Policía Federal allanó a Mauricio Macri

La justicia y la Policía Federal allanaron hoy la quinta “Los Abrojos” del expresidente Mauricio Macri en busca de imágenes del lugar para determinar si el exmandatario violó la cuarentena al reunirse con tres intendentes del PRO después de regresar de Europa.

Fuentes judiciales informaron que por orden del juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, la Delegación San Martín de la Policía Federal allanó el sector de seguridad de la quinta y retiró copia de las imágenes de las cámaras del 10 de septiembre pasado. Ese día Macri recibió en su quinta a los intendentes Martín Yeza, de Pinamar, Francisco Ratto, de San Antonio de Areco, y Ezequiel Galli, de Olavarría. Así lo contó Yeza en un mensaje que publicó en su cuenta de la red social Twiiter.

Hoy junto a @ezequielgalli y @rattofranc estuvimos (al aire libre) con @mauriciomacri. Conversamos sobre el presente de nuestro país y compartimos nuestra preocupación por el futuro”, escribió el intendente de Pinamar.

Con ese tuit, la Secretaria de Seguridad de Malvinas Argentinas presentó una denuncia de oficio para que se investigue si Macri violó la cuarentena. El exmandatario regresó el tres de septiembre de París luego de un viaje de un mes en Europa. Estuvo en Francia y en Suiza. Macri había partido a Europa el 30 de julio pasado junto con su esposa Juliana Awada y la hija de ambos, Antonia, para cumplir con una agenda de actividades vinculadas a su rol como presidente de la Fundación FIFA. Debido a los requisitos sanitarios de Francia para los que llegan países americanos, debió quedarse 14 días en cuarentena en París.

Al regresar a la Argentina, y por la pandemia del coronavirus, el expresidente debió guardar otros 14 días de cuarentena sanitaria. Lo que se investiga es si con esa reunión con los intendentes, Macri violó la norma por no respetar el aislamiento.

La causa está a cargo del fiscal federal Jorge Sica que pidió una serie de medidas de pruebas para avanzar con el caso. Una fue obtener las copias de las cámaras de seguridad de ese día. Cuando se realizó el procedimiento Macri estaba en su casa de la localidad bonaerense de Olivos.

Otra de las pruebas judiciales que pidió el fiscal Sica fue informes a la Dirección Nacional de Migraciones para conocer las fechas de egreso e ingreso de Macri al país y si firmó algún compromiso al regresar a la Argentina.

En la causa se investiga si Macri violó el artículo 205 del Código Penal. “Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”, dice la norma.

Esta es la segunda vez que la quinta Los Abrojos es escenario de una causa judicial. La primera vez fue el 18 de noviembre de 2018 cuando cuatro jóvenes en un auto ingresaron al lugar, gritaron “Macri gato” y luego se retiraron. Fueron seguidos por la custodia del entonces presidente y detenidos en un local de McDonald’s, sobre la ruta 8, que estaba cerca del lugar.

Fue un chiste, no amenazamos a nadie”, dijeron los cuatro cuando fueron indagados en una causa que también tuvo a su cargo el juez Culotta, quien luego de escucharlos ordenó sus excarcelaciones.

El antecedente que sirvió para el allanamiento de la Policía Federal

El expresidente Mauricio Macri, todavía en aislamiento preventivo tras haber regresado de Europa el 4 de septiembre, volvió a tomar contacto directo con la política nacional al recibir la visita de los intendentes de Pinamar y Olavarría el jueves 10 de septiembre.

Los mandatarios municipales de Pinamar, Martín Yeza, de San Antonio de Areco, Francisco Ratto, y de Olavarría, Ezequiel Galli, aclararon que la reunión en la vivienda de Macri fue «al aire libre» en respuesta al distanciamiento obligado que el expresidente debe guardar durante 14 días por venir de las denominadas zonas de riesgo por el coronavirus.

Galli, intendente de Olavarría, dijo por su parte en su cuenta de Twitter que en la reunión «analizamos la difícil situación social y política que atraviesa nuestro país y coincidimos en que Juntos por el Cambio debe volver a ser una alternativa confiable para todos los argentinos«. Agregó que fue «una hermosa charla«.

El fundador del PRO, dijo Martín Yeza, «está preocupado y por lo tanto muy comprometido con Juntos por el cambio y los acontecimientos de nuestro país«. «Los acontecimientos de las últimas horas ratifican la importancia de no aflojar«, agregó.

La reunión ocurrió en un día sensible para el PRO después de que el presidente Alberto Fernández decidiera recortar la coparticipación federal correspondiente al gobierno porteño, bastión del partido. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que recurrirá a la Corte Suprema por la decisión presidencial.

Edgardo Marano

Deja un comentario