Presos políticos: contundente respuesta del Presidente

La polémica en torno a la existencia o no de presos políticos en la Argentina sumó un nuevo capítulo. Esta vez, el propio presidente Alberto Fernández explicó su posición sobre el tema. Algo fastidiado por la cuestión, aseguró: “Me molesta que digan que tengo presos políticos porque no los tengo”.

De acuerdo a su visión, la discusión distorsiona la imagen de la Argentina en el exterior. “Tenemos que ser prudentes porque alguien puede llegar a pensar que nuestro gobierno está deteniendo gente sin causa”, aseguró.

“Hay que decirles a los compañeros que no sean tontos. Lo que quieren es hacernos pelear entre nosotros, dividirnos. Todos sabemos lo que hizo la Justicia y el primero que lo hizo fue Alberto Fernández”, declaró el jefe de Estado.

La tensión sobre el tema resurgió la semana pasada luego de que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, planteara en una entrevista que en el país no hay presos políticos pero sí detenciones arbitrarias. Sus dichos provocaron la reacción del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, y de Milagro Sala, quienes continúan detenidos por diversos delitos presuntamente cometidos durante los gobiernos kirchneristas.

En ese sentido, pidió ser «prudentes» porque «si en el mundo escuchan que hay presos políticos piensan que Alberto Fernández tiene presos por condición política». Según consideró el mandatario, se trata de una «discusión innecesaria» y recordó: «Si hay alguien que cuestionó los procedimientos y detenciones arbitrarias fui yo, desde el 2018 cuando muchos de los que hoy se alarman se callaban».

«La fui a ver a Milagro Sala y le dije que soportaba una detención por su condición política. Le he puesto nombre y apellido a los jueces que han institucionalizado una doctrina muy penosa que permite el encarcelamiento  preventivo desmedido sin sentencia firme. Me he cansado de decirlo, a veces en soledad», insistió.

Edgardo Marano

Deja un comentario