Rodrigo Eguillor: su madre, entre Justicia Legítima y Grabois

La larga carrera judicial de Paula Martínez Castro la ubica por estos días como fiscal de Ejecución Penal de Lomas de Zamora, pero su nombre explotó no por temas vinculados a su actividad, sino por la detención de su hijo Rodrigo Eguillor, que a punto de viajar a España fue notificada de una acusación por presunto abuso sexual y contestó con una frase que las redes sociales convertida en tendencia: «Llamen a mi vieja».

Esas palabras generaron enorme repercusión y se destacó la vinculación de Martínez Castro con Justicia Legítima, valiéndole críticas desde el lado oficialista de «la grieta», aunque lo curioso en ese gigantesco mix de halagos y palos fue el llamativo post del dirigente social kirchnerista Juan Grabois, que cuestionó uno de sus fallos de Martínez Castro y no dudó en considerarla parte de la «justicia macrista».

«Paula Castro, fiscal de Lomas, no permite que Emanuel Córdoba (un joven que siendo adicto robó un desodorante) cumpla su condena en la Casa Comunitaria de Vientos de Libertad, pero apaña a su hijo abusador, Rodrigo Eguillor. Justicia macrista: balas al pobre, impunidad al rico», escribió el dirigente de la CTEP en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, en 2012, la vinculación de Martínez Castro con Justicia Legítima quedó en evidencia con su firma en una solicitada que se titulaba puntualmente «Una justicia legítima», reaccionando contra un pronunciamiento de parte de la Corte Suprema pidiéndole a la presidente Cristina Kirchner que respete la independencia del Poder Judicial.

Al margen de redes y otras disquisiciones políticas, en los Tribunales de Lomas de Zamora, los comentarios sobre Martínez Castro se repartieron entre elogios y respeto, aunque admitiendo que su tarea actual «está lejos de las causas resonantes».

Rodrigo Eguillor seguirá preso

El caso de Rodrigo Eguillor, acusado de abuso sexual, tuvo este miércoles un capítulo de pericias psiquiátricas, que concluyeron que el joven «se encuentra ubicado en tiempo y espacio» y, en consecuencia, no será internado. Sin embargo, Eguillor seguirá detenido ya que la Fiscalía interviniente rechazó su pedido de excarcelación, en la causa por «coacción agravada en concurso real con amenazas», derivada de los incidentes que protagonizó cuando fue notificado en Ezeiza que no podía abandonar el país por la acusación de presunto abuso sexual.

Hoy, la fiscal de Esteban Echeverría, Verónica Pérez, según confirmaron fuentes judiciales, le pidió al juez de Garantías Horacio Hryb, que convierta la aprehensión del joven de 24 años en detención, por lo que el magistrado se expedirá al respecto en las próximas horas.

Las pericias psiquiátricas fueron realizadas por médicos del Hospital Santamarina, de Monte Grande y el resultado fue comunicado a la prensa por el doctor Gabriel Ive, quien además refirió que el joven de 24 años se mostró «extremadamente respetuoso, colaborativo y muy verborrágico», durante esas pericias ordenadas por la Justicia.

«No existen criterios para su internación», sostuvo Ive en rueda de prensa, a la vez que sostuvo que el informe ya había sido remitido a la Fiscalía interviniente.

Rodrigo Eguillor fue demorado en el Aeropuerto de Ezeiza cuando se aprestaba a viajar a España, según dijo, a visitar un amigo y a ver la final de la Copa Libertadores. Desde allí fue llevado a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 3 descentralizada de Esteban Echeverría, donde al ser notificado de una causa por abuso sexual habría insultado a la fiscal Verónica Pérez.

«Se le hizo el loco, la trató (a la fiscal Pérez) de mala manera. Ella primero le advirtió y después, como siguió con esa actitud, ordenó detenerlo en la Fiscalía», contó una fuente judicial a la agencia Noticias Argentinas. Fue por ese comportamiento que Eguillor, hijo de la fiscal de Ejecución Penal de Lomas de Zamora Paula Martínez Castro, fue llevado al Hospital Santamarina, de Monte Grande, para ser sometido a pericias psiquiátricas.

La principal denuncia contra Rodrigo Eguillor fue realizada en la Fiscalía Criminal y Correccional porteño 22 a cargo del fiscal Eduardo Cubría por una joven que contó que el pasado 15 de noviembre el chico la obligó a tener sexo con ella, sin preservativo, en un departamento ubicado en la avenida Independencia y Piedras. La situación habría originado una discusión, en el que la joven de 22 años pidió a Eguillor que la deje irse del lugar, pero éste le contestó que tenían que esperar a un amigo para darle la llave.

De acuerdo a la denuncia de lo ocurrido en el departamento de la calle Piedras y a las amigas de la joven denunciante, que relataron el caso por las redes sociales, ella intentó escaparse por el balcón, pero en ese momento el acusado la tomó del cuello y la introdujo en el departamento y la violó. Sin embargo, Eguillor hizo un relato en el que asegura que salvó a la joven de quitarse la vida, ya que se quería tirar por el balcón, luego de tener sexo con él en reiteradas ocasiones.

«La salvé. Ustedes me están acusando de algo y la policía me decía ‘flaco, vos sos un héroe’. La salvé, la saqué del balcón. Si yo no estaba ahí, la mina moría», sostuvo el joven en su descargo a través de un video difundido en Instagram. El relato abunda en una defensa basada en su propia habilidad para conquistar mujeres, mientras que califica a la denunciante como «enferma psiquiátrica» y «gato».

Edgardo Marano

Deja un comentario