Salud: asignaron una partida especial para el control de coronavirus

Después del encuentro en Casa Rosada entre Alberto Fernández, miembros del Gabinete y especialistas de la salud, el Frente de Todos anunció una partida presupuestaria extra de 1.700 millones de pesos por el brote de coronavirus.

La encargada de anunciarlo fue la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, quien estuvo acompañada por Mirta Roses, la representante argentina en la OMS y Pedro Cahn, titular de la Fundación Huésped.

“El Presidente anunció una partida presupuestaria extra de $1.700 millones para fortalecer los diagnósticos y el equipamiento, para tener más reactivos y para el fortalecimiento de equipamientos en los hospitales”, expresó Vizzoti.

El reparto de los 1.700 millones de pesos se divide en tres ejes: equipamiento para la respuesta hospitalaria, fortalecimiento de la red diagnóstica (que incluye reactivos para detectar los virus y maquinas para hacer esos diagnósticos en forma descentralizada) y el fortalecimiento de la capacitación y el entrenamiento del equipo de salud.

“La recomendación que se suma a la población es no viajar a áreas de transmisión sostenida del virus (Europa, Estados Unidos, Irán, Japón, China y Corea del Sur) y un trabajo fuerte de aislamiento social para mayores de 65 años”. También pidieron “minimizar el contacto de personas que hayan llegado de viaje”, agregó la funcionaria.

Sobre la posibilidad de suspender eventos masivos, Vizzotti admitió que “está en carpeta” ya sea para espectáculos locales e internacionales pero que se va a determinar a medida que avance la situación: “También vamos a trabajar en herramientas puntuales para que se puedan concretar los aislamientos y evaluar en forma permanente la posibilidad de minimizar el ingreso de ciudadanos que puedan tener más riesgo”.

En esa línea, señaló que si bien se trata de un fenómeno dinámico, por ahora no hay “circulación local” de la enfermedad: todos los casos positivos corresponden a personas que viajaron al extranjero. No obstante, aclaró que “están planeadas medidas para la fase de mitigación, en caso de que empiece a circular”.

“La fase de mitigación es reducción del impacto, es decir de la mortalidad, ya que tenemos una población importante mayor de 65 años”, dijo.

A su turno, Mirta Roses, de la OMS, explicó que la fase de “contención” –en la que se encuentra Argentina– está definida por los casos importados y por los casos conglomerados (es decir, contagios relacionados con los pacientes importados). En cambio, la “circulación comunitaria” es cuando ya no se puede identificar quién contagió a quién, tal como ocurre actualmente en Italia.

Cuando los periodistas preguntaron por qué no se implementan controles de temperatura a los recién llegados, Roses señaló que esas medidas no son efectivas porque los infectados pueden estar en fase de incubación, sin fiebre, y también pueden dar positivo casos febriles que responden a otras enfermedades como gripes comunes. “Recordemos que Italia es uno de los países que más implementaron los controles de temperatura y se propagó igual», agregó.

También destacó que “la recomendación para las escuelas sigue vigente y se está cumpliendo: continuar con el ciclo lectivo y fortalecer las estrategias de información”.

Por otro lado, consultada sobre el cambio de autoridades en el Malbrán, explicó: “El cambio se viene planificando desde hace tiempo, no tiene ninguna relación con esta situación. La directora hoy ha sido parte de la puesta en funciones del nuevo director y va a seguir en funciones en otro rol”.

En cuanto a la estrategia general con la que el Ministerio de Salud aborda el avance de la enfermedad, Vizzotti explicó que están “intentando minimizar los contagios para que no desborde el sistema de salud”.

Y agregó: “En un país federal con subsistemas de salud, la recomendación es que cada subsector trabaje en la experiencia de la epidemia de gripe del 2009. La recomendación es preparar los servicios de salud”.

“El foco es el sistema de salud. La difusión de la información para que la población sepa que ante síntomas como la fiebre y los problemas respiratorios, debe contactar de inmediato con el sistema de salud”, explicó.

