Ricardo Jaime: el propio Gobierno pidió la prisión domiciliaria

El gobierno kirchnerista, al actuar como «amigo del tribunal», pidió a la Justicia que otorgue a Ricardo Jaime el arresto domiciliario por las causas en las que el ex funcionario está condenado a una pena unificada de 10 años de prisión y por las que está siendo sometido a juicio oral.

La presentación la realizó el jueves pasado secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, de quien no se tienen noticias que haya realizado similares presentaciones para otros presos.

Hoy habrá una audiencia virtual donde participarán la defensa de Jaime, la Secretaría de Derechos Humanos, el fiscal Raúl Pleé y los jueces de la Sala III de la Cámara Federal de Casación Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Juan Carlos Gemignani.

Jaime está detenido desde 2016 y anunció una huelga de hambre desde que, hace una semana, el Tribunal Oral Federal 6 le denegó el arresto domiciliario.

Ahora pidió ayuda a la oficina de Pietragalla. Allí presentó un diagnóstico de su médico donde dice que es hipertenso, que es asmático y que tiene broncoespasmos ocasionales.

Desde la aparición del coronavirus hubo una catarata de pedidos de excarcelación de presos por delitos comunes y por corrupción alegando que estaban en riesgo. Algunas libertades o arresto domiciliarios fueron otorgados, como el de Amado Boudou. La Cámara de Casación recomendó otorgar esos beneficios a condenados a penas leves o asuntos que no involucren delitos graves ni la violación de pactos internacionales.

Ricardo Jaime presentó un pedido de arresto domiciliario que los jueces Julio Panelo, José María Martínez Sobrino y Fernando Canero denegaron. Por eso recurrió a la Casación.

El Gobierno dice que el arresto domiciliario de Jaime corresponde según la jurisprudencia y que no otorgarlo implicaría que la Argentina viole pactos internacionales. Incluso recuerda que ya le advirtieron al Estado argentino por un caso similar: el de Milagro Sala.

Y vuelve a reeditar -como ya sucedió en el caso de Boudou- la idea de que la condena de Ricardo Jaime no está firme porque falta el resultado del recurso de queja ante la Corte, cuando la Cámara de Casación, en un fallo plenario, determinó que las penas están en condiciones de ser ejecutadas desde que ese tribunal confirma la sentencia y rechaza el recurso extraordinario, fallo que la Corte consintió.

El escrito del Gobierno trata a Jaime como si estuviera en prisión preventiva y cita fallos contra la Argentina por abuso del tiempo de las personas presas en esta condición.

Los jueces que deberán decidir sobre si corresponde el arresto domiciliario de Jaime son Riggi, Catucci y Gemignani. Justamente Riggi y Catucci votaron en disidencia con las recomendaciones de sus colegas de otorgar prisiones domiciliarias a raíz del coronavirus en los casos de condenas leves.

El repudio de Juntos por el Cambio y familiares de la Tragedia de Once a la prisión domiciliaria de Ricardo Jaime

Desde Juntos por el Cambio rechazaron y repudiaron la solicitud que presentó el Gobierno ante la Cámara Federal de Casación Penal, para que se le conceda la prisión domiciliaria al ex secretario de Transporte del kirchnerismo, Ricardo Jaime, debido a la pandemia de coronavirus.

A través de un comunicado, senadores y diputados de la oposición expresaron “su más enérgico repudio” al pedido que ha realizado la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación para otorgarle la prisión domiciliaria a Jaime. “Consideramos que este beneficio debe exceptuarse sobre quien es uno de los máximos responsables de la muerte de 52 personas en la tragedia de Once”, manifestaron.

Por ello, le solicitaron a la Sala III de la Cámara Federal de Casación, que “antes de expedirse sobre el tema, tenga en cuenta a los familiares y sobrevivientes de la tragedia de Once, provocada precisamente por un sistema de corrupción del que Jaime fue uno de sus máximos representantes”.

El repudio opositor surgió a raíz de un escrito presentado por el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, solicitando la prisión domiciliaria para el ex ministro de Transporte de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, quien se encuentra detenido en la cárcel de Ezeiza. En la petición se expresó que “esta Secretaría de Derechos Humanos de la Nación cuenta con un interés legítimo en que se le otorgue la prisión domiciliaria al Sr. Ricardo Raúl Jaime, toda vez que en caso de que persista su detención intramuros, el Estado argentino podría ser responsable internacionalmente por la violación de las obligaciones asumidas relativas a la libertad de las personas, a su integridad psicofísica, la salud y la prisión humanitaria de las personas privadas de su libertad…”.

En ese sentido, desde el Gobierno sostuvieron que «según los exámenes médicos que se le realizaron al imputado, y el actual contexto de la pandemia del Covid-19, la salud del imputado se encuentra en estado crítico y agravándose constantemente por sus condiciones de detención”.

Sin embargo, para Juntos por el Cambio es una maniobra del Gobierno para lograr la impunidad de ex funcionarios presos por corrupción. “Nos preocupa que, en el marco de la actual emergencia sanitaria y económica, se pretenda utilizar el Servicio de Justicia a favor de la impunidad, debilitando de este modo la credibilidad de las instituciones de la democracia”, apuntó el interbloque en el comunicado.

La carta lleva las firmas de los senadores: Luis Naidenoff, presidente del Bloque UCR y del Interbloque Juntos por el Cambio; Humberto Schiavoni, presidente del Bloque Pro; Martin Lousteau, vicepresidente del Senado y Laura Rodríguez Machado, vicepresidente 2º de la Cámara Alta. Y de los diputados: Mario Negri, presidente del Bloque de la UCR y del Interbloque Juntos por el Cambio; Cristian Ritondo, presidente del Bloque PRO; Maximiliano Ferraro, presidente del Bloque de la Coalición Cívica; Álvaro González, vicepresidente 1º de la Cámara de Diputados y Alfredo Cornejo, vicepresidente 3º de la Cámara Baja.

