalidad del trabajo remoto. Así, se pueden realizar deliberaciones plenarias virtuales, aunque con temarios previamente acordados por los líderes parlamentarios. Lejos de paralizar su funcionamiento, la Cámara de Diputados, con 24 pedidos de destitución presentados contra el presidente Jair Bolsonaro, debe decidir si acepta iniciar el proceso de impeachment contra el primer mandatario.

Convencido de las bondades de la tecnología, Massa se asesoró sobre el sistema remoto brasileño para aplicarlo en la Cámara de Diputados de nuestro país. Con ese objetivo, la Comisión de Modernización acordó la semana pasada avanzar en un protocolo de sesión virtual. Sin embargo, en la oposición de Juntos por el Cambio cunde la desconfianza y este martes se movilizará al Congreso para reclamar por sesiones presenciales.

Edgardo Marano

Deja un comentario