Cuarentena obligatoria para viajeros

El presidente Alberto Fernández aseguró que será obligatoria la cuarentena para las personas que viajaron a los países más afectados por el avance del coronavirus. Si bien no dio demasiados detalles, el jefe de Estado adelantó que las personas que incumplan “estarán incurriendo en un delito”. Para ello, afirmó, se trabaja en una norma que se conocería durante este miércoles.

“Yo ayer dije que teníamos que cambiar el tema de la cuarentena y eso se va a resolver hoy. La persona que cumple esa cuarentena de 14 días tiene la obligación de recluirse en soledad en su casa. No es voluntario, no es una recomendación: deberá hacerlo con las consecuencias que eso supone y si no lo cumple, estará incurriendo en un delito, que es poner en riesgo la salud pública”, aseguró Fernández en diálogo con el periodista Mauro Federico en FM Delta.

El mandatario planteó, además, que en los próximos días se evaluarán medidas como “suspender el trato con Italia” y la suspensión o no de los espectáculos públicos para evitar la expansión del coronavirus. “Evaluamos si suspendemos la entrada de personas desde Italia por el coronavirus. Ayer lo discutimos y lo vamos a resolver en los próximos días, así como qué hacemos con los espectáculos públicos”, planteó.

Hasta el momento, la recomendación oficial del Gobierno es «no viajar a Europa, Estados Unidos, Irán, Japón, China y Corea del Sur”, donde hay mayor cantidad de casos de coronavirus. Y, en el caso de hacerlo, cumplir con una cuarentena de 14 días para evitar la propagación del virus. Hasta el momento, en el país se registraron 19 casos de la enfermedad y un paciente fallecido.

El Presidente también respaldó al ministro de Salud, Ginés González García, que reconoció su sorpresa por el avance en el país del COVID-19. “La lógica que imperaba entre los infectólogos era que el virus se destruye con el calor, y Argentina está todavía en verano y entonces lo que todos planteaban es que va a llegar más tarde por el clima de América Latina, y para nuestra sorpresa llegó antes”.

En esta línea, señaló que la primera alerta que tuvo el país con relación al virus estuvo en las bases militares de la Antártida. “Ahí tomamos todos los recaudos en tiempo y forma, tuvimos muchos cuidados, no era de esperar que el problema se desate en una Buenos Aires con 30 grados de calor”, expresó.

Según el código penal (artículo 202), será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas. En tanto, el artículo 203 dispone multas de entre 5 mil a 100 mil pesos cuando la propagación fuera cometida “por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo».

En el caso de que tuviere como resultado enfermedad o muerte “se aplicará prisión de entre seis meses a cinco años”.

Por otro lado, Alberto Fernández se refirió a la polémica por el proyecto del peronismo de Jujuy para liberar a Milagro Sala y señaló que «no es una iniciativa” del Gobierno nacional. El mandatario se refirió a la iniciativa de Guillermo Snopek, integrante de la bancada del Frente de Todos en la Cámara alta y cuñado del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

El mandatario reconoció que mantuvo una charla con Morales. «Me preguntó y le dije que desconocía de qué estaba hablando. Es una cosa que francamente desconozco. Ocurre en otro Poder, no es una iniciativa nuestra”, indicó, y agregó: «Soy muy cuidadoso. Vamos a ver de qué se trata. Por ahora, a esperar. Hay situaciones que a uno le preocupan, pero hay que ser cuidadosos”.

Días atrás, el gobernador radical había manifestado que el Presidente se había mostrado en contra de la iniciativa de Snopek: “Me dijo que no avala la intervención”. El proyecto del senador nacional comenzó a ser tratado en la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta este martes.

En tanto, ratificó que el Ejecutivo tiene previsto mandar «esta semana (al Congreso) las normas de los proyectos de leyes vinculadas a la interrupción voluntaria del embarazo y la ley de los 1000 días”.

Edgardo Marano

Deja un comentario