Ricardo Jaime tiene 65 años. Está condenado en varios casos de corrupción. El primero por robar pruebas en un allanamiento. El segundo por haber admitido cobrar coimas de empresarios a los que debía controlar. El tercero es la Tragedia de Once. En diciembre de 2015 el Tribunal Oral Federal 2 lo condenó por su responsabilidad en el choque del tren del Ferrocarril Sarmiento. Por la acumulación de las tres condenas por corrupción, Jaime deberá estar detenido hasta el 4 de octubre de 2026 ya que su pena a ocho años de prisión por la Tragedia de Once fue confirmada por Casación en octubre de 2018. Podrá acceder a salidas transitorias el 4 de octubre de 2022. Podrá gozar de libertad condicional desde el 4 de febrero de 2024. Y desde el 4 de abril de 2024 podrá acceder al régimen de libertad asistida.

Luego de que se revelara que la secretaría de Derechos Humanos de la Nación pidió por la prisión domiciliaria del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, familiares de víctimas de la Tragedia de Once manifestaron su “más enérgico repudio” a la solicitud oficial que debe analizar la Cámara Federal de Casación Penal. Hubo duras críticas al kirchnerismo por su rol en la investigación cuando sucedieron los hechos y se consideró “ofensivo” que el pedido de beneficiar al ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner haya llegado «desde el mismísimo Poder Ejecutivo”.

«¿Volvieron para ser mejores o para beneficiar delincuentes? Si para cuidarnos del Covid-19 debemos estar todos en casa, para cuidarnos de los corruptos no existe mejor medida y más justa que dejarlos entre rejas, lugar al que llegaron por sus propias acciones. Nos reservamos el derecho de señalar a quienes sean cómplices de este intento verdaderamente repugnante”., dice el comunicado de repudio al pedido que hizo la secretaría de Derechos Humanos de la Nación para que Jaime siga cumpliendo su condena en prisión domiciliaria.

Ricardo Jaime está preso desde abril de 2016 y fue condenado a ocho años defraudación contra la administración pública y descarrilamiento culposo. El 22 de febrero de 2012 perdieron la vida 51 personas, una de las cuales estaba embarazada, y hubo más de 700 heridos.

“Expresamos nuestro más enérgico repudio a la solicitud que ha realizado la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en favor del corrupto recluso y condenado ex secretario de transporte Ricardo Jaime, al peticionar a la Cámara Federal de Casación que se le otorgue la prisión domiciliaria por cuestiones de salud. Tal pedido no es otra cosa que el intento de otorgar un beneficio que no se sostiene en pericias médicas acordes. La situación del corrupto corresponsable de la muerte de 52 inocentes en la masacre de Once, entre otras causas en las que está condenado, está impulsada por el propio reo, quien ha decidido, hace unos días, comenzar una huelga de hambre», sostuvieron en un comunicado.

El documento dirigió su repudio al secretario de Derechos Humanos de la Nación Horacio Pietragalla Corti quien firmó la petición para que Jaime cumpla prisión domiciliaria: “Nos preguntamos en qué momento el Sr. Secretario se preocupó por nuestra integridad psicofísica y nuestra salud, como expresa en uno de sus fundamentos. O en qué momento pensó en ser ‘Amicus Curiae’ de las víctimas. La respuesta se resume en una sola palabra: nunca».

“En 8 años, jamás se interesó por quienes integramos este grupo. Ni como persona, ni como militante, ni como funcionario. El Estado nos debe 52 vidas irrecuperables y las consecuencias de esas pérdidas irreparables”, se advirtió.

En el documento se criticó la actuación del kirchnerismo durante la investigación judicial y el poco contacto que tuvo con el grupo más crítico de los familiares:»Un Estado que como tal nunca asumió su responsabilidad en lo sucedido en febrero de 2012, hoy intercede en favor de uno de los asesinos de escritorio que armaron su poder a la sombra del proyecto que Pietragalla dice defender. Esto constituye un atropello a los fallos judiciales, a la memoria de los muertos y a nuestra lucha».

Según se sostuvo, «es ofensivo que este pedido se genere desde el mismísimo Poder Ejecutivo. Esperamos que los señores Jueces entiendan que atrás de esta maniobra artera no hay otro objetivo que brindar a una persona que ensució cada despacho por donde pasó beneficios que no le corresponden”.

En el comunicado incluyeron una advertencia: “nos reservamos el derecho de señalar a quienes sean cómplices de este intento verdaderamente repugnante”.

Tras las condenas dictadas en diciembre de 2015, la Cámara de Casación Penal modificó los montos de las condenas pero ratificó las acusaciones. Y, tras rechazar el recurso extraordinario, la mayoría de los imputados quedó preso. Entre ellos estaban el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, el dueño de Trenes de Buenos Aires (TBA), Claudio Cirigliano, y el resto de los directivos de la empresa. También estaba en los tribunales Marcos Antonio Córdoba, el maquinista del tren. Ricardo Jaime ya se encontraba detenido por diversas causas de corrupción.

Se reveló este domingo que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación aseguró contar «con un interés legítimo en que se le otorgue la prisión domiciliaria al Sr. Ricardo Raúl Jaime, toda vez que en caso de que persista su detención intramuros, el Estado argentino podría ser responsable internacionalmente por la violación de las obligaciones asumidas relativas a la libertad de las personas, a su integridad psicofísica, la salud y la prisión humanitaria de las personas privadas de su libertad”.

Edgardo Marano

Deja un comentario