Salta: una banda narco de concejales fue condenada con fuertes penas de prisión

Los imputados en una causa que investiga una banda narco en Salta conformada porque ex concejales fueron condenados con penas de entre 9 y 14 años de prisión. La organización operaba en la localidad salteña de Salvador Mazza, en la frontera con Bolivia.

El Tribunal Oral de Salta dispuso la pena de 14 años para José Martín Melgarejo, Sergio Rafael Velarde y Rubén Alfredo Maurín, considerados «coautores y partícipes primarios del delito de transporte de estupefacientes agravado». Por otra parte, para el ex concejal Maurín se dictó la pena de 12 años en calidad de partícipe primario, y para Julio César Vilaseca y Jesús Sebastián Gerónimo, 9 años de prisión como partícipes secundarios del mismo delito.

Uno de los principales líderes de la organización, Mauricio Gerónimo, es el único prófugo de la causa desde que se escapó en 2016 cuando era concejal de Salvador Mazza. En el momento que supo que lo buscaban, el hombre grabó un video desde la clandestinidad en el que aseguró que era inocente y criticó a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. El acusado tiene pedido de captura y sospechan que estaría en Bolivia.

La investigación comenzó en la madrugada del 14 de febrero del 2016, en la localidad chaqueña de Taco Pozo. Las autoridades interceptaron en un control policial a un camión con más de 260 kilos de cocaína. Tras el descubrimiento, se hicieron varios allanamientos y se detuvieron a casi todos los integrantes.

Sin embargo, con el transcurso de la investigación se conoció que el recorrido de la droga comenzaba en Bolivia, con la participación de un poderoso empresario, identificado como Wilson Maldonado Balderrama. Por pedido de la Justicia argentina, el hombre fue detenido en el 2016 en su país acusado de ser uno de los principales proveedores de la cocaína que lleva la marca «W».

La investigación de la Fiscalía Federal N° 1 de Salta, con colaboración de la Fiscalía Federal de Orán y de la Procuna, determinó que Balderrama enviaba los paquetes de cocaína a nuestro país, por medio de avionetas, en los departamentos de Metán y Anta. Luego, la droga era escondida en camiones para ser transportada a Buenos Aires.

Edgardo Marano

Deja un comentario