Proponen declarar Personas Non Gratas a los “expertos” asesores del Presidente Pucha

El presidente del Partido Mejorar, Yamil Santoro, inició una petición en change.org para que los autodeclarados “expertos” asesores del “gobierno de científicos” sean reconocidos como lo que verdaderamente son: Personas Non Gratas, que los ciudadanos estamos padeciendo.

La petición puede ser firmada ingresando a http://chng.it/TsGqzp48 a través de @ChangeorgAR desde donde además puede darse curso a otras iniciativas, aunque no sean del agrado de Filomeno Filminas y su troupe.

Destacame ésta

Mientras los legisladores del Frente de Relatores Juan Manuel Valdés y Claudio Ferreño tomaron la iniciativa de declarar “personalidades destacadas de la Ciudad de Buenos Aires” (SIC) a estos asesores, como si hubieran gestionado de manera eficiente y fuesen los héroes de la jornada.

En un nuevo intento de menosCABAr a Horacio Rodríguez Larreta y luego de que el Inquilino de la Rosada se dirigió a la ciudadanía restando valor al mérito, parece que a estos legisladores les está sobrando el tiempo y se disfrazan de batalladores culturales para un nuevo relato de que es el Estado el que te cuida.

A MEJORAR Argentina

En plena infectadura, tanto Yamil Santoro como el equipo legal de la Fundación Apolo, encabezado por el Abogado José Magioncalda y otros colegas pelean sin tregua la batalla cultural en Tribunales para defender los derechos de los ciudadanos de la Opulenta. Allí es precisamente donde se da valor a la palabra mientras el Senado y Diputados dan vergüenza ajena y propia.

A la par, el Vicepresidente de Mejorar, Darío Lopérfido, en sus artículos de cada domingo en Infobae libra la batalla cultural con lógica certera y sin ahorrar adjetivos, siendo parte de las Personas Gratas que acuñaron el término “Infectadura”, para dar en el clavo del aprovechamiento de la pandemia como dictadura apenas disimulada.

Las Personas Non Gratas

Desde marzo hasta hoy las presuntas Personalidades Destacadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el ámbito de la Salud no se cansan de tomar malas decisiones y pifiarle a los datos, mientras el adjunto a dedo ofende a países de toda laya. Mencionamos, por ejemplo, al infectólogo Pedro Cahn, director Científico de la Fundación Huésped desde 1989 y ex-presidente de la Sociedad Internacional de Sida (IAS); Eduardo López, jefe de la división Clínica del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez; la médica cirujana Mirta Roses, embajadora especial de la OMS/OPS para América Latina y el Caribe; Ángela Gentile, infectóloga pediatra, jefa del departamento de Epidemiología del Hospital de Niños o Gabriel Sued, especialista en Medicina Interna y Especialista Universitario en Enfermedades Infecciosas.

Atentos a los fundamentos de los legisladores para otorgarles semejante distinción: “Desde marzo (…) fueron un elemento clave en la decisión del jefe de Estado para extender durante meses el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio”. (Cuac). Dato mata relato, pero siguen a Goebbels en eso de mentir y mentir para que el efecto residual adquiera algo de verosimilitud, a ello apunta la distinción y la ampliación del comité desde agosto, con un surtidito de profesiones como el psiquiatra Santiago Levin, la psicóloga Alicia Stolkiner, el cientista social Juan Piovani y el infectólogo Javier Farina.

Fundamentos infundados

En un contradictorio mensaje que choca de frente con el desprecio por la meritocracia esgrimida por el neopingüino patético, los legisladores que cavan en la grieta entre destacables y detestables aseveraron que “todos y cada uno de los convocados no solo asesoran al Presidente, se trata de profesionales exitosos que no buscan hacerse famosos y que además explican a diario a cuanto medio así lo requiera los avatares de la actual situación”.

El brujito de Gulubú

Luego hacen una crónica donde Ginés es Kaperucita y Guelar no existe, los demás personajes son los soldaditos de Lanata. “El año 2020 nos sorprendió a todos/as los/as argentinos/as con una situación absolutamente inusitada en materia sanitaria; desde fines del año anterior veíamos cómo un virus presumiblemente originado en un mercado de China causaba estragos en ese país tan lejano y poco tiempo transcurrió hasta que pudimos ver idéntica situación en Europa«, relatan.

«La enfermedad comenzaba rápidamente a extenderse a otros países, pero siempre lejanos, y algunos creyeron que aquí nunca llegaría puesto que era un virus respiratorio del tipo Influenza propio de la temporada invernal. Afortunadamente, mientras nos debatíamos en la improvisación, el ejecutivo nacional optó por un método más adecuado: la ciencia y la evidencia. Un grupo de notables infectólogos y epidemiólogos se reunía con el Presidente para analizar y evaluar la situación”, como en la canción de María Elena Walsh, llega el doctorrrrr pero sin la vacuna luna luna lu.

Sumate a la petición

Concluyen el cuentito para tontos, tontas y tontes: “Todas las medidas tomadas no fueron mera improvisación, fueron generadas por un exhaustivo análisis de situación gracias al grupo de expertos convocados para la ocasión. Gracias a estas medidas, y a seis meses del decreto 260, el sistema de salud está resistiendo. Nuestro país se adelantó a la llegada del Virus y -atento a la experiencia en otros países- actuó muy rápido. No cabe duda que hoy, a seis meses de aquel decreto, cuando esperamos estar cerca del tan ansiado ‘pico’, se sigue contando con un sistema de salud fuerte, equipado, capacitado y solidario”. Entonces es cuando Yamil Santoro decide iniciar la petición citada, porque, digamos la verdad, la cuareterna no sirvió, el sistema de salud no ha sido mejorado, los contagios no se aplanaron y el país entero sufre una quiebra como nunca antes había padecido.

Marcela Zadoff
Lic. en Letras Modernas de la Universidad Nacional de Córdoba. Redactora. Editora. Experta en Comunicación Institucional

Deja un comentario