Puerto Madryn: Un juez no va a trabajar… pero sí a pescar

Un juez de Puerto Madryn no va a trabajar desde el 20 de marzo del 2020 cuando se decretó la primera cuarentena por ser “paciente de riesgo” debido a su condición de hipertenso, pero el fin de semana participó de un concurso de pesca lo que provocó una polémica dentro de la justicia de Chubut.

Se trata de Horacio Daniel Yangüela (55) cumplía funciones en la ciudad del Golfo Nuevo hasta que la pandemia obligó a un parate no solo de la justicia sino también en otros estamentos del Estado.

​Pero la justicia de Chubut comenzó a trabajar de manera virtual intentando darle seguimiento a los casos más urgentes. De todas maneras, ni tampoco con la metodología remota Yangûela se reintegró a sus funciones.

Por eso llamó la atención cuando durante el fin de semana, el juez (un amante confeso de la pesca) se presentó en el concurso «20 horas de pesca ‘Don José Alberto Miñones’”.

El concurso, del que participaron cerca de 100 parejas, fue organizado por el Club de Pesca “El Golfo” y el escenario fue Playa Paraná, emblemática de Puerto Madryn para el desarrollo de los concursos de pesca.

​El juez obtuvo el primer puesto del certamen en la categoría «Veteranos» junto a un compañero y además se llevó el premio a la pieza mayor al lograr sacar un pez gallo de 3,665 kilos.

Pero la irritación de la gente de la justicia chubutense tuvo otro motivo para subir la temperatura. Cuando recibieron los premios junto a los demás integrantes del podio, Yangüela lo hizo sin barbijo y sin guardar la distancia.

Quienes estaban en el podio posaron todos amontonados. Si bien hasta el momento ningún integrante del Tribunal Superior de Justicia ni del Consejo de la Magistratura (el órgano encargado de juzgar la conducta de los jueces) se ha expresado al respecto, el hecho causó gran indignación.

​“No es mucho lo que podamos hacer porque su licencia por ser persona de riesgo por la pandemia está absolutamente justificada. Esta es una cuestión más ética y de la conducta que debe guardar un juez ante la opinión pública», le dijo una fuente allegada al Superior (máximo órgano judicial de la provincia) a Clarín.

Para colmo, la justicia de Chubut no viene de pasar buenos momentos aunque no por temas judiciales. La semana pasada el Superior decidió despedir por “ñoqui” a una empleada. Según el organismo la mujer tenía certificado médico en la justicia pero dictaba horas cátedra en Educación.

​“Pasé de ser la mejor a ser un ñoqui”, se defendió la mujer en una entrevista por FM Tiempo. El Sindicato de Judiciales organizó una movilización y amenazó con un paro si no se levanta la sanción.

Edgardo Marano

Deja un comentario