Patiño y un proyecto para convertir feriados en días “no laborables”

José Luis Patiño, diputado nacional y miembro del Partido Mejorar, presentó un proyecto de ley para que para que los feriados del 17 de agosto, 12 de octubre, 20 de noviembre y 8 de diciembre sean considerados días no laborables.

El proyecto de ley se titula “Conversión de días feriados en días no laborables por lo que resta del año 2020”. El nombre designado se puede interpretar de manera literal: la transformación, en términos excepcionales y sólo por este año, de los feriados nacionales establecidos por la Ley 27.399 de “Establecimiento de Feriados y Fines de Semanas Largos, Feriados Nacionales y Días No Laborales” que le quedan a 2020. La medida atañe a tres feriados trasladables, uno de carácter inamovible y otro destinado a la promoción de la actividad turística: el único que se pretende respetar es la Navidad del 25 de diciembre.

“Hay que buscarle la vuelta para no seguir golpeando al que produce y crea empleo”, señaló Patiño y agregó: “En mi anterior mandato de 18 meses me opuse a los feriados puente con fines turísticos. Ya se habían perdido días de clase y además se perjudicaba a otros sectores”.

Si el proyecto se convierte en ley, quedaría al criterio del empleador solicitar a sus empleados que se presenten a trabajar o darles el día de franco. El diputado asegura que, en el contexto de pandemia actual, “la reapertura gradual de actividades es una buena oportunidad para que muchos comercios, profesionales y pequeñas empresas puedan abrir y producir sin los costos que implica hacerlo durante un feriado obligatorio”.

Patiño explica que “un alivio para las empresas significaría sostener las fuentes de trabajo y la recaudación necesaria para que el Estado funcione en el marco de la pandemia”. El diputado puntualizó: “Ya se perdieron cientos de miles de empleos y si no le quitamos el pie de encima a las empresas esa cifra aumentará».

Patiño describe este cambio como “oportuno, meritorio y conveniente”. En su cuenta de Twitter, el diputado ratificó su posición: “Entiendo que la reapertura gradual de actividades es una buena oportunidad para que muchos comercios, profesionales y pequeñas empresas puedan abrir y producir sin los costos que implica hacerlo durante un feriado obligatorio”. El 13 de septiembre de 2017, la Cámara de Diputados de la Nación votó la Ley de feriados nacionales inamovibles y trasladables, días no laborables y fines de semana largos. Hubo 103 ausencias, ninguna abstención, 153 votos afirmativos y un único voto negativo, el del diputado Patiño. Su fundamento fue que ya se habían perdido demasiados días de clase y la medida, más allá del beneficio del turismo, perjudicaba a otros sectores.

«En la Ley de Contrato de Trabajo en su artículo 176 se establece que ‘en los días no laborables, el trabajo será optativo para el empleador, salvo en bancos, seguros y actividades afines, conforme lo determine la reglamentación. En los feriados del 17 de agosto, 12 de octubre y 20 de noviembre, los trabajadores que presten servicio, percibirán el salario simple. En caso de optar el empleador como día no laborable, el jornal será igualmente abonado al trabajador», consignó. A su vez, el diputado sugiere que el Día de la Virgen del 8 de diciembre opere como día no laborable para los ciudadanos que profesen la religión católica con el mismo alcance que la ley establece en sus artículos 2 y 3, en relación a las festividades judías y musulmanas.

En sus fundamentos, el proyecto de ley plantea que se pueden aplicar medidas alternativas para la concientización y la promoción de la educación en relación a la memoria del General Don José de San Martín, la Diversidad Cultural y la Soberanía Nacional, las razones de los próximos tres feriados. “Con respecto a los días no laborables con fines turísticos, podrán volver a contemplarse a partir del año próximo”, concluyó.

Edgardo Marano

Deja un comentario